domingo, 18 noviembre 2018, 14:10
Domingo, 03 Enero 2016 07:03

De Grammys y grandes conciertos en la isla de la música

Escrito por  Elizabeth López Corzo/Cubasí
Valora este artículo
(2 votos)
El cubano Chucho Valdés y el chino Lang Lang, dos de los más importantes pianistas del mundo, ofrecieron un sensacional concierto al aire libre en La Habana, acompañados por la Orquesta Sinfónica de Cuba, dirigida por la estadounidense Marin Alsop. El cubano Chucho Valdés y el chino Lang Lang, dos de los más importantes pianistas del mundo, ofrecieron un sensacional concierto al aire libre en La Habana, acompañados por la Orquesta Sinfónica de Cuba, dirigida por la estadounidense Marin Alsop.

2015 ha sido un año de mucho movimiento musical en Cuba y de muy buenas noticias. Esto se ha hecho notar desde los premios, grandes conciertos, visitas de famosos a la Isla…

La isla de la música, así llaman a Cuba por los grandes autores e intérpretes que históricamente han nacido en esta tierra. En todas las épocas nuestra música ha sido una referencia para los melómanos del mundo y, ello- unido al encanto que tiene Cuba y su gente- nos ha colocado en numerosas ocasiones en el epicentro de fenómenos culturales.

 

2015 ha sido un año de mucho movimiento musical en Cuba y de muy buenas noticias. Esto se ha hecho notar desde varios ángulos: premios, grandes conciertos, visitas de famosos a la Isla e importantes acontecimientos de la vida artística nacional…

 

Entre las más atractiva giras nacionales de este año que termina figuró “De Oriente a Occidente”, protagonizada por la popular cantante cubana Diana Fuentes para promover su álbum “Planeta Planetario”. Esta producción, bajo el sello de la Sony, muestra la madurez de esta carismática intérprete, también compositora.

 

La gira inició en febrero y concluyó hace un mes aproximadamente en la Habana.

 

También en febrero los habaneros recibimos el regalo de los rockeros de Dead Daisies, quienes tomaron el Salón Rosado de La Tropical y nos hicieron sentir como si tuviéramos 20 años otra vez.

 

Vísperas del Cubadisco, la feria más importante del país en cuanto a producciones fonográficas, se creó la Academia de las Artes Discográficas de Cuba, que al decir de críticos y músicos, ya venía siendo una deuda para una nación tan prolífera en esta categoría.

 

Esencialmente esa entidad se dedicará al trabajo referente a la creación y producción discográfica nacional y a fortalecer los lazos entre sus expertos en toda Cuba, así como servir de puente fuera de la Isla; ya que el mundo sigue hurgando con curiosidad en nuestro acervo musical y a cada momento surgen oportunidades para nuevos talentos.

 

El Cubadisco estuvo dedicado esta vez a la Música Sinfónica y Coral. De hecho, esta vivió grandes triunfos año: el Coro Entrevoces, dirigido por la Maestra Digna Guerra, hizo una exitosa gira por Estados Unidos y resultaron premiados en el Concurso Internacional Serenade en Washignton.

 

Como decíamos al inicio, 2015 fue un año en el que Cuba- especialmente La Habana- vio desfilar importantes figuras de la música del mundo.

 

Rihanna fue una de las primeras sorpresas. En mayo la visita de la cantante barbadense a la Isla causó furor en las calles. Las imágenes tomadas en esos días así lo mostraron.

 

La famosa, que ha vendido más de 200 millones de copias en todo el mundo y que figura entre los artistas más vendidos de todos los tiempos, protagonizó una sesión de fotos para la prominente maestra del lente Annie Leibovitz en diversos lugares de La Habana.

 

En julio pasado Johnny Ventura fue uno de esos que sucumbió a nuestro encanto, y realmente nosotros también nos rendimos a sus pies.

 

El llamado Caballo Mayor y El Renovador del Merengue nos tenía convencidos con su música desde muchos años atrás, pero su humildad y carisma definitivamente nos cautivaron.

 

Tan a gusto se sintió aquí que, aun cuando ofreció grandes conciertos en el Karl Marx, afirmó no tendrá felicidad plena hasta recorrer toda Cuba con su música.

 

En septiembre el evento Voces Populares, evento presidido por Argelia Fragoso y que cada año cobra mayor relevancia en la vida cultural cubana, nos regaló en septiembre pasado la visita del cantautor uruguayo Jorge Drexler (ganador de un Oscar por la canción “Al otro lado del río” en 2oo4) y el regreso- después de 22 años de la diva peruana Tania Libertad.

 

Tania y Drexler ofrecieron sendos conciertos que con los que hicieron vibrar la ciudad.

 

Por esta fecha varios eventos pusieron en actividad al público habanero. El Festival Les Voix Humaines, que organiza la Oficina del Maestro Leo Brouwer, durante casi un mes, se confirmó como lo que siempre han sido los festivales que llevan las credenciales de este gran músico cubano.

 

Excelencia, virtuosismo y buen gusto pudieran ser algunos de los calificativos de estos encuentros anuales que, han anunciado su desaparición, pero que el público quisiera siempre tener a la mano.

 

Intérpretes, instrumentistas, compositores, grandes todos de la escena musical en el mundo, se dieron cita en La Habana, convocados por Leo Brouwer y una vez más nos convencimos de cuánta buena música hay aún por descubrir y disfrutar.

 

En este sentido octubre fue quizás el mes más musical, pues además de estos eventos, tuvo lugar un súper acontecimiento: el concierto de Lang Lang y Chucho Valdés en la Plaza de La Catedral.


El artista chino, considerado actualmente la gran estrella del piano clásico en el mundo, vino a la isla para tocar con el astro cubano y confesó que interpretar aquí música cubana era todo un desafío, lo cual le apasionaba.

 

El concierto en La Catedral quedará en la Historia, con toda certeza, como uno de los momentos más bellos que ha vivido esa plaza. No faltó ni sobró nada ese día. Los pianos de ambos maestros lo dijeron todo. Formidable, espectacular, bello, conmovedor, sublime… eso y más fue ese encuentro que, ojalá se repita, pues para Lang Lang esta sería la primera de sus visitas a Cuba.

 

Los medios de comunicación por esos días tuvieron lluvia de noticias. Apenas salíamos de un importante suceso para ver aparecer otro. Mick Jagger, el ídolo del rock, aterrizó en La Habana y las redes sociales fueron las emisarias de la novedad que corrió rápidamente de boca en boca.

 

Como si fuera poco, unos días después la cantante norteamericana Katy Perry, una de las figuras más atractivas actualmente del pop, se sumó a la lista de quienes convirtieron a La Habana en algo viral para los famosos, luego del deshielo entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos.

 

Aunque Rihanna ni Katy Perry o Jagger ofrecieron conciertos aquí, el público cubano no descarta que estas “visitas turísticas de reconocimiento” sean el antecedente de futuros y grandes espectáculos de los respectivos artistas.

 

La boricua Olga Tañón sí sacudió Cuba con su música y su buena fe. “Promesa cumplida” fue el nombre que le dio a su concierto junto al malecón de La Habana. Después de unos 10 días compartiendo el calor de los cubanos por varias provincias y de un recital en Santiago de Cuba, la cantante nos entregó toda su energía positiva y aseguró que los artistas internacionales se sentirán más plenos espiritualmente luego de que vengan a cantar a los cubanos.

 

Volviendo a los artistas y agrupaciones del patio, el dúo Gente de Zona afianzó su paso por el mercado internacional. Después de arrasar el año pasado por el mundo con el tema “Bailando” junto al cubano Descemer Bueno y el español Enrique Iglesias, en 2015 ha continuado colaborando junto a prominentes músicos latinos como Marc Anthony en “La Gozadera” y “Traidora”.

 

Y la música tradicional prosiguió con su estela de éxitos. El Septeto Santiaguero, uno de los mejores exponentes del género y con tremenda fama en el mundo, no dejó que el son con sabor a trova de Santiago pasara de moda.

 

En abril salió al mercado su disco “No quiero llanto”- un tributo al legendario dúo Los Compadres- y desde entonces han estado sonando en grande. La prueba indiscutible fue el reciente Latin Grammy que nos regalaron al pueblo de Cuba y a todos los que seguimos soñando con el auténtico sonido cubano.

 

Otro Latin Grammy nos llegó gracias a Silvio Rodríguez junto a Calle 13, por el clip “Ojos color de sol”. Además la Academia otorgó el Premio Honorífico a la excelencia musical a Pablo Milanés, uno de nuestros grandes de la trova y la canción cubanas, inspirador de generaciones de artistas y pueblo en general.

 

Precisamente “No quiero llanto” acaba de ser nominado al Grammy anglosajón. Así que, el 2015 se despide, pero las buenas noticias siguen llegando.

Visto 10520 veces Modificado por última vez en Miércoles, 17 Febrero 2016 08:20

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar