martes, 20 noviembre 2018, 06:12
Martes, 27 Octubre 2015 14:00

Un mágico Harry Potter en La Habana en clave de choteo filosófico

Escrito por  Octavio Borges Pérez/AIN
Valora este artículo
(3 votos)

Harry Potter: se acabó la magia, de Carlos Díaz y su Teatro El Público, es una de las sorpresas y descubrimiento grato que propicia el XVI Festival de Teatro de La Habana.


Harry Potter: se acabó la magia, de Carlos Díaz y su Teatro El Público, es una de las sorpresas y descubrimiento grato que propicia el XVI Festival de Teatro de La Habana; es una mirada a la existencia en plan del más agudo y lúdico choteo filosófico criollo.

Esta puesta en escena, joya reciente de la muestra cubana, en el Teatro Trianón, como working progress, presenta a un Carlos Díaz, Premio Nacional de Teatro 2015, radicalmente diferente; estéticamente travestido y eróticamente correctísimo, como corresponde al peliagudo asunto que aborda.

Díaz y sus discípulos, perfectamente entrenados para explotar al máximo, intencionadamente, la presencia en las tablas, se meten airosamente en camisas de 11 varas, cuando hunden profundo el bisturí en las inquietudes, desde Cuba, que asedian al género humano.

Más que un trabajo en proceso, es propuesta rotunda a la que nada falta, y el fogueo sobre escena le hará seguir agudizando y redondeando aún más el alcance de sus propósitos éticos y estéticos.

En escena un corto tiempo, que mucho se agradece, parece aún mucho más breve por el dinamismo y la andanada de carcajadas ahogadas y risa casi permanente de los espectadores ante las agudas ocurrencias, que los llevan desde el año 1868 hasta la agobiante actualidad.

Frases importantes en determinada época, muy conocidas, lemas, consignas, escogidas con aguda inteligencia, sintetizan el antes y el ahora de los cubanos, con un aliento de universalidad tal, que bastaría cambiar nombres  topográficos, localismos y unos sucesos por otros, para contar la historia de cualquier pueblo en este siglo XXI tan riesgoso e impredecible.

Sin titubeos, Harry Potter: se acabó la magia se desmiente a sí misma en su título, porque tiene magnetismo de sobra para hacernos ver que marchar hacia adelante requiere conocimiento seguro del pasado vivido para intentar abrir senda prometedora hacia lo porvenir.

Visto 1962 veces

Comentarios  

 
#3 pedRI Mdez 16-09-2016 11:01
jajajjaja, tiraste buena enrique
 
 
#2 reinier 28-10-2015 12:25
hola quisiera que este teatro se presentara en palenque de yateras
 
 
#1 enrique 27-10-2015 15:47
Sr. Periodista: "working progress" es tremendo disparate!
Lo correcto es "WORK IN PROGRESS".
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar