martes, 18 junio 2019, 19:07
Jueves, 16 Febrero 2012 20:37

Rafael Correa: "se creían dueños del circo pero le crecieron los enanos"

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, criticó hoy a quienes "se creían dueños del circo pero le crecieron los enanos" y reiteró que no se concibe una Cumbre de las Américas sin la participación de Cuba.



El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, criticó hoy a quienes "se creían dueños del circo pero le crecieron los enanos" y reiteró que no se concibe una Cumbre de las Américas sin la participación de Cuba.

  En respuesta a una pregunta de Prensa Latina durante un encuentro con corresponsales de prensa extranjera, Correa subrayó que América Latina está viviendo un cambio de época, ya no es colonia y no tiene que pedirle permiso a nadie para sus decisiones soberanas.

No podemos permitir un regreso al neocolonialismo, subrayó en referencia a declaraciones de un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos en que afirmaba que Cuba no cumple los requisitos democráticos para asistir a esa Cumbre.

Entonces, comentó, nosotros podríamos poner como condiciones, autoproclamándonos árbitros del bien y del mal, que en la Cumbre no participe ningún país que haya invadido a otro país.

Aclaró que no quiere crearle ningún problema al gobierno de Colombia, sedes de la Cumbre prevista a mediados de abril en Cartagena, pero rechazó que alguien le haya dado a Estados Unidos esa atribución.

¿Quién les dio esa atribución, esa soberbia, ese neocolonialismo que no ha entendido lo que está pasando en Nuestra América?, preguntó, y calificó de muy bueno que se planteen estos temas.

Para no perder el tiempo en esas Cumbres con simplismos, lugares comunes, y peor aún las ideas dominantes que no son otras que las de la clase dominante, que hablan de democracia formal, no de las cosas reales que necesitan nuestros pueblos, acotó.

Entre las cosas trascendentes destacó el fin del bloqueo a Cuba y el tema de Las Malvinas, que calificó de inaceptable rezago colonial, desde el siglo XIX cuando Gran Bretaña se apoderó por la fuerza y las mantiene a 15 mil kilómetros de Londres.

Agregó el tema de las tremendas contradicciones del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), para recalcar que son los temas tabúes de los que no se quiere hablar.

Con nuestra nueva América Latina y el cambio de época, tenemos que enfrentar y solucionar esos temas, y sancionar a esos países colonialistas e imperios que quieren mantener colonias en pleno siglo XXI, y han desobedecido 40 resoluciones de la ONU.

Debemos hablar también, apuntó, del calentamiento global, sobre el que dijo hay mucha hipocresía, y preguntó si los que contaminan fueran los países pobres y los países ricos quienes generaran bienes ambientales, si ya no los hubieran invadido en nombre del derecho.

El problema es que ellos, los países ricos, son los contaminantes y nosotros, los países pobres, los que generamos bienes ambientales, como por ejemplo la selva amazónica, y aún así, pueden darse el lujo de no firmar el Protocolo de Kioto y tener su sede en Washington.

Hay que hablar del cambio climático y establecer responsabilidades, y la sociedad planetaria tendrá que sentarse a hablar, como está pasando en Ecuador, de esa lucha durísima contra el poder mediático que se cree invencible y más allá del bien y el mal, puntualizó.

Visto 2732 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar