lunes, 26 agosto 2019, 06:09
Sábado, 12 Septiembre 2015 07:24

La tenista Serena Williams no quiere sonreirle a la prensa

Escrito por  Agencias
Valora este artículo
(1 Voto)

Tras vencer a su hermana Venus en los cuartos de final del US Open, la número 1 del mundo se sentó con cara de pocos amigos delante de los enviados especiales a la cita, para la tradicional rueda de prensa.




Serena Williams lo ha ganado todo en el mundo del tenis… varias veces. Pero a pesar de ser la tenista con el mejor palmarés de la historia, y que está camino de levantar su cuarto Grand Slam esta temporada, algo que solo ha conseguido Steffi Graf, de que se ha enfrentado al racismo y al sexismo, parece que los periodistas quieren algo más que ella no está dispuesta a dar gratis: que sonría después de un partido.

Tras vencer a su hermana Venus en los cuartos de final del US Open, la número 1 del mundo se sentó con cara de pocos amigos delante de los enviados especiales a la cita, para la tradicional rueda de prensa. Todo discurría con normalidad, hasta que un reportero le dijo lo siguiente:

 "Acabas de ganar un partido. Normalmente sonríes cuando ganas ¿Qué pasa esta noche? ¿Es por qué te enfrentaste a Venus? ¿Qué ocurre?”, inquirió el periodista, intentando buscar tres pies al gato.

La respuesta de Serena no pudo ser más seca y cortante:

“Son las 11:30 de la noche. Para ser perfectamente honesta contigo, no quiero estar aquí. Solo quiero estar en mi casa y tengo que levantarme temprano para entrenar y no quiero contestar ninguna de estas preguntas. Y seguís preguntando las mismas preguntas. No es que sea muy divertido", dijo la tenista.

No es la primera vez que Serena muestra su cara menos complaciente en una rueda de prensa. En 2009, tras ganar Wimbledon, le preguntaron su opinión sobre que ella fuera la número 2 del mundo esa semana, y que la número 1 fuera Safina, una tenista que nunca había ganado un Grand Slam y que unos días antes había perdido por 6-1 y 6-0 en la semifinal del torneo londinense contra Venus, en la que fue y es la mayor derrota jamás sufrida por una número 1 del mundo.

Serena, que apareció con una camiseta en la que se podía leer “¿Estás mirando mis títulos?” y con una copa en la que aparecía el número 1, dijo que “Pienso que si tienes tres títulos de Grand Slam deberías ser la número 1 del mundo, pero la WTA no lo cree así. Mi motivación es ganar otro Grand Slam y seguir siendo la número 2 del mundo”. Genio y figura.

Visto 2124 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar