jueves, 17 enero 2019, 12:34
Jueves, 24 Septiembre 2015 14:19

Honduras: Barbas en remojo

Escrito por  Arnaldo Musa, especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Creciente protesta antigubernamental Creciente protesta antigubernamental

Corrupción y represión contribuyen a la podredumbre reinante.

De aliento e impulso a la ola de indignación que envuelve a Honduras ha sido el hecho sin precedentes ocurrido en la vecina Guatemala, donde fueron defenestrados el presidente y la vicepresidenta y están corriendo la misma suerte numerosos implicados en un caso de corrupción aduanera.

Todo esto sucede cuando Honduras ha sido descalificada internacionalmente por segunda vez consecutiva por los casos de corrupción que envuelve a la actual administración, algunos de los cuales provienen de gobiernos anteriores y no se ha hecho nada para resolverlos.

Ahora el movimiento de protesta  popular aboga por la creación de una comisión contra la impunidad, similar a la que ayudó a hacer posible la toma de medidas contra la corruptela en la administración guatemalteca. Según analistas, a pesar de haber sido creada a instancias de Naciones Unidas, esta entidad tiene conexión con la inteligencia norteamericana y responde a trasnacionales perjudicadas por el desmedido afán de lucro de personeros ejecutivos y legislativos. Además, forma parte de las nuevas maneras del imperialismo para evitar conflictos que dañen sus intereses y den pie a consecuentes y profundos cambios.

La diferencia entre ambos casos, es que la indignación hondureña ha sufrido una mayor represión, con un amplio número de víctimas, casos de desalojo y una represión policial que ha obligado al desplazamiento y la emigración.

Tras el golpe militar en el 2009 que depuso al presidente Manuel Zelaya, la asunción de Porfirio Lobo conllevó casos de corrupción que se destaparon e intensificaron con el actual régimen de Juan Orlando Hernández, entre los que se destacan el desfalco al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y diversas lacras en el Instituto de la Propiedad.

Hernández, quien fue elegido por solo el 36% del electorado, ha sido acusado directamente de haber sido pieza clave y partícipe directo en el desfalco del IHSS, mientras ejercía en el periodo de gobierno de Lobo, como presidente del Congreso Nacional.

Se aprobaron muchos contratos onerosos y leoninos que perjudicaron las finanzas del IHSS, siendo en ese entonces Mauricio Oliva presidente de la Comisión de Salud, actual presidente del Congreso Nacional, quien se encargaba de revisar y dar el visto bueno de los contratos con el IHSS.

Hernández aceptó haber recibido fondos para su campaña del IHSS que se componían de aportaciones de los abonados para poder recibir sus atenciones médicas.

Tras la denuncia del periodista David Romero Elner, de Radio y Globo TV, principal medio de oposición al gobierno, de que el desfalco al IHSS había sido dirigido, planeado y ejecutado por el gubernamental Partido Nacional y Juan Orlando Hernández, el Ministerio Público guardó un año de silencio, luego de lo cual reconoció que si hubo desvío de fondos.

Como nada se hizo en el considerado como uno de los actos de corrupción mas grande y grotesco en la historia de Honduras, se formó de forma espontánea y simultánea el movimiento de los Hondureños Indignados, que se ha caracterizado por organizar marchas y otras actividades pacíficas acompañados de antorchas, que ahora exige la instalación en el país de la mencionada comisión contra la impunidad como la que operó en Guatemala.

El movimiento de los Hondureños Indignados pide la inmediata destitución de los fiscales generales, uno de los cuales recibió un soborno de más de 350 000 dólares para generar tropiezos en la investigación sobre el desfalco al IHSS.

Desde el más pequeño hasta el más trascendente hecho ha sido acompañado de una represión protagonizada por el desvergonzado cuerpo policial y su participación en la delincuencia. Policías corruptos han ido más allá de aceptar sobornos o poner grupos criminales sobre aviso, y están participando o dirigiendo operaciones criminales y asesinatos.

Lo cierto es que corrupción, crimen y desempleo están despedazando a Honduras, donde destaca la difícil situación de un pueblo que espera la respuesta a una terrible situación, que no puede ser solucionada simplemente con el remojo de las barbas de un poder gubernamental, como ha sucedido en Guatemala.

Visto 2193 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar