martes, 25 septiembre 2018, 16:38
Lunes, 02 Noviembre 2015 09:03

Supón

Escrito por  Cinthya Cabrera Tejera, especial para CubaSí
Valora este artículo
(8 votos)

Supón que solo quieres estar en casa, porque estás agotado de trabajar, porque alguien espera, porque dejaste solo al perro y te preocupa, porque de las vacaciones también hay que recuperarse…

Supón que solo quieres estar en casa, porque estás agotado de trabajar, porque alguien espera, porque dejaste solo al perro y te preocupa, porque de las vacaciones también hay que recuperarse…Qué se yo, porque la casa es la casa y siempre es tierra firme.  


Quieres llegar. Tirarte en el sofá cinco minutos. Arroparte en el edredón. Dejar que todo pase. Quitarte los zapatos y meter los pies en agua tibia. Caliente es mejor. Siempre ayuda. Cerrar los ojos con ganas de no abrirlos. Pero es un decir. Siempre es un decir. A uno le quedan cosas, muchas cosas por hacer (al menos la sensación, ¿no?). Siempre hay algo pendiente y esos cinco minutos ayudan a afrontarlo.


Supón que desayunaste apenas. Ya almorzarás en casa. Solo. Acompañado. No importa. Comer tranquilo en el lugar al que quieres llegar. No es mucho pedir. Es normal. Es, hasta ese minuto, seguro. Inamovible. Básico. Certeza tuya y de 223 personas más.


Hay varios niños en el Airbus 321. Algunos están medio dormidos. Otros comen chocolate. Supón que los miras. Tratas de acomodarte de nuevo en tu asiento. Tienes un poco de frío. Ansiedad.


Vuelves a pensar en ese asunto pendiente. En esa persona. Supón que no le dijiste algo. O que te arrepentiste. Pero bueno. Ya lo resolverás. Será después. Ahora estás en el avión. Supón que te mueres de cansancio. El cansancio mata. Sobre los párpados tienes dos sacos de arena húmeda, de 100 libras cada uno. Supón que cierras los ojos. No los volverás a abrir de nuevo.


PD: El sábado 31 de octubre del 2015 el vuelo KGL-9268, del Airbus 321 perteneciente a la compañía rusa Kogalymavia, estalló sobre la península del Sinaí. Viajaban 224 personas. Sus restos quedaron diseminados en un radio de 20 km2.

Visto 11421 veces Modificado por última vez en Lunes, 16 Noviembre 2015 09:21

Comentarios  

 
#4 gladys regina 06-11-2015 00:24
Asi son las cosas de la vida,solo 23 minutos antes estaban en tierra,llenos de vida y 23 minutos despues,la tragedia.. y luego la muerte.Que triste!,y no puedo llamarle accidente,no lo concibo.
 
 
#3 Marta 04-11-2015 12:37
A veces nos complicamos mucho la vida.
Nos creemos que somos inmortales y no pensamos que en un instante todo puede cambiar.
Gracias, este artículo me ha hecho reflexionar.
Ojalá y nos sirva a muchas personas para dar el valor que realmente cada cosa merece.
 
 
#2 OSMEL 03-11-2015 12:10
ME GUSTO MUCHO EL ESCRITO.... ME HIZO REFLEXIONAR SOBRE LA VIDA. NO SOLO EN UN AVION, PUEDES MORIR CAMINANDO POR LA CALLE, EN UN ACCIDENTE DE AUTO O SIMPLEMENTE RESBALAR EN TU BAÑO Y CON UN GRAN GOLPE EN LA CABEZA... YA. ASI ES LA VIDA... LO QUE NO DEBIA PASAR ES QUE TANTAS PERSONAS MURIERAN ASI. ABRAZOS.
 
 
#1 TripleA 03-11-2015 10:17
Excelente artículo
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar