miércoles, 24 abril 2019, 17:55
Viernes, 04 Marzo 2016 01:20

MIRAR(NOS): Aceptar las dificultades primero

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)

Nadie que yo conozca de buen talante asume las críticas y esto me incluye, por supuesto.

 El amor es la respuesta, pero mientras usted la espera, el sexo le plantea preguntas interesantes.

Woody Allen

 

- Sí, Houston, tenemos un problema.

 

Considerada como una de las cincuenta frases más emblemáticas de la historia del cine, la línea anterior se corresponde con las palabras del astronauta Jack Swigert durante el accidentado viaje del Apolo 13. Recreado luego en la cinta del mismo nombre y basado en la novela Lost Moon escrita por John Lovell, el comandante de la misión espacial, el infortunado periplo en la pantalla grande sí logró su cometido, no únicamente acaparando la atención de la crítica especializada.

 

Después de este fragmento de historia, quisiera justificar el abrupto inicio con algunas palabras relacionadas con la aceptación porque, en general, entiendo que es complicado aceptar cuando se tiene un problema.
 
Nadie que yo conozca de buen talante asume las críticas y esto me incluye, por supuesto. No quiero decir que se desate una furia desmedida cuando alguien me señala, pero en lo más íntimo, en el secreto de mi habitación, me quedo siempre dándole vueltas. Lo hago automáticamente, la mayoría de las ocasiones para encontrar respuestas, pero otras, no pocas, con cierto resentimiento por mis imperfecciones.

 

En los hombres hay un asunto mal tratado durante siglos y siglos. Para ellos puede tratarse de una imperfección, pero hay mucho más respecto al tema.

 

Y estudios recientes dan por sentado que el 75% de los hombres, al menos una vez, ha padecido lo que la ciencia llama eyaculación precoz. Más de la mitad de ellos no acude al médico, ni siquiera lo mencionan, por temor a quedar mal parados en las cuestiones que atañen a la masculinidad.

 

Pocos conocen que siempre que el hombre eyacule antes o después de lo que desea, estamos en presencia de una eyaculación precoz. Puede fluctuar desde antes de la penetración y hasta un momento después de esta, pero lo que más les afecta a ellos es la idea recurrente de dejar a sus parejas insatisfechas.

 

Mientras me preparaba para esta columna, debo admitir que me sorprendí sintiendo algo de compasión hacia los hombres. Los pobrecitos no pueden ocultar cuando, sexualmente, les gusta una mujer. Tampoco pueden fingir en el caso contrario.

 

En una relación sexual normal, la excitación en el hombre aumenta progresivamente hasta cuando, de forma voluntaria, llega al clímax. Si en su caso o el de su pareja no sucede así, es menester asumir de una vez que se trata de un asunto físico, por lo cual resulta inevitable acudir al médico.

 

La ayuda y colaboración de la pareja es esencial también, incluso porque evita los conflictos conyugales que pueden acelerar la disolución de un vínculo sentimental. Algunos sexólogos sugieren que la participación de ambos en el proceso terapéutico garantiza el éxito en el tratamiento.

 

Ahora bien, puesto que este espacio de los viernes está a punto de cumplir (el próximo domingo) su primer añito, me gustaría mucho que sugirieran temáticas para abordar, acordes a los intereses individuales de cada uno.

 

A lo largo de estos 12 meses he pensado aristas de la cotidianeidad, sin obviar planos referidos a lo meramente sexual. He procurado poner por obra sus peticiones. Los siento parte de la construcción de estas crónicas donde salen a relucir mis estados de ánimo, y como la subjetividad siempre está implícita, han ido construyéndose una Liz inevitablemente bastante parecida a mí.

 

Antes de que me aniquile mi editora por la cantidad de líneas requeridas, desde aquí mi más sincero agradecimiento a CubaSí por la oportunidad, pero igualmente a ustedes, los que llegaron en los inicios y también los que se han ido incorporando. Son ustedes la razón de ser de este espejo interior que mantiene vigente su invitación a Mirar(nos).

Visto 1293 veces Modificado por última vez en Viernes, 04 Marzo 2016 15:00

Comentarios  

 
#6 Mayte 07-03-2016 11:42
Hola Liz, felicidades por el 1er año de la sección. El tema que tratas es más común de lo que se publica y además es muy doloroso. Aunque a veces comparamos nuestra vida cotidiana con lo que vemos en las peliculas y ahi... si salimos malparados, jajajaja bueno Liz, podrias tratar temas de infidelidades en la pareja, derecho a tomar decisiones por los miembros de la pareja, amores entre diferentes edades, la manipulación, la violencia contra la mujer en todos sus tipos, tratamiento a las personas de la tercera edad, el amor en la tercera edad, bueno es un sinnumero de temas que existen, asi como aristas de la vida, siempre leo tus artículos con agrado, algunas veces son polémicos, pero siempre son interesantes. Felicidades por eso y Felicidades por el 8 de marzo, para ti y para todas en tu equipo y para todas las foristas. Felicidades !!!!!
 
 
#5 NorTG 04-03-2016 15:29
Liz: FELICIDADES a tu columna por este primer añito, solo desearle muchos muchos años más, yo lamentablemente no soy de las que llegó en los inicios pero afortunadamente me complace haberme incorporado, me encanta la columna, soy fiel seguidora. GRACIAS!!!
 
 
#4 yenny 04-03-2016 12:48
Hola Liz, felicidades por mantenernos a la espera de leerte todos los viernes ya por un año de MIRAR(nos)...
Mis sugerencias pueden ser sobre la comunicación y tratos en la pareja y la aceptación, valoración y respeto de la sociedad ante la homosexualidad. .. mas cualquiera que sea el tema por aqui estaré todos los viernes unos años más...
 
 
#3 chicho 04-03-2016 12:19
Liz, muchas felicidades por el aniversario, tus lectores tenemos un apartado en el corazón para ti. Me gustó este artículo. Es real que este fenómeno indeseado es fuente de traumatismo en las parejas estables y cuando sucede te quieres redimir a toda costa, pudiendo con esto caer en otros problemas. En este caso la experiencia vale mucho. Si tienes un dulce sabroso ante ti y estás hambriento es difícil no desesperarse, pero eso se aprende. Si es congénito, necesita realmente ayuda especializada. Te sugiero, si fuera posible, tratar alguna vez las relaciones amorosas entre personas de diferentes edades.
 
 
#2 r@f@ 04-03-2016 11:16
Exelente comentario lizt pero te pido que no sientas compación por aquellos que estan en esa situación sino solidaridad y hay otro asunto a tratar que nos afecta y es sobre la impotencia, algunas dejan a su pareja en tan difícil situación, dejan todo lo bonito que pueda existir entre ambos por el simple hecho de que "no funciona" y como objeto de desecho se deja a un lado y ya. hay valores que se pierden y es una lástima el perderse "el estar juntos en la buenas y en las malas". ¡Ah! lo olvidaba felicidades lizt por este primer añito.
 
 
#1 myke 04-03-2016 09:49
una vez más quiero agradecer tu (me cuesta tratar a alguien de ud. maxime si se quiere mantener la condición de espacio íntimo) trabajo Liz y felicitarte por el aniversario de este espacio y una vez más sugerir que en la medida de lo posible intentes interactuar con el pequeño debate que casi siempre generan tus crónicas... no temas por lo que leo hay mucha gente buena y lista que t sigue... salu2
PD: creo que es la mejor forma de seguir acercándonos a ti, a tu mundo interior.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar