domingo, 24 junio 2018, 04:45
Lunes, 14 Septiembre 2015 10:16

Experto cubano advierte sobre incremento de mujeres en la etapa del climaterio

Escrito por  Lisandra Fariñas Acosta / Granma
Valora este artículo
(0 votos)

El incremento en el número de mujeres en la etapa del climaterio y la menopausia se debe al aumento de la expectativa de vida de la mujer ronda por los 80 años.

 

La menopausia es probablemente una de las etapas de la vida que más temen las mujeres, a pesar de ser un proceso natural. La mala reputación viene dada quizá por los numerosos y molestos síntomas que aparecen previos a la misma.

 

Es el climaterio —del griego “climacter”, que significa escalera— el periodo de transición entre la etapa reproductiva y la no reproductiva de la vida femenina, mientras la menopausia es el cese definitivo de la menstruación. Su diagnóstico es retrospectivo y se hará después de un periodo mayor de 12 meses de ausencia de la misma.

 

La etapa del climaterio y la menopausia comprende un periodo natural de la vida de la mujer que es extenso, duplica en tiempo al de la niñez y del mismo modo al de la adolescencia. Constituye entonces una de las múltiples razones por la cual debe prestársele la mayor atención, ya que establece un lapso que comporta una parte importante de la vida, con la ocurrencia de múltiples cambios.

 

Sobre este tema, Granma conversó con el doctor Miguel Lu­go­nes, profesor, doctor en Ciencias Médicas y Experto La­ti­noamericano en Climaterio y Menopausia, quien subrayó que jus­tamente “el climaterio es de gran impac­to en la vida de la mujer ya que durante este periodo descubren nuevas perspectivas a ni­vel físico, emocional, sexual y espiritual. A la par también sienten mucha preocupación y temor, porque piensan que en el transcurso del climaterio la sintomatología manifestada (co­mo molestias menstruales, cambio de carácter, cese de la libido, molestias físicas, entre otras) causará un golpe profundo en su existencia, haciéndolas ver menos atractivas, inútiles, desvalidas…”.

 

Es por ello, señaló el entrevistado, que la Organización Mundial de la Salud tiene por concepción cambiar este ideal pues —según los conceptos de salud, salud mental y salud sexual— nada debe impedir que la mujer que pase por esta etapa sea mental y sexualmente saludable.

 

Para el especialista, “el estudio de la eta­pa del climaterio y la menopausia tiene gran im­portancia y vigencia en la actualidad, entre otros aspectos por la morbilidad, o sea, los riesgos para la salud asociados a este periodo. Existe un interés cada vez más creciente en estudiar qué relación pudieran tener el climaterio y la menopausia con las enfermedades crónicas que se presentan en esta etapa, para así identificar los factores de riesgo asociados a las mismas y realizar acciones de prevención. Con el aumento de la expectativa de vida de la mujer (que está alrededor de los 80 años), si consideramos solamente a la población femenina, el número de mujeres en la etapa del climaterio y la menopausia se ha incrementado y seguirá haciéndolo significativamente en los próximos años”.

 

En ese sentido, el doctor Lugones refirió que en Cuba se creó la Sección para el Estudio de la Mujer en el Climaterio y la Menopausia en el año 1993.

 

“Hay un conjunto de síntomas y signos que son muy frecuentes —una de cada tres mujeres lo presentan—, que se conocen como síndrome climatérico, y se manifiestan en es­ta etapa. En su aparición y severidad se han implicado varios factores, aunque es nece­sario señalar que cada mujer tiene una for­ma particular de enfrentar los cambios del climaterio. Investigaciones en fechas recientes sostienen que las causas, predominio y duración de estos signos y síntomas dependen de muchos factores meritorios de ser investi­gados a profundidad, lo cual es motivo en la actualidad de controversias”, explicó el ex­perto.

 

No obstante, dijo, se saben influyen aspectos como el déficit estrogénico característico de este periodo y el desequilibrio hormonal que ocasiona; lo cual causa la mayoría de los síntomas agudos que, dependiendo de su for­ma de aparición, gradual o brusca, pueden llegar a ser muy molestos e incluso interferir con el ritmo y la calidad de vida de la mujer que los sufre. Estos se dividen para su estudio en: circulatorios (oleadas de calor o sofocos, palpitaciones, etc.), psicológicos, (irritabilidad, labilidad emocional, etc.), genitourinarios (sequedad vaginal, incontinencia urinaria, etc.); y los generales (dolores musculares, decaimiento, etc.), así co­mo también un incremento de las enfermedades crónicas.

 

“Por otro lado están los factores socioculturales, que pueden determinar —al menos en parte—, cómo vive la mujer esta sintomatología y los factores psicológicos que van a influir en cómo la mujer contemple y acepte esta etapa”, comentó el doctor Lu­gones.

 

“Los síntomas climatéricos afectan la calidad de vida por ser muy molestos, y están muy relacionados con el entorno psicosocial de este grupo. Son la causa principal por la que asisten a las consultas, lo que ofrece una oportunidad para realizar acciones de salud no solamente curativas, sino educativas y de prevención y pro­moción; lo cual de otra manera, no sería posible”.

 

Pero, uno de los conceptos fundamentales que se debe tener presente en la atención a estas mujeres es la prevención de las enfermedades, dijo el especialista, teniendo en cuenta que la principal amenaza hoy para la salud y el desa­rrollo humano está dada por las enfermedades crónicas no transmisibles causantes de la mayor cantidad de muertes y discapacidad tanto en nuestro país como a nivel mundial.

 

Precisamente, sobre la relación entre los factores de riesgo ateroscleróticos —como el so­bre­peso, la obesidad, la circunferencia de la cintura, el tabaquismo, el sedentarismo, la presencia de hipertensión arterial y de diabetes mellitus tipo 2; así como también la sobrecar­ga social y de género—, con las mujeres que acuden a consultas de climaterio y menopausia; nos habla­rá este experto en la próxima co­lumna.

 

Tomado de Granma

Visto 2398 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar