miércoles, 20 junio 2018, 21:18
Lunes, 14 Diciembre 2015 06:32

En defensa de la telenovela nacional

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí
Valora este artículo
(22 votos)
Una escena de Latidos compartidos... Una escena de Latidos compartidos...

Latidos compartidos demostró lo que parecería obvio: en Cuba se puede hacer una telenovela con una factura más que digna. Una razón más para defender la producción nacional de dramatizados…

Algunas personas creen que si no hay recursos para hacer telenovelas, lo mejor será que hagamos como la mayoría de los países del continente: consumir telenovelas extranjeras.


No estamos de acuerdo. Debemos seguir honrando nuestra larga tradición. Somos pioneros en la producción de telenovelas, de teleseries y no cabe la menor duda: tenemos la capacidad para seguir produciéndolas.


Latidos compartidos, la telenovela nacional de turno, ha demostrado lo que parecería obvio: en Cuba se puede hacer una telenovela con una factura más que digna.  


Hay dos circunstancias que no pueden perderse de vista: la primera es que el televidente necesita una recreación inmediata de sus realidades, de su contexto, de su día a día, de su cultura y su identidad.


Eso, obviamente, solo lo puede hacer una telenovela hecha en Cuba.


La segunda, y no menos importante: hay un grupo de valores, una visión desprejuiciada y ajena a los estereotipos del mercado que solo pueden ser defendidos desde un esquema que priorice el arte sobre altibajos meramente comerciales.


Ese es, ese se supone que sea, nuestro esquema.


Claro, eso no significa que se puedan desconocer las necesidades, los gustos, las demandas del público.


Y ahí está uno de los retos de la producción de dramatizados en Cuba: hay que afinar los mecanismos para la retroalimentación, que tienen que estar sustentados por respuestas concretas de los productores. O sea: si una historia no funciona, hay que intentar buscar alternativas, reorientarla. En última instancia, cancelarla.


La mala noticia es que el sistema de producción actual no permite rectificar el tiro, si la telenovela es mala, hay que transmitirla hasta el final. Ha pasado más de una vez.


Quizás el camino sea hacer un trabajo mucho más concienzudo en la investigación previa, en encuestas con grupos representativos del público, de manera que entren en producción historias que han demostrado potencial.


Otros se preguntan por qué no hay más guiones interesantes. ¿Es que no hay guionistas? Claro que los hay. Lo que se dificulta, muchas veces, es la manera en que las propuestas de esos guionistas llegan al sistema de producción.


Puede pasar mucho tiempo para que se apruebe un proyecto, porque hay demasiadas instancias decisoras en el proceso.


Cuestión de valores y recursos


Es básico el rol que pueden desempeñar los dramatizados en la promoción de valores y su participación en el debate sobre aspectos medulares de la realidad.


Pero ojo, los dramatizados, las telenovelas, tienen su propio ámbito.


Algunos les piden a las telenovelas cubanas lo que en buena lid deberían pedirles a los espacios informativos, al periodismo nacional. Y está claro, hay que promover valores, hay que orientar… pero para hacer todo eso primero hay que entretener.


Hay evidentes problemas en la producción, faltan muchos recursos. Pero también es evidente que falta vuelo y contundencia en muchas de las historias que se proponen.


Y la factura de las series y telenovelas a veces deja mucho que desear, y no precisamente por problemas de recursos, sino por descuido, chapucerías, falta de profesionalidad.


Una mala edición no puede achacarse a falta de dinero, una deficiente dirección de actores, tampoco; una ambientación disfuncional, un diseño de presentación de escaso gusto, una historia mal contada…


La televisión tiene que hacer cumplir los estándares de calidad, que deberían estar perfectamente establecidos.


Está claro que hay mucho bodrio entre las producciones importadas, aunque hay que reconocer que la Televisión Cubana trata de transmitir siempre telenovelas extranjeras con valores. Pero los críticos y los televidentes tienen todo el derecho a reclamar más calidad a nuestras producciones.


No tenemos que resignarnos a medianías si está demostrado que podemos hacer dramatizados más que dignos.

Visto 11926 veces Modificado por última vez en Sábado, 19 Diciembre 2015 09:50

Son los primeros latidos de la criatura que empieza a tomar forma ante nuestros ojos, en la pantalla del televisor cada martes, jueves y sábado.

Comentarios  

 
#24 Merlyn 28-01-2016 11:56
A mi me gusta mucho la telenovela también pienzo que carece de muchas cosas y es verdad que aquí en Cuba hay actores buenísimos pero también le tenemos que dar la oportunidad a las nuevas generaciones a mi me encanta la actuación del hijo de Omaida Mauricio para ser tan joven lo hace genial y me parece que de eso se trata yo felicito al director de la novela y lo incito a que la nueva telenovela sea mucho mejor que esta felicidades.
 
 
#23 Letty 16-12-2015 16:00
LA ANTERIOR ME HIZO VOLVER A VER LA TELENOVELA CUBANA, QUE DECEPCIÓN CON ESTA, VOLVIMOS ATRÁS, NO HE LOGRADO VER UN CAPITULO COMPLETO, EMPECÉ A VERLA Y LA VERDAD NO LO LOGRO, MI OPINIÓN: ES PÉSIMA EN TODO.
 
 
#22 layda 16-12-2015 15:28
es una novela con temas actuales y cotidianos lo que como todo con sus fisuras pero bueno me gusta
 
 
#21 Daniel Naite Plasenc 15-12-2015 14:21
Es fácil de entender NorTG, seguimos llevándonos por las farándulas mediocres, pienso que la tecnología no es impedimento para lograr un producto de buena calidad, los guiones y las actuaciones siguen siendo pésimos, para los que dicen lo contrario no los culpo por su manera de ver las cosas pero… el honor es a quien honor merece si saltamos en el tiempo años atrás veamos teatro de televisión (Programa Contra el Olvido con Raquel Mayedo) capítulos de alguna novela o dramatizados podemos observar la calidad en las actuaciones en los temas los guiones etc. Y no contábamos ni con la mitad de las posibilidades tecnológicas que tenemos hoy…
 
 
#20 Alex Green 15-12-2015 14:01
Para mi ha sido una total decepcion si bien al inicio la elogie en este mismo portal hoy me doy cuenta que aun era temprano para juzgar. El guion esta en exceso monotono, no pasa nada de nada, la historia principal, el supuesto amor entre el medico y la abogada no tiene base ninguna, la actuacion de ella es patetica, hace muy mal el papel de deprimida y honestamente no creo que un hombre se pueda enamorar de una mujer asi, demasiado forzado a mi entender. Los demas actores son bastante buenos en especial los jovenes y los niños casi siempre despreocupados en que logren buenas escenas aquí puedo decir que fue la excepcion. Se agradece mucho que en esta ocasión no hallan abusado de la filmacion en estudios que es de lo peor por lo falso que se hace ver todo. En conclusion es un producto que si bien tiene puntos positivos en comparacion con sus precedentes todavia deja ver lo lejos que aun estan de volver a realizar las excelentes novelas que en años de puro ‘’periodo especial’’ se producian, espero que algun dia pueda decir lo contrario.
 
 
#19 NorTG 15-12-2015 13:07
Algo positivo que me falto agregar a mi comentario, en mi humilde e inexperta opinión, me encanta la presentación de la novela, sencilla pero que evoca emociones, placeres, sentimientos... y el tema musical genial.
 
 
#18 NorTG 15-12-2015 11:19
A mi en lo particular me gusta la trama de la novela, sin dejar de decir que algunas situaciones me parece que se pueden trabajar de otra manera... pero bueno, a lo que voy ¿de donde estan sacando los actores? sin generalizar claro esta, pero hay algunos que literalmente recitan el texto (la hija de Omaida, no recuerdo el nombre del personaje, sorry) que me disculpen los entendidos en la materia, pero yo como espectadora creo que es una actuacion de las peores que he visto y con la gran tradicion de buenos actores que hay en nuestro país, realmente no entiendo...
 
 
#17 Daniel Naite Plasenc 15-12-2015 08:39
El tempo ritmo es muy lento… se caen las escenas.
 
 
#16 Manolón 15-12-2015 05:22
Coincido con los comentarios de AVB. No logro llegar al final de ningun capítulo. Me parece estar asistiendo a una representación de una obra de teatro con guión, dirección y actuación de amateurs. Todo tan lánguido, tan superficial, sin credibilidad que hace perder el tiempo. Situaciones nada creíbles, sin tramas ni subtramas, una secuencia de temas sin hilos, ni meollo. Creo que la resolución HD en la que podemos ver o no una teleserie no es suficiente. Hay que seguir trabajando por lograr productos acabados, con calidad para el televidente que tiene patrones cada vez más altos. Todo no es la tecnología. Hay que superarse y no andar con cantos, ni vítores.
 
 
#15 yvc 14-12-2015 21:50
CONCIDERO ACEPTADOS LOS CRITERIOS DE LA PERIODISTA ,LA NOVELA ESTA CUMPLIENDO CON LAS EXPECTATIVAS CREADAS Y MANTIENE A LA POBLACION MUY INTERESADA... FELICIDADES ...
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar