sábado, 22 febrero 2020, 09:07
Domingo, 01 Noviembre 2015 07:05

Erick despide el 2015 con la cabeza y la Brazuca sobre la tierra

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(1 Voto)

Fue una mañana de grandes. Muchos esperaban con expectativas el partido del Real Madrid. De hecho, celebraron el primer gol de Isco, pero antes en el lobby del hotel Copacabana, a miles de kilómetros de España…


La testa de Erick Hernández anidó otro récord desde la posición de sentado: 35 minutos exactos de romance, tras los cuales se aferró e hizo fotos con una réplica de la décima 'orejona', que ganara el Real Madrid, club además por el que el otrora futbolista y multiplusmarquista Guinnes, profesa su afición.

No solo él, también la jueza Irasema, Javier Sotomayor, igualmente recordista universal, pero de salto de altura con sus míticos 2.45 aún impunes…

La mañana de sábado sirvió para ver caer el telón de las cotas de Erick en el 2015, además de extenderle las motivaciones con exquisitez al joven Luis Carlos García, quien no dudó en sentenciar será su continuador. Pulverizaría sus anteriores 30:01 minutos que databan del 30 de mayo último.

“Me siento bastante contento, esta marca constituye el cierre de mi año 2015, en el cual los tres registros realizados fueron desde la posición de sentado. Fui planificando ese tiempo en los entrenamientos y a pesar de acusar durante el calentamiento previo acá en el hotel Copacabana hace unos días una ligera contractura muscular en la espalda baja, próxima a la cadera derecha, cambié mi estrategia de golpeo y pude afrontarlo sin ningún contratiempo severo”.

No había margen de error posible, como cada vez que se lanza en una nueva cruzada para domesticar la esférica. Hizo en la mañana del sábado de todo para no fracasar: cambió la estrategia de golpeo del balón, sus apoyos con los brazos se fueron inclinando ligeramente hacia el costado izquierdo, no tomó tanto impulso para cada contacto, y en consonancia, terminaron muy desgastados su cuello, trapecios y hombros.

Su esposa Edna, su hijo Cristiano, su hermano y pionero de la disciplina en Cuba Douglas, el propio Luis Carlos, los trabajadores del Copacabana, turistas curiosos en su ir y venir seguían al pie de la letra su intento, cada toque, cada gota de sudor corriendo por su cuerpo hasta el tapiz rojo que constituía la superficie de apoyo.

“Estas modalidades que he ejecutado en el 2015 de sentado requieren de mucho esfuerzo y ejercicios en la región de la espalda baja, fortalecimiento de los planos abdominales, glúteos, bíceps femorales y cuádriceps, además de los ya mencionados trapecios y hombros.

“El 85-90 % de mi preparación se basa en el componente físico, pues el dominio en el golpeo del balón ya es cuestión de maestría. Priorizo las carreras de largo aliento, más de diez kilómetros tres veces a la semana y últimamente a mis tres horas habituales de entrenamiento incorporé ejercicios con pesas para los músculos anteriormente mencionados. Fue una forma de contribuir a su fortalecimiento y dio resultados.”

Para este nuevo tope Erick pudo mantener los 95 kg de peso corporal que alcanzó hacia el pasado 5 de septiembre, cuando fijó en 3:16.31 horas con 43 centésimas, al primado desde sentado solo con los pies, que justamente pertenecía a Luis Carlos.

“Entre Erick, el resto de los dominadores y yo lo que existe es prácticamente una hermandad. Trabajo para diciembre junto a mi preparador físico Carlos Sánchez el tope de sentado solo con los pies. Buscaba el de 12 horas pero sufrí una lesión en el empeine y me suspendieron el golpeo durante un mes el equipo de medicina deportiva.

“Seguir los pasos de Erick significa mucho para mí. Desde la consagración y la seriedad hasta poder igualar sus múltiples cotas en disímiles modalidades. Hasta ahora pies, muslos y cabeza son mis zonas de contacto más fieles, pero siempre uno debe aspirar a perfeccionar todo detalle tanto del componente físico como el de la maestría a la hora de controlar el balón”, sentenció el joven de 22 abriles.

Mañana en familia. Varios recordistas se dieron cita. Entre ellos, Erick Hernández, próximo a cumplir 50 años y desde 1994 dedicado a esta sui géneris modalidad, emergió airoso nuevamente con su testa.

Visto 2096 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar