viernes, 16 noviembre 2018, 08:31
Viernes, 09 Octubre 2015 04:50

Bob Menéndez: Ilustre bribón

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(5 votos)

Sin la más mínima autoridad moral el senador cuestionó de nuevo la política de acercamiento entre Washington y La Habana.



En tal escenario puso en duda la legalidad de las medidas anunciadas por el presidente Obama para “flexibilizar” el embargo (bloqueo) a Cuba.

Según Bob, normalizar el comercio y los viajes a la isla beneficiará a su sector militar.

¿En qué momento dijo eso Menéndez? Al mismo tiempo que viajó allí la secretaria de Comercio estadounidense, Penny Pritzker.

¿Intención de ese desplazamiento? Saber más sobre el modo de funcionar Cuba en esa actividad.

Durante ese periplo la funcionaria se trasladó a la importante Zona Especial de Desarrollo del Mariel, en la occidental provincia cubana de Artemisa.

Todo en pleno proceso de normalización de las relaciones entre los dos países americanos.

El Nuevo Herald comentó que el senador por Nueva Jersey fustigó duramente la política de Obama hacia “el gobierno comunista de Cuba”.

Esa última expresión corrobora que dicha publicación de Miami  sostiene su dogmático y fracasado lenguaje de antaño.

Mientras, la Secretaria de Comercio estadounidense habló en La Habana con el ministro cubano a cargo de ese ramo y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

También se anunció que pronto lo haría con el vicepresidente Ricardo Cabrisas y el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla.

¿Tema de esos encuentros? Según la versión de una periodista del Nuevo Herald, Nora Gámez Torres, para discutir las nuevas regulaciones de la Casa Blanca enfiladas a flexibilizar lo que allá denominan el embargo.

Un periodista de la Associated Press (AP), John Minchillo, subrayó que, mientras ello acontecía, el senador Bob Menéndez fustigaba a Cuba en el Capitolio.

Su argumento fue que, luego de transcurridos 10 meses de la nueva política hacia esta, “no ha arrojado los resultados económicos y políticos esperados”.

También dijo que la trayectoria de su política  “es inaceptable”, e insto al presidente Obama a corregir su curso.

Además se declaró inquieto con  medidas asumidas por sus Departamentos del Tesoro y Comercio para aliviar el embargo, las que, a su juicio, “contravienen el propósito y la intención de la ley Helms Burton de 1966).

Como uno de sus autores, Bob recordó que esa legislación establece no variarla hasta la existencia en Cuba, según la óptica estadounidense, de una transición democrática.

Intentó ser irónico al decir que pese a la generosidad de Obama, Raúl Castro se niega a estar en armonía con esas concesiones.

“Cualquier esperanza de que la buena voluntad del presidente Obama provocaría un tono diferente”, se redujo aún más  por el discurso “del dictador cubano” ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Observadores apuntaron que durante esa intervención el líder cubano exigió, en primer lugar, la eliminación del bloqueo estadounidense y que sea devuelta la Base Naval impuesta por Washington en Guantánamo.

Otros hicieron notar los repetidos aplausos que acompañaron las palabras del mandatario.

Pero, ¿quién es el senador Bob Menéndez? Baste una apretada síntesis para caracterizarlo.


A fines de 2012, Bob fue centro  de un violento escándalo por sus descubiertas relaciones sexuales con prostitutas dominicanas, una parte adolescentes.


Lo hizo en una finca de recreo del oftalmólogo millonario de esa nacionalidad radicado en Miami, Salomón Melgen.
Este último es el principal  donante para las campañas electorales del senador por Nueva Jersey.


Uno de los medios que se hizo eco de lo sucedido fue Daily Caller, sitio digital en esa nación caribeña.


Según trascendidos, la relación Bob-Melgen es tan fuerte que, cuando entonces el primero viajó a Santo Domingo, lo hizo en el avión privado del segundo.


La situación se tornó tan delicada para el senador que el FBI anunció la apertura de una investigación sobre lo acontecido, pero cuando pesadas evidencias lo arrinconaron, la CIA fue tan lejos como decir que Cuba fabricó esa versión.


Lo calzó The Washington Post al afirmar que esa agencia de espionaje tiene documentos probatorios al respecto.
De acuerdo al periódico, basado en tales supuestos escritos, La Habana elaboró la historia de Bob y las prostitutas.
¿Intención, según el rotativo? Desprestigiar a quien también es un acérrimo enemigo del sistema  cubano y presidió el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.


Basten por ahora esas pinceladas, quedan muchas en archivo dispuestas a saltar en cualquier momento para crucificar a un ilustre  bribón.
 

Visto 4308 veces

Comentarios  

 
#1 XIOMARA BOBADILLA 09-10-2015 06:46
HASTA CUANDO ESTARA LIBRE, TIENE QUE SER JUZGADO POR DELITOS QUE HA COMETIDO, PERO AQUI LO QUE CUENTA ES EL "CASH", ESTE ES OTRO S.P.E.C. OJALA ENTIENDAN LO QUE PIENSO DE ESTE ...
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar