lunes, 24 septiembre 2018, 21:49
Jueves, 17 Diciembre 2015 07:35

Hoy cumplo cinco años... Luego de mi segundo nacimiento

Escrito por  Paquita Armas Fonseca/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

Un buen amigo, con un reproche cariñoso, me ha dicho: ¡estás escribiendo demasiado! Quizás tenga razón, pero hoy no puedo dejar de hablar de mi quinto… cumpleaños.

Para R.P.

Un buen amigo, con un reproche cariñoso, me ha dicho: ¡estás escribiendo demasiado! Quizás tenga razón, pero hoy no puedo dejar de hablar de mi quinto… cumpleaños. De ese día no recuerdo nada, la anestesia me mantuvo fuera de conciencia por muchas horas.

El 17 de diciembre del 2010 se cumplían 27 años de la muerte de mi padre. Mis amigos y amigas religiosos invocaron a Babalú Ayé para que me protegiera. En esos días, creció como nunca la deuda de velas que tengo con Natalia Bolívar. Sé que por mí rezaron en varias iglesias, especialmente de Galicia.

Creo que esa inmensa carga positiva influyó en que la operación de mi corazón resultara un éxito, aunque estoy segura de que el mayor aporte lo hicieron las manos del doctor Ángel M. Paredes Cordero, que me sustituyeron la válvula mitral. Tuvo la asistencia del joven doctor Roberto Núñez.

Había llegado dormida al salón de operaciones. En mi caso, el doctor Fausto Rodríguez cuidó como anestesiólogo de todo el proceso quirúrgico, mientras el licenciado Alexei Suárez, perfusionista, me mantuvo viva con el uso de circulación extracorpórea (máquina corazón-pulmón).

Todo eso lo supe después, cuando desperté y sufrí por un tiempo la entubación, momentos que no olvidaré nunca, por la sed y la desesperación que ocasiona ese utilísimo artefacto atravesado en la garganta.

Estaba, por supuesto, en la sala de cuidados intensivos, y allí disfruté del cuidado de enfermeras y enfermeros, la atención de los médicos. Recuerdo al doctor Axel Cruz, que me comentó que un paciente le había descrito lo que era una operación de este tipo: «Me pasó un tren por arriba», le habían dicho a este profesional, que con toda solicitud nos atendió durante toda la noche y ayudó con sus consejos a que doliera menos extraer los tubitos del drenaje.

En una entrevista que le hice, Paredes me dijo: «El éxito de una operación de corazón depende de muchos factores, desde la selección del paciente, su estado clínico, las enfermedades asociadas, la realización de una operación técnicamente correcta, la conducción transoperatoria, la reanimación y su recuperación. En todo el proceso interviene un número importante de profesionales».

Y por eso estas líneas: para todos los que ese día y desde antes (médicos, enfermeras, radiólogos, laboratoristas) me han hecho creer en un doble nacimiento. Esos profesionales no ganan ni por asomo lo que cobrarían en cualquier otro país y están aquí, regalándoles segundas vidas a hombres y mujeres que pusieron su corazón en manos de quienes pueden restablecer el trabajo de ese singular músculo. Esos son mis médicos, pero ¡cuántos más hay en Cuba de otras especialidades que merecen una línea publicada! Gracias por los años obsequiados a miles de personas, y no solo en Cuba.

Visto 2853 veces

Comentarios  

 
#12 gladys regina 18-12-2015 20:23
Yo felicito a Paquita por su quinto cumple y por haber contribuido a su restablecimient o,del cual,una parte imprescindible es el personal medico y paramedico pero si el paciente no coopera en ese empeño,segurame nte no llega ni al primer añito de vida.
En este momento tambien estoy haciendo mi esfuerzo por no tener que llegar a cirugia cardiovascular alguna,ya me descubrieron una calcificacion en una de las coronarias y,medico al fin:soy cobarde asi que me propuse no solo comer sano,sino dejar el deporte televisivo y empezar a practicarlo en vivo y en directo,disminu ir el estres,etc etc y un largo etc para eliminar los factores que puedan causar en un futuro lejano o no,una cardiopatia mas grave.
De todas formas,mediante este comentario quiero dar fe del buen trabajo y buen trato que he recibido en el Instituto de Cirugia Cardiovascular, desde el custodio hasta todas las personas;recepc ionistas,secret arias,enfermera s,tecnicos y medicos con quienes he tenido que compartir.En especial al Dr Anibal,quien no solo ejerce su profesion alli,tambien es un ejemplo de etica,humanismo y profesionalidad en nuestro barrio.Gracias a todos!!!
 
 
#11 canela 18-12-2015 14:37
Así es Gracias a Dios y a los médicos cubanos, en un año yo también me he sometido a 3 operaciones, me sumo a su felicitación para esos médicos, enfermeras, personal médico que cada día está en nuestros hospitales salvando vidas, sin importar lo que ganan a cambio, pero con un amor inmenso hacia el prójimo. Agradezco al equipo médico y para médico del Hospital Militar de Santiago de Cuba.
 
 
#10 Nelson Grasso 18-12-2015 12:34
Así es, gracias a el único Dios verdadero y todopoderoso, Paquita se salvó (Isaías 45:18; Juan 17:3) Ese Dios verdadero MPT, se llama JEHOVÁ, el Dios del que habla la Biblia, y es el único que tiene el medio para enderezar los asuntos del planeta (incluído las enfermedades)"P orque todos los dioses de los pueblos son dioses que nada valen. En cuanto a Jehová, él hizo los cielos."(1 Crónicas 16:26).
 
 
#9 Soy QVA 17-12-2015 17:36
Por eso yo soy cubano, y me muero siendo cubano
 
 
#8 Roxana 17-12-2015 13:47
Yo también estoy operada a corazón abierto y coincido plenamente contigo en esas felicitaciones tan merecidas a todos los médicos que te asistieron, así como el personal en general y demás profesionales que cada día nos brindan una nueva esperanza de vida, Gracias a todos ellos y a tí por regalarnos tus escritos.
 
 
#7 MPT 17-12-2015 13:28
Paquita muy lindo este escrito, usted como siempre que de forma muy sencilla hace que el mensaje de lo escrito sea especial. Me sumo a su felicitación para esos médicos, enfermeras, personal médico que cada día está en nuestros hospitales salvando vidas, sin importar lo que ganan a cambio, pero con un amor inmenso hacia el prójimo. Me gustaría decirle que aunque usted no lo mencionó el agradecimiento especial debe ser para Dios, pues nuestras vidas están en sus mano y si hoy usted está viva es porque El le dió una segunda oportunidad, los médicos son instrumento especial que Dios utiliza para darnos segundas oportunidades, por eso com el mayor respeto que usted se merece le digo tomese unos minutos, cierre sus ojos o mire hacia el cielo y dele gracias, no a Babalú Ayé pues ese no es el nombre del Dios del que yo le hablo, yo le hablo del Dios que le dío una nueva oportunidad para vivir, aproveche esa oportunidad para darle gracias a EL.Paquita usted es muy especial para Dios, fijese si la ama de verdad que le dío una segunda oportunidad. Que Dios la continue bendiciendo.
 
 
#6 Minerva 17-12-2015 12:36
Feliz cumpleaños y que cumplas muchos más, te felicito por publicar este artículo, pues Cuba cuenta con grandes profesionales con una preparación envidiable, todo esto gracias a la revolución cubana.
 
 
#5 Alina de Paula 17-12-2015 12:21
Felicidades dobles (por su nuevo cumple y por este artículo), Felicidades también por supuesto al equipo que la operó en especial a "Tetico", esta lectura me emocionó de verdad y se que también a él.!!!!!
¡¡¡Somos muchos los que los queremos a el y su familia por toda su entrega!!!!
Coincido también con que la medicina en Cuba como dice el artículo está llena de grandes seres humanos que merecen muchísimo más.... pero ahí están para brindarnos mucha salud a pesar de lo pesares..........
Buena salud y suerte les deseamos todos...
 
 
#4 chloe 17-12-2015 11:55
Lindo comentario de agradecimiento, a ellos gracias por darnos el derecho de seguir disfrutando de tus artìculos periodisticos
 
 
#3 cary 17-12-2015 11:29
Gracias a Dios que le dio sabiduria a esos medicos y a ese personal y obro de manera perfecta para que todo haya sido un exito
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar