lunes, 19 noviembre 2018, 06:03
Viernes, 08 Enero 2016 06:00

Cuba: una plaza de moda para los artistas de EE.UU.

Escrito por  Yuris Nórido/CubaSí
Valora este artículo
(9 votos)
El elenco de House of Lies, que pronto llegará a La Habana. El elenco de House of Lies, que pronto llegará a La Habana.

La próxima semana desembocarán en La Habana una importante compañía de danza contemporánea y el equipo de una popular serie de televisión.

Cada vez llegan más creadores estadounidenses… ¡y eso que todavía es necesario solicitar licencias!

 

Si hay un sector en que se ha notado el proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, es el cultural. Claro, esos vínculos nunca estuvieron del todo rotos, pues siempre hubo lazos y mutuas influencias, perfectamente comprensibles, si se toma en cuenta la cercanía geográfica y la historia compartida.


Pero lo cierto es que nunca antes —por lo menos en el último medio siglo— habían desembarcado en la isla tantos artistas estadounidenses de todas las manifestaciones, atraídos quizás por la singularidad del destino, por el nivel y la acogida del público o por pura curiosidad.


Cuba es ahora mismo una plaza de moda para el arte estadounidense (y, generalicemos, para la industria cultural). Compañías de danza y de ballet, músicos, artistas de la plástica, actores y directores de cine y televisión… vienen a mostrar sus creaciones o incluso a crear aquí, aprovechando las particularidades del contexto.


El pasado Festival Jazz Plaza fue una muestra significativa, sobre todo teniendo en cuenta que, junto a los músicos, vinieron también centenares de turistas norteamericanos, amparados (o quizás no) por licencias otorgadas por el Departamento del Tesoro.


Porque, hay que decirlo, todavía viajar a Cuba está prohibido para el ciudadano estadounidense. Es necesario acogerse a algunas de las licencias establecidas, dentro de las cuales está comprendido el viaje por intercambios culturales.


Llegará el momento (tendrá que llegar) en que La Habana sea una plaza importante para el turismo cultural estadounidense (para todo tipo de turismo, se entiende, pero aquí estamos hablando de cultura); mientras tanto, el público y las instituciones acogen calurosamente a los artistas que llegan.


Esta semana, por ejemplo, se conoció que la serie House of Lies, protagonizada por Don Cheadle, será la primera producción televisiva de ficción estadounidense que rodará en Cuba.


La serie grabará en La Habana y los alrededores de la ciudad el último capítulo de su quinta temporada. Próximamente viajará a la isla el elenco y el equipo técnico, para un rodaje que cuenta con la conformidad del Departamento del Tesoro y la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos.


La serie ya ha grabado en otras capitales del mundo, pero para el actor Don Cheadle este «histórico viaje» a Cuba es la «más grande y salvaje aventura» que han vivido. No nos queda claro por qué tendría que ser «salvaje» esa aventura, pero suponemos que ellos tendrán sus razones.


Danza de la buena

 

americanos-01


Pero no solo llegan artistas de la pequeña pantalla. Es más, las visitas de coreógrafos y bailarines de primera línea ya eran habituales antes del restablecimiento de las relaciones entre los dos países.


Por ejemplo, casi todas las grandes estrellas del ballet estadounidense (muchas de las cuales no son estadounidenses y alguna que otra incluso es cubana) ya han bailado en La Habana. Y una de las principales compañías de ese país, el American Ballet Theatre, nos visitó en pleno durante uno de los Festivales de Ballet.


La próxima semana llegará también un elenco de primera línea, esta vez del ámbito de la danza moderna: la Zenon Dance Company, una de las agrupaciones más sólidas del panorama norteamericano, que actuará en el escenario del Teatro Martí.


Se trata de una agrupación radicada en el estado de Minnesota, que cultiva expresiones de la danza contemporáneas en singular relación con el jazz. El repertorio de la compañía está integrado por obras de verdaderos maestros del arte coreográfico y por piezas de artistas emergentes, entre las que se cuenta el coreógrafo cubano Osnel Delgado.


En La Habana presentarán un programa combinado desde el viernes 15 de enero.


Obviamente, no serán los últimos. Muchas compañías han expresado interés por presentarse en Cuba, que es con toda seguridad una de las potencias de la danza en el continente. ¡Serán bienvenidas!

Visto 10131 veces Modificado por última vez en Miércoles, 17 Febrero 2016 08:00

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar