miércoles, 13 noviembre 2019, 11:46
Martes, 29 Diciembre 2015 07:44

Patrimonio cubano en 2015

Escrito por  María del Carmen Vasallo
Valora este artículo
(0 votos)

La salvaguarda y conservación de nuestro patrimonio cultural continuó en el centro de atención de la vida cultural durante este año.

Y en este 2015 especialmente festejamos los 500 años de fundadas de dos de nuestras villas fundacionales: Remedios, en la región central, y Santiago de Cuba, situada en el oriente cubano, y conocida como la más caribeña de nuestras ciudades.

Y como parte de esas festividades, el Carnaval de la ciudad de Santiago de Cuba, el más famoso en la Isla, fue declarado, durante su celebración en julio, como Patrimonio Cultural de la nación. De esta forma se reconoció un legado de tres siglos y medio, en renovación permanente, de una las más auténticas fiestas  populares en la Isla. Como es habitual  participaron congas, comparsas y otras agrupaciones centenarias, entre ellos grupos portadores de la cultura popular.

Y durante este 2015 en la propia ciudad de Santiago de Cuba, siete sitios que conforman el Parque Arqueológico del Patrimonio Cultural y Natural Subacuático Batalla Naval de Santiago de Cuba de 1898, fue declarado Monumento Nacional. Allí yacen los pecios de cinco buques españoles y dos norteamericanos vinculados a la batallas naval del 3 de julio de aquel año, vestigios del fin de la guerra hispano-cubano-norteamericana. Entre estos se halla el crucero Cristóbal Colón, para muchos el barco sumergido de su tipo y su época mejor conservado en el mundo.

Casi al finalizar el año se conocía que las Charangas de Bejucal y todos los bienes que forman parte de esa expresión eran declaradas también Patrimonio Cultural de la Nación.

A unos 30 kilómetros de La Habana se encuentra San Felipe y Santiago de Bejucal, un pueblo con más de 300 años de historia y tradiciones.
Precisamente entre éstas se encuentran sus famosas Charangas, fiestas populares que cada año, en diciembre, colman ese poblado, cuyos pobladores dedican varios meses a la preparación de esta festividad de gran colorido y originalidad. Y de la unión de las congas de dos de los bandos que caracterizan esos festejos nació también, hace más de medio siglo, la agrupación folklórica: Tambores de Bejucal.

En este 2015, como cada año en abril, también fueron entregados el Premio Nacional de Restauración y el de Conservación. El primero recayó en las obras de restauración del Teatro Martí, de la capital cubana, mientras que el de conservación fue para el Museo Provincial Coronel Simón Reyes Hernández, ubicado en la provincia de Ciego de Ávila.

Y a fines de año el arquitecto Doctor Daniel Taboada Espiniella, merecía el Premio Nacional de Patrimonio Cultural por la Obra de toda la Vida. Así se reconocía su brillante e integral trayectoria profesional como arquitecto, profesor y formador de arquitectos y restauradores, por su amplia labor de divulgación en publicaciones
diversas, y como permanente defensor del patrimonio cultural de la nación cubana en diferentes foros en Cuba y en el extranjero.

Entre los museos reabiertos en el año después de intensas labores de restauración estuvo el Emilio Bacardí, situado en la ciudad de Santiago de Cuba. Esa institución es Monumento Nacional. Del mismo modo fue entregado completamente rehabilitado el Museo al Esclavo Rebelde, complejo escultórico ubicado en el antiguo ingenio
Triunvirato, en la provincia de Matanzas.

Y entre los eventos internacionales efectuados durante el año sobresalió, en junio, la décimo quinta edición del Coloquio Internacional dedicado a Ernest Hemigway, Premio Nobel de Literatura. La Habana acogió durante esas jornadas a  investigadores y conocedores de la obra del relevante novelista norteamericano.

Su programa incluyó el tercer encuentro de organizaciones dedicadas a estudiar y salvaguardar el legado de Hemingway en el mundo, además de los habituales debates teóricos sobre la vida y obra del genial escritor, quien residió en la Finca Vigía, hoy convertida en Museo, aquí en La Habana, por más de 20 años. En esta edición, participaron académicos de cinco universidades norteamericanas junto a los de otras latitudes.

Durante el año, diversas fueron las jornadas y encuentros con la historia y el patrimonio organizadas en todas las provincias del país, así como el trabajo hacia la comunidad de los museos y otras instituciones vinculadas a la memoria cultural e histórica de la nación.

Así en 2015, el  Consejo Nacional de Patrimonio Cultural junto a otras instituciones cubanas continuaron en su sostenida labor  de protección del rico patrimonio cultural de la nación, atesorado a la largo de más de cinco siglos y que testimonia el proceso de gestación y consolidación de la identidad nacional y la cubanía.

Visto 1841 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar