lunes, 21 octubre 2019, 06:45
Viernes, 08 Enero 2016 08:19

Pulsos en casa, tackles hacia horizonte olímpico

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)

Hay en cada acción al pie del colchón de los luchadores cubanos una ambición: integrar la escuadra olímpica a Río de Janeiro 2016.


No se trata exclusivamente de observar la majestusidad de los brazos abiertos del Cristo del Corcovado, tampoco de mojar sus pies con las aguas de Copacabana. Sencillamente  hablamos de calzar la trusa tricolor y defender el prestigio de nuestra nación a sangre y fuego.

Tal y como lo hicieron Héctor Milián (Barcelona 1992), Filiberto Azcuy (Atlanta 1996 y Sydney 2000), Yandro Quintana (Atenas 2004), y Mijaín López (Beijing 2008 y Londres 2012). Sobre sus tackles y desbalances ha recaído el honor de eslabonar una cadena dorada ininterrumpida bajo los cinco aros en dos décadas, honor reservado a poquísimas potencias de la disciplina.

De hecho, el librista Reinieri Salas (86 kg), tres veces medallista universal explicó lo difícil que resultó para él conquistar platas consecutivas en las versiones de Budapest 2013 y Tashkent 2014. Por cierto, Salas, o el gimnasta, como se le conoce entre gladiadores, es una de las principales cartas de la escuadra antillana para escalar al podio de premiaciones en suelo carioca, aún cuando todavía no atesore su visado. De hecho, esa condición exclusivamente la exhiben hasta este minuto los grequistas Mijaín López (130 kg) e Ismael Borrero (59) subcampeón y monarca, por ese orden en la última edición de Las Vegas, donde los cinco primeros de cada división se agenciaron su pasaporte en primera clase a tierra de la samba.

Ese constituye el aperitivo de comienzo de año, pues a partir del próximo lunes 10 en la sala polivalente Yayabo de Sancti Spíritus atestiguará batallas cruciales, que en muchos casos constituirán termómetro inicial doméstico para ambicionar en grande. Serán en definitiva 248 los inscritos, a razón de 96 en el estilo greco, otros tantos en la libre masculina, y 56 entre las damas, según informó Manuel Rodríguez, jefe de arbitraje de la Federación Cubana, quien aseguró representatividad por parte de las 15 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud. El principal atractivo lo pondrá todos los miembros de la preselección nacional, dispuestos a refrendar o asumir la titularidad de sus respectivas divisiones.

Rodríguez destacó además la presencia de 30 jueces encargados de dictar justicia en los colchones, como parte de una lid que igualmente desarrollará la reunión nacional de actualización de la comisión técnica y de arbitraje.
Una mirada a los rankings universales de cada estilo coloca a Borrero a la cabeza de los 59 kg en la greco; Mijaín aparece segundo detrás de su sempiterno rival turco Ryza Kayaalp en los 130, y el pinareño Yasmany Lugo (98) está anclado en el puesto 15. En la libre masculina, Yowlys Bonne (57) se sitúa octavo, Liván (74) séptimo, y Salas (86) noveno.

En tanto por las féminas Jacqueline Stornell (58) se coloca en el escaño 19 de un feudo establecido por la mítica japonesa Kaori Icho, Katherine Videaux (63), n stra representante hace cuatro años en la ciudad del Big Ben se ubica novena, y Lisset Hechevarría (75), quien vuelve al ruedo tras ser intervenida quirúrgicamente de un quiste en el menisco de su rodilla derecha, aparece duodécima en una categoría donde la estadounidense Adeline Gray parece un fuerte inexpugnable.

Ese es el panorama de los nuestros, esos que han logrado permanecer en la élite y que de seguro se medirán a los mismos riales que le anteceden en Río.

De vuelta a casa, varios pulsos suscitarán interés supremo. Me gustaría comenzar en ese sentido por los libristas Alejandro Valdés y Franklin Marén: el primero terminó su performance en la Bundesliga alemana con saldo de siete sonrisas y un único revés ante el as universal representando a Italia y de origen cubano, Frank Chamizo; Marén ha elevado su aval competitivo tras incursionar en los Panamericanos de Toronto (plata) y la justa del orbe.

Otro examen de rigor tendrá el bronce mundial Javier Cortina (97), especialmente luego de ceder en Toronto ante el venezolano José Díaz, y luego acá en la Gala de Campeones a manos de su coequipero Abraham Conyedo, épica que de seguro se repetirá en la arena yayabera.  No menos interesantes resultarán los fuegos cruzados entre Reinieri Salas y Yunieski Torreblanca (86),Liván López, Luis Esteban Quintana y Reinier Pérez (74), y Yudennis Alpajón-Andrés Ramos (125). En el caso de Liván, llegará en una condición óptima, luego de proclamarse subcampeón de la Pro Wrestling League de la India con el Haryana Hammers. Su rendimiento individual le mereció cinco sonrisas y un solo fracaso, además de un pleito extra de exhibición una vez concluido el certamen.

Entre clásicos Borrero intentará frenar al local Javier Duménico (59), que contará con el apoyo total de su afición, Gilberto Piquet, Alan Vera y Pablo Shorey sacarán chispas en los 85, retomarán su porfía a “muerte” Miguel Martínez-Alexander Casals (66); mientras las damas tendrán en Yamilka del Valle-Lienna de la Caridad Montero (55) y Lisset Hechevarría-Mabelquis Capote (75), algunos combates bien calientes. De los desenlaces en dichos pleitos y del veredicto de los controles posteriores, dependerá en algunas divisiones la elección de nuestro representante en cada división al Panamericano de la disciplina (26-28 de febrero), y el Preolímpico (6-8 de marzo), ambos en Frisco, Texas, Estados Unidos. Para concursar en el preolímpico es obligatoria la escala previa continental. A propósito del clasificatorio, solo el campeón y el subcampeón por categoría de peso asegurarán su vuelo a la Ciudad Maravillosa.
La legión antillana presente en la capital británica se compuso de 12 gladiadores y sobre los hombros de Mijaín, as por segunda ocasión, y el librista Liván López (bronce en 66 kg entonces), recayó la gloria.

A partir del próximo lunes, en la Yayabo espirituana comenzará a despejarse el camino a Río.

Visto 1639 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar