lunes, 10 diciembre 2018, 06:26
Martes, 01 Marzo 2016 12:32

Ahora o nunca: "Muro" de Trump desata fiebre migratoria en frontera México-EEUU

Escrito por  Reuters
Valora este artículo
(0 votos)

Durante años, la pobreza y la violencia de pandillas han llevado a mexicanos y a centroamericanos a Estados Unidos, pero recientemente han encontrado un nuevo motivo: el discurso anti inmigración del aspirante presidencial republicano Donald Trump.

Desde los barrios marginados de Centroamérica a comunidades de inmigrantes en ciudades estadounidenses, el ascenso de Trump al frente de los republicanos no ha pasado desapercibido y está en parte detrás de un aumento en el número de emigrantes que buscan entrar al país, incluyendo niños que viajan sin tutores.

Testimonios de inmigrantes, coyotes y funcionarios muestran que más emigrantes están ahora tratando de cruzar, en lugar de enfrentarse más tarde a una vigilancia más estricta o a nuevas políticas para frenar la inmigración ilegal si Trump u otro republicano gana las elecciones presidenciales de Estados Unidos el 8 de noviembre.

"Si gana Trump, pues ya todos nos fregamos, y se fregaron todos los latinos", dijo Isaías Franco, un salvadoreño de 46 años, que fue deportado de Estados Unidos a finales del año pasado y ahora está tratando de volver, en un refugio para emigrantes en la fronteriza Ciudad Juárez, en el norte de México, frente a El Paso, Texas.

Datos de la Aduana y de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos mostraron que 150,304 inmigrantes fueron detenidos entre octubre y febrero tratando de cruzar la frontera, un aumento del 24 por ciento frente al mismo lapso del año previo.

Los datos comparables para niños emigrantes "no acompañados" -aquellos que viajan solos- todavía no están disponibles, pero entre octubre y enero 20,455 menores fueron aprehendidos al suroeste de la frontera, un aumento de más del 100 por ciento contra el mismo lapso del año previo.

Las cifras normalmente aumentan a medida que se acerca el verano boreal.

Al igual que otros emigrantes, Franco está consciente de la carrera presidencial estadounidense y de las intenciones de Trump, en las que también coincide el candidato republicano Ted Cruz, de deportar a todos los inmigrantes ilegales en Estados Unidos, estimado en más de 11 millones.

"Se ve en las noticias (...) sí hay temor en el pueblo latino", dijo Franco, añadiendo que una victoria republicana sería el fin de las reformas propuestas para dar a muchos inmigrantes una mayor seguridad jurídica.

Blanca Rivera, encargada del albergue en Ciudad Juárez, dijo que ha notado un reciente aumento en el número de emigrantes y también culpó a la retórica inflamatoria. Ellos piensan "que hay que aprovechar lo más que se pueda", dijo.

AHORA O NUNCA

Trump ha conseguido una fuerte ventaja en la carrera por la nominación republicana, en parte, mediante la adopción de una postura firme sobre la inmigración. El magnate asegura que México está "matando" a Estados Unidos con mano de obra barata y que ha enviado "criminales" y "violadores" al otro lado de su frontera.

Trump también ha prometido construir un enorme muro en la frontera y propuso una prohibición temporal a los musulmanes para entrar al país.

Aunque Trump ha sido el candidato más franco, sus principales rivales también aseguran que el Gobierno debe detener el flujo de inmigrantes ilegales en el país, principalmente de México, El Salvador, Guatemala y Honduras.

Trump, Cruz y el senador de Florida, Marco Rubio, todos aseguran que van a revertir las instrucciones del presidente Barack Obama que tratan de proteger a algunos inmigrantes ilegales de la deportación.

En 2014, decenas de miles de niños inmigrantes que viajan sin miembros de la familia abarrotaron la frontera sur de Estados Unidos, lo que provocó una crisis política. El flujo entonces cayó durante la mayor parte de 2015, pero ha vuelto a resurgir en los últimos meses.

Visto 1014 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar