martes, 25 septiembre 2018, 11:34
Lunes, 22 Febrero 2016 07:32

Bolsillos estrujados tras ir al agromercado

Escrito por  María Elena Balán Sainz/ACN
Valora este artículo
(3 votos)

Ojos azorados al ver los precios que identifican los productos en las tarimas de la mayoría de los agromercados, es una imagen recurrente que se acrecentó a finales de 2015 y que en este año sigue una ruta similar.

Ojos azorados al ver los precios que identifican los productos en las tarimas de la mayoría de los agromercados, es una imagen recurrente que se acrecentó a finales de 2015 y que en este año sigue una ruta similar en muchos lugares, lo cual provoca que el consumidor salga de esos sitios de venta con los bolsillos estrujados y apenas unos kilogramos de viandas, granos y carne.

Para las cenas de despedida del año, las familias gastaron los ahorros y llevaron a la mesa un menú criollo, tradicional, pero en la mayoría de los casos con el tomate de ensalada ausente, dado el astronómico precio de 25 pesos la libra, equivalente a un peso convertible, y muy superior a lo que gana regularmente un trabajador tras un día de labor.

Si partimos de que unos dos tercios de los ingresos familiares se destinan a la alimentación, puede valorarse en su medida cuánto se gasta y qué puede comprarse para el día a día.

Expertos en temas económicos consideran como un aspecto gravitatorio en este asunto que no se produce lo suficiente y la demanda siempre es mayor que la oferta y a pesar de que la agricultura tuvo un moderado crecimiento del 3,1 por ciento en 2015, todavía resulta insuficiente para satisfacer la demanda interna y sustituir las importaciones, cercanas a los 2.000 millones de dólares anualmente.

Se trata de varios eslabones de una cadena, donde se imbrican parámetros como producción, distribución, cambio y consumo, pero si no fluye debidamente –como vemos en la práctica- la soga rompe por el lado más débil: el consumidor.

Los que cultivan los productos argumentan afectaciones por falta de insumos, tales como instrumentos de labor, fertilizantes, pesticidas y también por las lluvias, como fue el caso del tomate cuya cosecha fue limitada y disparó los costes, y ya se avizoran por ese mismo motivo rendimientos inferiores en la papa, un tubérculo de gran demanda en la cocina cubana.

Hay que reconocer que también deben pagar a los propietarios de camiones para que trasladen los productos a mercados concentradores o a los agromercados a un alto precio, bajo el argumento no menos cierto de que el combustible está caro.

En busca de soluciones muchas provincias desarrollan ideas como Artemisa, donde comenzaron a funcionar 13 mercados y 16 puntos para la venta de productos agrícolas con precios oscilantes.

Como parte de las medidas que se aplican en el país para buscar correspondencia entre el costo de producción y el expendio se les exige a campesinos y otras formas de producción que contraten con el Estado al menos el 80 por ciento de los productos estimados de cada cosecha, con lo cual se cierran brechas a los intermediarios que encarecen las ofertas a la población.

Esa regulación comenzó en los Mercados de Comercio aprobados por el Consejo de la Administración Provincial, pero el propósito es ir extendiéndola a todo el sistema, ya sean vendedores estatales o por cuenta propia, lo cual será de beneficio para los clientes que tendrán un producto a menor precio.

Ya en la capital cubana se ven también algunos establecimientos con precios oscilantes y por ejemplo en el agro de la Virgen del Camino el tomate estaba a cuatro y a siete pesos la libra, dependiendo de su calidad que era buena en sentido general.

Pero también hay expendedores por cuenta propia en tarimas y carretillas que fijan precios muy superiores regidos por la oferta y la demanda, tal es el caso del reparto Bahía, en Guanabacoa, donde una libra de carne de cerdo ahumada cuesta 45 pesos. Habrá que ver quiénes están dispuestos a pagar eso.

En sentido general, van buscándose alternativas -aunque deberán alcanzarse mayores producciones- para ofrecer opciones más factibles a la población que podrá invertir lo destinado a la alimentación con más opciones sin terminar con su bolsillo tan maltrecho.

Visto 1577 veces Modificado por última vez en Martes, 23 Febrero 2016 07:05

Comentarios  

 
#12 @S@i 25-02-2016 14:43
PRECIOS........ . LA CUENTA NO DA
 
 
#11 veritat 25-02-2016 13:49
Señores no hablemos más de algo que todos saben, los precios de los productos del agro son impagables.
Los cubanos estamos dejando de adquirir productos que necesitamos para nuestra alimentación; imposible consumir vegetales, frutas, los granos. Si a esto se le suma la falta de proteínas y lácteos podemos decir que nuestra alimentación es pésima.
Yo pregunto, dónde están las soluciones??
Porque todas esas personas que andan con bastones por nuestras calles, con el rostro ajado y lleno de arrugas están falto de nutrientes, vitaminas, minerales, calcio y todo lo que los alimentos proveen a nuestro organismo.
 
 
#10 Zugor Seg. 24-02-2016 10:27
…«Expertos en temas económicos consideran … que no se produce lo suficiente y la demanda siempre es mayor que la oferta y … todavía resulta insuficiente para satisfacer la demanda interna».. ¡Coñ…ncho, pero eso es redescubrir el agua tibia, reinventar el pan con timba, o pretender descubrir de nuevo América!!!
P´a darse cuenta de esto, no hace falta ser “experto en temas económico” (por cierto, ¿dónde y con que compran estos expertos su comida?, ¿les alcanza a ellos?), lo que hace falta es regular los precios (¡que están haciendo millonarios a unos cuantos a costa del pueblo!!!), o recoger y distribuir equitativamente (en eso tenemos enorme experiencia), hasta tanto se produzca lo necesario.
Se trata de romper esos eslabones de la cadena, donde en estos momentos la producción y distribución, ¡NO FLUYE DEBIDAMENTE PARA EL PUEBLO!!!, PERO SI para los intermediarios, que ahora para remachar, se quejan que esta caro esto, que si “pasan trabajo pa lo otro”, ¡PERO NO VEAN COMO VIVEN!!! –como NO VEN en la práctica los que toman decisiones trascendentales al respecto ¿por qué será? ¿de donde le llegaran los alimentos?- e impedir que la soga se rompa como ahora, por el lado más débil: el consumidor, mientras, reitero, se enriquezcan unos pocos a costa de los demás.
Lo que no acaban de meterse en la cabeza estos expertos es que en Cuba se hizo una Revolución, con el pueblo, por el pueblo y para el pueblo (que por cierto, ¿Dónde han vivido hasta ahora? ¿donde se formaron, que no se “percatan” de ello?), que esta “posesión”, “control”, manipulación a su antojo y lucro, de unos pocos de lo que el pueblo necesita ¡Es ley de mercado… CAPITALISTA!!! Solo considerando, diciendo, comentando, señalando. No se arregla el problema.
 
 
#9 ROXANA 23-02-2016 18:00
ES UN ABUSO TODO SOBRE PRECIOS Y EN ESPECIAL SE HABLA DE ALIMENTACION, NO SE GANA PARA COMPRAR NI EL DESAYUNO. ES UNA FALTA DE RESPETO, ADEMAS NO SE GANA EN LA MONEDA Q SE VENDEN EN LAS TIENDAS, PQ NO ME DIRAN Q LA CONVERSION DEBERIA SER AL REVES; LO Q COSTABA 3 CUC COSTAR 3 PESOS CUBANOS Y ASI CREERIAMOS Q LA MONEDA NO ES SOLO PAPEL ........
 
 
#8 DADIDA 23-02-2016 14:30
BLA BLA BLA COBRÉ EL 20 Y SOLO ME QUEDAN 10 PESOS BLA BLA BLA UY EN MN
 
 
#7 santiago 22-02-2016 14:45
En la historia de Cuba siempre el comer a sido lo mas caro y dificil, nunca ha tenido solución a diferencia de otros paises que el comer es lo mas barato
 
 
#6 fran 22-02-2016 12:33
Siempre que sale un articulo es de los precios exorbitantes de los productos en los mercados agropecuarios que estoy super de acuerdo que son abusivos, pero es hora de que la cojan con los precios de los alimentos en las tiendas recaudadoras de divisa pues son de igual altisimos y sales igualmente no solo con los bolsillos estrujados sino con la ropa entera.
 
 
#5 carlosvaradero 22-02-2016 11:59
A mi me sucede igual y mis ojos pareceran azorados tambien cuando veo en las tiendas TRD el precio de mercancia de tan baja calidad a precios desorbitantes.. . pero nadie habla de eso..!
 
 
#4 myke 22-02-2016 11:41
coincido con Ruben64 alguien ya alguna vez me dijo que la microeconomía es un reflejo d la macro es decir el pequeño negociante mira al grande y le copia en nuestro caso al Estado y si este fija un impuesto comercial del 300% y jamás aplica la Ley del valor como le va a exigir al cuentapropista que si lo haga...
lo otro es que un delegado en la asamblea este año dijo preocupado que se habían reunido hace 2 años y estaban alarmados por el precio del tomate justamente a 10 pesos en ese entonces, un año después estaban igualmente alarmados con el precio a 15 pesos y que este año se reunian y estaba a 20 pesos y volverían a aprobar un nuevo paquete de medidas en este sentido, nada que el se cuestionaba lo que se estaba haciendo y yo me sumo a su preocupación y me preocupo también por los que lo están haciendo, necesitamos gente que se le deje trabajar y hacer pero si no tiene resultados necesitamos gente nueva con otras ideas pero improvisar todo el t lo paga el pueblo.... y agrego que la libra de tomates estaba a 20 pesos en la Habana y en las Villas y en Ciego y en Holguín y hasta en un pequeño pueblo del interior cosa también inexplicable.
otro amigo me dijo que compró una manzana en 20 centavos CUC en el mercado, unos 7 pesos y que con eso no podía comprar un buen tomate... el mensaje es bastante elocuente es más barato traes desde Canada una manzana que lleva refrigeración, transportación y hasta mano de obra del 1er mundo que producir en Cuba 1 tomate...¿?
salu2
 
 
#3 YVS 22-02-2016 10:56
El gran problema no esta sólo en las viandas y hortalizas, vamos a mirar tambien los precios de las tiendas recaudadoras de divisas, donde los precios estan por los cielos también.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar