miércoles, 26 septiembre 2018, 00:27
Martes, 08 Marzo 2016 06:55

Ser mujer: el arte de sufrir por pesares ajenos

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)

No tengo detalles precisos que aseguren comportamientos similares en todas las féminas del mundo pero apuesto que ese compromiso no es un asunto nuevo ni de esta sola latitud.

 

"En todo momento de mi vida hay una mujer que me lleva de la mano en las tinieblas de una realidad que las mujeres conocen mejor que los hombres y en las cuales se orientan mejor con menos luces".

Gabriel García Márquez


       
Algunas, las más osadas, le llamarán privilegio. Otras, menos optimistas me persuadirán con la palabra castigo para que no siga desentrañando terminologías.

 

Solo una mujer conoce el exacto camino de la manipulación a cambio. A cambio de cariño o de cualquier otra cosa. No es mi propósito denominar qué cosas ahora.

 

Ser mujer no viene con manuales de instrucción, de manera tal que lo aprendes en la medida que lo vas siendo; a prueba de fallos y con el genuino arte de persuadir en uno de los cromosomas X.

 

A nuestra condición, aunque es algo que todavía no experimento se añade el bono extra de ser madre. Se multiplican por mil preocupaciones del tamaño de los hijos, se añaden contratiempos, justificaciones por llegadas tarde; aunque desde los comienzos del mundo la naturaleza dotó a las féminas de permisos universales para llegar tarde.

 

Un hombre no podría explicar los secretos del bolso femenino, donde exactamente todo cabe y nada sobra. Jamás atinaría con precisión dónde están cuando dicen que no piensan en nada ni encontrarían los oscuros rincones donde guardan dolores por momentos inexplicables que se trastocan con el amargo sabor de una lágrima.

 

Ellos jamás entenderían el compromiso, la servidumbre anónima cimentada en los angostos comienzos de la existencia humana porque se es mujer desde que se nace, incluso con el  bono acumulado de cuidar la fiebre primero en las muñecas.

 

No tengo detalles precisos que aseguren comportamientos similares en todas las féminas del mundo pero apuesto que ese compromiso no es un asunto nuevo ni de esta sola latitud.

 

De todas las cuestiones las mujeres dominamos un poco, especializándonos en los menesteres asociados al bien de otros, por encima siempre del beneficio particular. Una mujer es una fiera en defensa de sus cachorros toda vez que se convierte en una lágrima eterna a la hora del sufrimiento, incluso el sufrimiento ajeno.

 

Sin aprenderlo de memoria una mujer conoce secretos vinculados a la seducción, al sentimentalismo. Somos criaturas bipolares, que pasamos del amor al odio, con la facilidad implícita en la tierna confección de un barquito de papel.

 

¡Soy mujer! Grito a viva voz en cualquier tribuna y añado, me enorgullezco de serlo.

Visto 9022 veces Modificado por última vez en Jueves, 17 Marzo 2016 09:20

Comentarios  

 
#8 beba 11-11-2016 12:27
Muy bonito me siento muy feliz de ser mujer, lo que es una lástima que después de tanto sin sabores que la vida nos pone a veces por ser mujer seamos malas entre nosotras mismas, besitos a todas las mujeres
 
 
#7 chicho 10-03-2016 09:52
¡Soy hombre! y me siento reconfortado con esa condición, que me permite disfrutar de la belleza de cada mujer, de sus detalles femeninos, de su delicadeza, su inteligencia intrínseca y su agradable e insustituible compañía ¿Qué sería de nosotros sin ellas?...
 
 
#6 Inye 10-03-2016 09:33
Cuando una mujer tilda a un hombre de machista está bien, pero un hombre no puede llamar feminista el comentario o en este caso un artículo porque se sienten atacadas, lea bien mi comentario, fue una crítica con pétalos de rosa, Mayte usted es una feminista, no niego absolutamente nada de lo expuesto, pero no veo correcto, al menos me educaron así, mostrarnos como víctimas, ni exaltarnos por nosotros mismos, deje eso a los demás, me aprecio de conocer a la mujer, y la idealizo, es perfecta, pero deje que sean los hombres que le digan lo tierna, amorosa y apasionada que es usted, no se lo crea usted misma.
gracias, aunque muy tarde quise responderle.
 
 
#5 YUSIMI 09-03-2016 16:50
soy mujer y es el ser mejor que dios halla creado
 
 
#4 chicho 09-03-2016 12:28
Yo en cambio, agradezco sobremanera haber nacido hombre, para disfrutar de la compañía inigualable de una mujer y deleitarme con su belleza, delicadeza, ternura y todos los dones que dios le dio y los que se han dado ellas mismas a lo largo del camino... Son difíciles de entender, pero para amarlas eso no hace falta...
 
 
#3 Madays 08-03-2016 13:05
¡Soy mujer!
Y le agradezco todos los días a Dios por haberme hecho tan bella y necesaria. Besitos a todas y a todos. Mua
 
 
#2 Mayte 08-03-2016 12:55
Liz, precioso artículo. Felicidades a todas las mujeres. ya apareció uno que calificó tu artìculo de feminista. Ese es uno que no conoce a fondo las mujeres si piensa así, no sabe de lo complicadas y a la vez magnificas que somos las mujeres, que llevamos tantas cosas de la familia, del trabajo, de nuestra propia esencia de mujer, de nuestra realización espiritual, personal, laboral y aùn así somos madres, esposas, hijas, amigas, amantes. Mezcla de ternura y fiereza, de amor y pasión. Felicidades Mujeres!!!!!! sin nosotras no existiría el mundo
 
 
#1 Inye 08-03-2016 09:29
Muy feminista, su articulo, pero se lo perdono, gracias por ser mujer. !!!Felicidades! !!.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar