martes, 25 septiembre 2018, 22:32
Domingo, 27 Septiembre 2015 06:13

Estados Unidos: Sólida huella del Papa Francisco

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(1 Voto)

En ese contexto, la generalidad de los observadores califica como histórico su discurso del viernes ante la Asamblea General de la ONU.

Allí, con lenguaje del Vaticano, hizo una profunda crítica al orden económico, político y social instaurado en estos momentos sobre el planeta.

El Nuevo Herald publicó en Miami un artículo titulado: “El cura callejero”, bajo la firma de su periodista Bernadette Pardo.

 
Comenzó escribiendo que con astucia y elegancia tocó los temas más espinosos “que no se han atrevido a abordar los congresistas presentes en ese magno evento”.

Allí, el papa Francisco abogó por tratar a los inmigrantes como seres humanos y recordó que, él mismo, procede de sus filas.

También llamó con particular energía al compromiso moral de cuidar un planeta cuyo calentamiento ya no es posible ignorar.

Corroboraba su valentía, pues una parte de los presentes reciben dinero de poderosas petroleras estadounidenses que dañan el medio ambiente.

Defendió la vida humana en todas sus etapas, y cuando los legisladores republicanos enemigos del aborto legal se pusieron de pie para aplaudirlo, les recordó que quienes consideran la vida humana como sagrada, “también deben oponerse a la pena de muerte”.

El Papa instó a los más de 500 congresistas a intentar el diálogo,  buscar espacios comunes en los que puedan legislar con dignidad y compasión por el bien de todos.

Según el reportaje de Bernardette, sus palabras conmovieron a políticos como el presidente de la Cámara Baja, John Boehner, que renunció un día después, quien “lloró a moco tendido”.

Mientras el senador Marco Rubio, agregó la periodista, discretamente “se secó una lágrima”.

Cabría preguntar, ¿por estar conmovidos o por agrios cargos de conciencia luego de una actuación rígidamente ultraderechista?

La columnista además expresó: fue  el discurso de un estadista, bien calibrado y articulado, pero también valiente y abierto, “el que no pronunció en Cuba” al iniciar esta gira americana, subrayó con tono irónico.

Por eso, afirmó Bernardette, y por haberse reunido con Fidel Castro y no con los disidentes, exiliados piensan que este Papa “es comunista”.  

En primer lugar, una figura tan prestigiosa como Francisco no puede arañar su enorme imagen reuniéndose con gente que ha sido públicamente financiada por gobiernos de Estados Unidos.

 
De ahí que hasta la propia Bernardette haya escrito:  

Pero “no podemos ignorar la urgencia de su mensaje espiritual en un mundo tan cruel y desalmado ni la legitimidad de sus planteamientos”.

En esta gira, que el Herald valoró como tan mediática órganos de prensa lo han llegado a bautizar como “el Papa del Pueblo”.

Los especialistas cercanos a su historia, apunta el diario, reconocen que en verdad se trata de un cura callejero.

Un momento inolvidable, agregó, fue cuando detuvo el papamóvil en Washington para abrazar a Sofía Cruz, la niña de cinco años que teme le deporten a sus padres indocumentados.

Recordó también que el miércoles, luego de su discurso ante el Congreso estadounidense, en vez de almorzar con los poderosos Francisco se fue a un comedor de los menesterosos en la capital.

Cerró de esta manera un histórico periplo iniciado en Cuba que se extendió con igual tendencia hasta este sábado en Filadelfia.

Inesperado regalo del cielo para  los muchos pobres de la Tierra, a la vez que para sus enemigos una muy incómoda piedra en el zapato.

Visto 2993 veces

Comentarios  

 
#1 Nelson Grasso 01-10-2015 17:03
Con el mayor respeto del mundo. Ahora quiero plantear lo que dice la Biblia en cuanto a la religión y los asuntos políticos, me baso siempre en ella porque es la única que muestra la verdad (Juan 17:17) Santiago 4:4 dice claramente:"Adú lteros, ¿no saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Cualquiera, por lo tanto, que quiere ser amigo del mundo está constituyéndose enemigo de Dios". La cita bíblica nos deja bien claro que los verdaderos discípulos de Jesús no se deben inmiscuir en los asuntos políticos de la sociedad mundial, deben mantenerse completamente neutrales interesándose solo en los asuntos del Reino de Dios, pues estos no son parte de la sociedad mundial como dijo Jesús en Juan 17:16.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar