lunes, 12 noviembre 2018, 13:30
Domingo, 31 Enero 2016 07:05

Las relaciones entre Cuba y Francia entran en un nuevo período

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(3 votos)

La relación entre Cuba y Francia entra en un nuevo período, otra época, afirmó Jean-Pierre Bel, enviado personal del Presidente de la República para América Latina y el Caribe.


Es la mejor que ha existido, un nivel de relación excelente que se expresa en una confianza recíproca, en un respeto profundo, expresó durante una entrevista con Prensa Latina.

Remarcó que el viaje del mandatario François Hollande a La Habana en mayo de 2015 fue una señal muy fuerte bien recibida por las autoridades cubanas. La visita del  presidente Raúl Castro a París va a consagrar todos los pasos de avance que hemos alcanzado juntos, enfatizó Bel.

A su juicio, las visitas a ese nivel son necesarias, esenciales y muy importantes porque pueden conferirle impulso al resto, le imprimen sentido a los lazos bilaterales.

Sabemos que Cuba es un país que tiene sus compromisos. Eso lo vimos durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático efectuada en diciembre pasado en esta capital, ya que nuestros amigos cubanos estuvieron muy cerca de nosotros y nos ayudaron mucho para llegar al éxito de dicho evento, subrayó.

En un plan más institucional, significó, se trata de una relación bilateral muy fuerte porque los amigos cubanos han reiterado que Francia es el interlocutor privilegiado en la Unión Europea (UE).

El funcionario recalcó que en el seno de la Unión, Francia ha tratado de cambiar las cosas y de hacer mover la Posición Común que introdujo formas de discriminación y embargo sobre Cuba. Francia siempre ha querido salir de esa situación, recalcó.

Cuando yo era presidente del Senado, realicé en 2013 la primera visita oficial a la mayor de las Antillas de una personalidad gala en 30 años. Posteriormente, las relaciones prosiguieron con el viaje del canciller Laurent Fabius en 2014, de varios ministros y Hollande, añadió.

Al mismo tiempo, insistió, se lleva adelante una relación de confianza. Comenzamos a trabajar en proyectos importantes.

Tenemos empresas que trabajan cada vez más en Cuba. Pienso por supuesto en Pernod Ricard que es ejemplo de una asociación entre una empresa francesa y una cubana, Cuba Ron SA; también en el grupo empresarial del sector petroquímico y energético Total; entre otros, ejemplificó.

Bel destacó que existe cooperación en áreas como la educación, la cultura y el comercio.

Desde el éxito de la negociación con el Club de París sobre la deuda cubana, sabemos que Francia va a tener los medios para verdaderamente participar en grandes proyectos. Por ello, pienso que hay un gran trabajo en lo adelante, acentuó.

En su opinión, para alimentar la relación bilateral hay que proseguir la vía por la que comenzaron. "Son los cubanos quienes deciden su futuro, su destino, su camino".

Les corresponde a ellos ver sobre qué formas y en qué áreas quieren que les acompañemos. Hemos intercambiado sobre proyectos importantes como las redes ferroviarias y el crecimiento verde. También queremos participar en el desarrollo de la Zona Especial del Mariel, apuntó.

Queremos participar en el desarrollo del pueblo cubano de la manera más armoniosa posible, acotó.

El funcionario expresó que el Estado actual de los vínculos entre Cuba y Francia puede contribuir a reforzar los existentes entre América Latina y el Caribe  y Europa.

Cuba tiene una importancia geopolítica que está más de su tamaño en la demografía o la geografía. Es un país que es mirado y escuchado en América Latina, observó.

Para Bel, la posición de Francia con relación a la nación caribeña da más visibilidad a  lo que quiere hacer el gobierno galo en esa región, es decir, tener lazos más estrechos con cada uno de sus países.

Tras la visita del presidente francés a la isla, para nosotros la visita de Raúl Castro es también histórica. Vamos a construir juntos muchas cosas, un futuro para Cuba y también para nosotros. El futuro de Francia pasa también por lo que pasa en América Latina y el Caribe, concluyó.

Visto 811 veces

Comentarios  

 
#1 Francisco Rivero 31-01-2016 11:48
En Paris alegria en el alma del cubano que se aprecia de serlo.
Ver las banderas de Francia y Cuba desde la plaza de la Concordia a lo largo y ancho de la avenida de los Campos Eliseos, hasta la plaza Charles de Gaulle, donde se ubica el conocido Arco del Triunfo.
No muy distante de este emblematico lugar de este distrito 16, existe una pequeña plaza que lleva el nombre de José Marti, ignaurada en el año 1955 del pasado siglo.
Es muy facil de llegar, a solo 20 minutos caminando por la Avenida Kleber que nace en el area circulacion de transito del Arco del Triunfo y termina en la rotonda del Palacio Chaillot, llegando alli se transita delante de este lugar, donde se puede disfrutar de un hermozo visual de la Torre Eiffel, y solo a una decena de metros al frente en el inicio de la Avenida Paul Doumer, haciendo un angulo con la calle Comandante Schloesing donde se encuentra una Biblioteca Publica “Germaine Tillion”.
Esta la plaza “José Marti”, es un breve espacio fisico, tal vez sea como el “Arroyo de la Sierra que complace mas que el mar” en el decir de los versos sencillos del poeta Marti. Para mi el lugar mas cubano de Paris.
Por la siguiente razon, siempre tengo presente la lectura que desde mi infancia escolar tubo en mi la Edad de Oro y esa maravillosa cronica de la “Exposicion Universal de Paris de 1889”.
Pues bien que mejor lugar que estaa plaza parisina con el nombre de Jose Marti para la evocacion del apostol de Cuba. Es en esa area donde se levantaron los pabellones y palacios de la Exposicion de Paris y que a dias de hoy resta como una huella universal testimonial: el Palacio de Chaillot, el Jardin de Trocadero y la Torre Eiffel.
La plaza José Marti, me reconforta y anima por su significado que vincula Francia y Cuba en la amistad sincera de hombres y mujeres a travez de los tiempos.
Un saludo fraterno.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar