martes, 18 diciembre 2018, 18:19
Lunes, 14 Marzo 2016 05:00

Crónicas de calle: Almendrones

Escrito por  Yuris Nórido/CubaSí
Valora este artículo
(13 votos)
Crónicas de calle: Almendrones FOTO: DEL AUTOR

Aunque parezcan un medio de transporte obsoleto —por la antigüedad de los automóviles—, todo parece indicar que tendremos «almendrones» para rato. CubaSí recoge algunas historias callejeras…

Parece que subieron los salarios, o los impuestos, o el precio de la gasolina en el mercado informal y no me he enterado. Algo tiene que haber subido para que el pasaje en almendrón desde el Vedado hasta Miramar y viceversa se haya duplicado por decisión unilateral de algunos de los conductores.


Hasta hace poco tiempo lo habitual eran 10 pesos. Ahora, antes de que te montes, te suelen advertir: hasta allá son veinte. Todavía te queda la opción de decirles que no, que esperarás otro carro. Pero como están las cosas, puede ser que tengas que esperarlo por un buen rato.


Las leyes de la oferta y la demanda, dirán algunos. Yo me pregunto: ¿por qué casi siempre son los de la demanda los que se van con la podrida?


***


“Esta es la máquina del amor —dice uno que maneja un Ford del 50, bastante destartalado, entre Alamar y La Habana Vieja—; unos cuantos se han enamorado arriba de este carro. Ni se conocían, se montaron, se miraron, comenzaron a hablar y cuadraron la caja. Ese es mi carro, que tiene lo suyo”.


—¿Y cómo saben que se enamoran? Si cuando se bajan ya no los vuelve a ver —pregunta una que no se cree el cuento.


—Porque se han vuelto a montar unos días después, ya cogidos de mano; hombre con mujer, hombre con hombre, mujer con mujer, porque este carro no tiene prejuicios.


La mujer se le ríe en la cara:


—¡Ese cuento se lo hace a otra!


—¿No me cree? Mire a este muchacho que tiene al lado —me señala sonriente—, comiencen a hablar para que vean…


Yo me ruborizo y miro por la ventana.


***


Una pregunta que pone en jaque a la más elemental lógica (aunque les aseguro que tiene su propia lógica):


¿Por qué una máquina entre la Villa Panamericana y La Habana Vieja cuesta 10 pesos y la misma máquina entre La Habana Vieja y la Villa Panamericana cuesta el doble?


***


“Este carro era de mi padre, que lo heredó de su padre, que a su vez lo heredó de su padre, que lo recibió de regalo de su padre” —cuenta otro chofer. Cinco generaciones han pasado por el dichoso carro, que rueda de puro milagro.


—Por puro milagro no —aclara el chofer, que casi es un adolescente—, gracias a la ingeniería nacional —y suelta una carcajada—; lo único que le queda a esto del original es la carrocería. El motor es de un Fiat, está nuevecito. Este sí que no nos va a dejar botados en medio del túnel.


***


Lo que más se escucha en los almendrones de La Habana es reguetón. (Y una parte del reguetón que se escucha es de pésima calidad y de una vulgaridad que espanta). En segundo lugar se escucha música romántica, algo que resulta un poco más pasable, en dependencia, claro, del intérprete. En tercer lugar, música popular bailable, fundamentalmente timba o salsa latina. Los demás géneros son inusuales en los equipos de audio de los almendrones.


Hace algún tiempo narré en mi blog que un almendrón entre el Vedado y Miramar me sorprendí escuchando una sinfonía de Mozart, para desesperación de una de las pasajeras. Pero hace unas semanas me sorprendió otra joya: ¡Beatriz Márquez cantando Pólvora mojada! Llovía, las gotas perlaban el cristal de la ventanilla, y yo experimenté una extraña y flemática satisfacción.


***


—Mi chino, ¿para dónde tú vas?


—¿Para dónde va usted?


—No sé si llegues ahí…


—Dígame a dónde es y le digo…


—Pero, ¿por qué calle tú coges?


—Voy por Infanta…


—¿Crees que llegues a donde voy yo?


—¡¿A dónde va usted, señora?!


—Espérate, deja preguntarle a este otro, que a lo mejor sí llega…


***


Frase lapidaria de un pasajero, al bajarse de una máquina de alquiler en Línea y Paseo:


“Los almendrones son la mayor suerte y la mayor desgracia del transporte público de este país”.


Todo el mundo comprendió la paradoja.

Visto 8965 veces Modificado por última vez en Jueves, 17 Marzo 2016 08:16

Comentarios  

 
#9 HELEN 27-04-2016 14:38
que me dicen de los bicitaxis, que ya no se sabe que es mas barato entre el almendron y ellos a menor distancia, al menos el almendron te alerta antes de subir, el bici despues que te bajas, y la respuesta es que subieron el impuesto, o sea que el impuesto lo pagan los viajeros o algunos se atreven a decir que el sacrificio se paga, como aquello que el que se monta le regalan el dinero, pero esas actitudes no las para nadie, ¿quien fija los precios? nadie, la oferta, la demanda paga o paga....
 
 
#8 chiqui 15-03-2016 15:03
Bueno juana, por su comentario supongo que usted en un mes gane no se cuanto por que para decir que los precios de los taxis es poco comparado con lo q ellos gastan POR FAVOR cuanto usted cree q ellos ganan en un mes NO, si no en 1 SEMANA
para que diga Q ES POCO, o a usted le pagan muy bien en su trabajo ,o alguien le manda dinero
aaa puede ser que sea taxista
 
 
#7 ALI 15-03-2016 15:01
realmente lo que estamos viviendo es una falta de respeto para la poblacion, yo trabajo en la habana y todo el mundo sabe que a la llamada hora pico entre las 4 y 5 de la tarde es super dificil poder coger un carro, pero ademas la ruta vibora o palma a cambiado de precio ahora todos dicen $15.00 donde quieras que te bajes y entonces ahi es donde pienso, despues de tanto trabajo pa cogerlo y tambien con esos precios mejor me voy en el P13 y me ahorro el dinero, que creen?
 
 
#6 lama 15-03-2016 09:03
la famosa ley de oferta y demanda que acaba con nuestros bolsillos, que todavia por mucho que se nos explique no podemos entender, productos del agro, almendrones y todos los erseteras posibles
ellos son como usted dice la gran suerte y la desgracia de la habana, para mi criterio lo que falta es organizacion, por que no los acaban de hacer una cooperativa como hicieron con los taxis ruteros de 5 pesos, o con los taxis techos blancos
mientras exista el desorden muchos se aprovecharan de la situacion
 
 
#5 Rey 15-03-2016 07:45
#juana, dice usted que los precios son bajos para los gastos que tienen que hacer? Por favor, lea el artículo de Cubadebate sobre los almendrones (cubadebate.cu/.../... para que vea que por lo general las ganancias mensuales de los choferes (no de los propietarios) varían aproximadamente sobre los 300 CUC. Yo le pregunto a usted que qué trabajo en Cuba se paga así, o si lo prefiere mejor, qué taxista en el mundo gana 8 veces lo que un médico, un profesor universitario, un informático, etc? Es un abuso y una falta de respeto los precios que se establecen por parte de los boteros.
 
 
#4 Cl@udi@ 15-03-2016 00:26
Yuris he disfrutado esta serie de crónicas como tantas otras! Gracias por traernos a este real y maravilloso mundo, con esa gracia que tú sabes ponerle a lo que escribes
 
 
#3 LISI 14-03-2016 16:06
No se que decir de esto, pues les contare algo que me viene sucediendo hace rato: yo voy todos los fines de semanas para Reloj Club (Boyeros) y siempre cogía los carros desde el Parque de la Fraternidad hasta allá y me cobraban diez pesos, pero parece que entre ellos conversaron y llegaron a la conclusión que picando el viaje le sacaban el doble, es decir, hasta cerro y boyeros son diez pesos y desde cerro y boyeros hasta reloj club son diez mas, o sea, el viaje ya me sale en veinte pesos. Y me pregunto como se puede evitar esto y siempre llego a la misma conclusión: DE NINGUNA MANERA, tienes que pagar lo que ellos piden para poder llegar a tu destino.
 
 
#2 Arquero 14-03-2016 14:53
¡¡¡Juana el dia que vea un almendrón (que botee) comprando combustible en un Cupet tirele una foto que es un evento histórico!!! Yuri ojala este usted equivocado y (no los pobres vehículos) todo lo que ese servicio arrastra desaparezca. Los buquenques, el abuso con el Pueblo necesitado, el robo.... el mal trato, de eso deberia existir una campaña periodistica continua y energica..
 
 
#1 juana 14-03-2016 08:58
Para los precios exorbitantes que tienen los combustibles y lubricantes en los CUPET aun cuando el precio de estos en el mercado mundial están como nunca por el suelo , además la carencia de piezas de repuesto de todo tipo arrojando a todos al ¨mercado Infórmal¨ o mejor dicho Ilegal pienso el precio aun es poco.
Solución bajar los precios y no continuar con la errónea política de precios altos para evitar exceso de consumo.
Una economía no adelanta ahorrando solo invirtiendo y trabajando pero sin ahogar a los de abajo es posible.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar