viernes, 19 octubre 2018, 14:22
Lunes, 23 Noviembre 2015 18:10

Miguel Morales García, un artista de corazón

Escrito por  Giusette León García/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
De la exposición Cachicambiando De la exposición Cachicambiando

Lo conocimos durante su más reciente muestra personal en el Centro de Negocios de Miramar y no perdimos la oportunidad de entrevistar a este joven talentoso y buen conversador…


Miguel Morales García es un artista de la plástica que vive en Mayabeque, no en La Habana; es miembro de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA), no de la UNEAC; pero no cree en fatalismos geográficos ni en etiquetas, su única doctrina es la creación y a ella se entrega con todo el respeto y la virtud de un profesional.

Tu formación académica es en electrónica. ¿Cómo llegó la artesanía?

"Yo soy empírico, estuve un tiempo haciendo unas cosas por Cárdenas, con una persona que trabajaba el vidrio y esos fueron mis comienzos, después estuve muchos años trabajando la madera, incluso entré a la ACAA como artesano en talla en madera. Luego me empiezan a llamar la atención muchas cosas que la gente desecha y deja abandonadas porque piensa que ya no son útiles, entonces a recopilar esos  objetos que veo por ahí y a pensar cómo darles forma para convertirlos en arte, a investigar, indagar sobre ellos. A partir de ahí todas las obras que hago son a partir del reciclado".

 

alt


¿Primero llega el objeto y luego la idea?

"Lo primero es encontrar el objeto, a veces los encuentro yo, a veces amigos, personas que trabajan conmigo, mi esposa, me traen cosas que para ellos son interesantes, entonces yo las acumulo y empiezo a pensar dónde las voy a ubicar, en qué tipo de obra. Trabajo con cualquier material, al final todo tiene una apariencia metálica, pero hay plástico, soga, vidrios, papel, de todo. La idea es que parezca todo metal para darle  un aspecto duradero, una impresión de algo resistente, que transmita esa fortaleza del metal".

¿Siempre creas a partir de los objetos?

"No, en muchas ocasiones empiezo a visualizar una idea, no me gusta hacer un boceto, hago una idea en mi cabeza como lo que quiero lograr y ahí empiezan a aparecer los materiales para hacer esa obra. A veces la idea inicial que tenía varía muchísimo en la realización de la pieza, hasta que logro lo que quiero, pienso que lo importante de una obra de arte es no pasarse mucho, pero no quedarse a medias, cuando creo que ya está logrado no lo toco más".

¿Y cómo sabes que llegó ese punto?

"Cuando estoy haciendo una obra siempre me gusta confrontarla con las personas que tengo al lado, la confronto mucho con mi esposa, con mis hijas y a veces ellas me dicen: papá, me gusta, no me gusta, y a partir de ahí intento saber hasta dónde es el límite".

¿Transformas los objetos?

"A veces, muchas veces no. En ocasiones la gente me pregunta cómo doblaste esto, como hiciste aquello y es que son cosas que ya tienen esa forma y yo las involucro dentro de la obra y les doy esa apariencia metálica".

 

alt


¿Cuál es el límite entre el artesano y el artista?

"Eso es complicado, porque pienso que entre el artesano y el artista el límite es personal. Pienso que el límite está en el enfoque que le da cada uno a lo que realiza, al menos ese es mi punto de vista. Yo simplemente soy artista y ya, no me preocupan las etiquetas, el artista es de corazón, al menos así lo veo yo. Hago piezas utilitarias, candelabros, porta llaves, todo eso, esas son las piezas que van a las ferias, porque tengo también un taller con personas que trabajan allí y hacemos cosas con un interés más comercial, pero incluso a esas trato de ponerles algo de arte y tienen mi sello, por ejemplo, mi stand se llama Miguetal, por ese tema de la apariencia metálica".

Al principio mencionabas la labor de investigación para realizar una obra, ¿te refieres solo a los materiales o también a la temática?

"Ambas cosas, porque todos los materiales no son iguales, hay materiales que a veces no te permiten hacer ciertas cosas, entonces tienes que investigar cómo logras hacer lo que tú quieres, cómo lo puedes doblar, cómo soldarlo, cómo le puedes dar después esa pátina para que no se le caiga, para que después todo sea consolidado y se vea que es una sola obra, no te puede quedar una parte con cierta textura o con determinado acabado y otra no, porque no te funciona eso en la obra, pero hay que investigar también sobre el tema que vas a trabajar".

Me decías que no estudiaste en ninguna escuela de arte. ¿Cómo te superas?

"Yo pienso que lo más importante para todo artista, se lo digo a amigos que empiezan ahora, lo más importante es ver, el conocimiento de lo que hacen otros, no es que le vayas a copiar nada a nadie, creo que tienes que saber por dónde va el camino del arte. Voy a todas las exposiciones que puedo, trato de estar en todos los lugares que puedo, busco en internet, en trato de ver cómo va el arte en el mundo, cómo evoluciona, esa es mi manera de superarme".

¿Reconoces alguna influencia en tu obra?

"Pienso que sí, que todo artista tiene influencias de algo y admiro a mucha gente, pienso que en Cuba hay muy buenos artistas y también en el extranjero, pero  a mí me influencia la vida, la cotidianidad de las personas, convivir con la gente, eso es mi obra, yo pienso que mi obra es el resultado de lo que veo, de lo que es la gente, de lo que es Cuba, pienso que mientras más cubano, se es más internacional y esa es mi manera de ver el arte".

¿Te interesa comunicar, compartir un mensaje con el público?

"A mí sí me interesa, porque en mi criterio particular el mejor crítico de arte es el pueblo, pienso que si la gente interactúa bien con tu obra vas por un buen camino, independientemente de lo que digan los críticos o cualquier otra persona. Además, pienso que el artista hace a la sociedad. Los artistas caminamos por la misma acera que el resto de las personas, pero no vamos pensando lo mismo, no vamos situados en el mismo espacio, por eso movemos tanta cantidad de personas y de ideas y también influimos en los cambios que hace la sociedad: en todo lo que la mueve, casi siempre está involucrado el arte".

Has tenido que sortear un montón de “obstáculos”: la formación empírica, el fatalismo geográfico… sin embargo, tienes una obra y la has ido posicionando, ¿cómo se logra?

"La manera es ¡luchando! como decimos los cubanos, tratando de insertarte en todos los eventos que puedas, en todos los lugares que puedas; es tocando puertas, qué puede ser, que te digan que no, no importa, tocas otra, cuando una puerta se cierra, se abren unas cuantas, esa es la única manera, no hay otra. El arte es a veces un poco suerte y mucho atreverse y constantemente trabajar, eso es lo que yo hago, yo trabajo muchísimo, todo el tiempo es ahí pensando, pensando y pensando, creando, ese es mi mayor orgullo y no importa si un día me reconocen o no, yo mientras tanto me divierto, hago lo que me gusta y además a veces me pagan por eso, lo cual es una suerte".

Visto 1896 veces Modificado por última vez en Viernes, 27 Noviembre 2015 17:39

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar