domingo, 24 junio 2018, 22:26
Viernes, 04 Septiembre 2015 06:00

La Habana —según algunos “vivos”

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí
Valora este artículo
(11 votos)
Este edificio, según un guía improvisado de La Habana, fue construido por los españoles. Este edificio, según un guía improvisado de La Habana, fue construido por los españoles. FOTO: RAMÓN LEYVA MORALES

El auge del turismo les ha ofrecido trabajo “informal” a muchos cubanos, entre ellos a una legión de guías improvisados, que más que guiar, desorientan…

 

Dicen (los más optimistas) que en unos años se habrá duplicado y hasta triplicado la cantidad de turistas en Cuba. Habría que ver, lo que es ahora mismo no hay infraestructura para tanto, pero supongamos que las autoridades correspondientes estén tomando las medidas necesarias.


Lo que sí resulta evidente es que ese anunciado auge del turismo en Cuba (impulsado, sobre todo, por una eventual eliminación de las restricciones para viajar a los ciudadanos estadounidenses) va a tener un gran impacto en la cotidianidad del “cubano de a pie”.


Mucha, pero mucha gente va encontrar un nicho de ingresos más o menos formales. Más de los que ahora mismo —para bien o para mal— viven del turismo sin estar oficialmente contratados o autorizados.


Es normal, claro. No hay manera —ni siquiera necesidad— de regular a todo el que le venda agua de coco a cualquier vacacionista extranjero. Pero hay ocupaciones y “ocupaciones”. Cualquiera que pase habitualmente por La Habana Vieja habrá sido testigo más de una vez de las legiones de guías improvisados que ofrecen sus servicios en las cercanías de los hoteles.


“Le enseño lo que quiera de La Habana, mister”.


Nadie espere al típico cicerone de las películas, el tipo simpático y conocedor que muestra una ciudad desconocida y descubre algunos de sus secretos, por el simple placer de mostrarla. Para nada, muchos de nuestros “cicerones” tienen claro su objetivo: “luchar” su dinerito aprovechando la buena voluntad de sus clientes.


En principio no hay mucho que objetar, pudiera parecer una manera legítima de buscar el sustento. Pero lo cierto es que la mayoría de estos individuos tienen escasísimas nociones de historia, geografía, artes y arquitectura. Y más que guiar, terminan por desorientar por completo a los turistas que dicen ayudar.


Fui testigo de este caso el otro día y enseguida publiqué una croniquilla  en mi blog. Ni le quito ni le pongo:


LECCIONES DE HISTORIA


Señalando la cúpula del Capitolio, un "buscavida" devenido guía turístico le ofrecía con tono doctoral una explicación a una pareja de extranjeros: "Ese edificio lo construyeron los españoles durante la colonia. Ahí vivía el general de los españoles, que era como decir el rey de España en Cuba. Maceo y Máximo Gómez lo sacaron de ahí durante la guerra". Los extranjeros asentían, al parecer sin entender la mitad de las cosas. Aquello no era historia, no señor. Aquello era literatura fantástica...


Más allá de la vis cómica del asunto, es chocante el desparpajo con que alguna gente pretende ganarse la vida. Si esa persona decidió guiar a los turistas por La Habana lo menos que debió haber hecho es leer un libro de historia o una guía.


La lista de barbaridades que se dice con absoluta impunidad parecería parte de un libro de absurdos.


Y los cándidos turistas que no logran desembarazarse de estos “vivos” o los que los aceptan con absoluto conocimiento de causa, suelen asimilarlo todo con la mejor de sus sonrisas o con caras de asombro.


Los guías improvisados, por supuesto, no solo cuentan historias tremebundas; también ofrecen servicios adicionales: lugares para comer, hospedaje, transporte… y otros prestaciones menos convencionales.

Muchas veces forman parte de un engranaje pensado para sacarles la mayor tajada posible a sus circunstanciales clientes.


Aquí hay solo una solución contundente: ni prohibiciones, ni cacerías, ni multas… Solo los turistas pueden ponerle freno a tanta estafa. Aunque ya sabemos que no son todos los que vienen a Cuba para interesarse profundamente por la historia y la idiosincrasia nacionales.


A muchos de los turistas —muy probablemente a los que escucharon la historia apócrifa del Capitolio— las explicaciones les entran por un oído y les salen por el otro. Cuando pongan sus cabezas en las almohadas ya ni se acordarán del noventa por ciento de las cosas que oyeron por el día.


El visitante que quiere conocer a fondo esta cultura seguramente se las arreglará para contactar con la gente adecuada. A los demás les bastará con un mojito en un bar, una foto en el Morro y un paseo en un descapotable…

Visto 4418 veces

Comentarios  

 
#15 soycubano 09-09-2015 11:17
Como sigue habiendo paisanos a los que les encanta controlarlo todo, hasta hay uno por ahí que comentó que se les haga una licencia a los "luchadores" esos, jaja, ¿qué diría, "Luchador por cuenta propia"?. Ahora, a los acosadores, a esos que ya se pasan en su "acercamiento" al turista y se ponen de verdad hasta pesados, la policía, que seguro ya los tiene ubicados de verlos todos los días, por ejemplo, en frente del Hotel Inglaterra, como alguien dijo, los puede llamar discretamente (no cargándolos en una jaula delante de todos los turistas, eso no) hasta algún lugar donde por ejemplo el Jefe de Sector les advierta sobre su conducta, y lo que esta les podría acarrear de seguirla llevando así, impunemente, en esa zona turística. Y si continúa haciéndolo, pues entonces sí se le aplicaría alguna medida (multa o algo así). Pero eso de "asedio al turismo" que se le aplicó a mucha gente, a veces por sentarse a conversar sinceramente con un turista que coincidía con uno en una zona equis de La Habana, no, eso no. La policía debe de conocer bien, de tanto verlos todos los días, quiénes son los que se dedican "profesionalmen te" a esto.
 
 
#14 Arquero 07-09-2015 08:33
El amigo Aristides debe pasar un ratico en la emblemática Acera de Louvre en los arededores del Hotel Inglaterra para que vea si no hace falta que las autoridades (los he observado con perros y todo sin hacer nada) hagan su trabajo, limosneros, borrachos, falsos guias, prostitutas y un sin fin de taxistas dan una imagen de Cuba lamentable. Acosan hasta a los turistas sentados en el portal del Hotel. ¡¡¡¡Autoridades trabajen!!!
 
 
#13 RIGO 06-09-2015 09:28
primero alparecer estos tiene una licencia y pues los veo cada dia sobre todo en el parque central y me pregunto quien da una licencia de quia sin antes pasar un examen que al menos tenga esa personas las condiciones minimas para eso , al menos los que tienen licencia que sean capacitados para ejercerlos y los otros estaran pues compran y burlan a cualquiera desde la policia hasta los profesores como los bicitaxis que tenian que pasar una escuela y por cinco peso ni tienen que ir y estamos jugando con la vida de personas pero parece que el bolsillo manda
 
 
#12 calderon 05-09-2015 12:29
Tengo amistades de casas de rentas y les puedo asegurar que muchos de los turistas les encantan ese tipo de personas de la calle, porque de verdad el que quiere estar bien informado debe saber donde dirigirse y buscar la información correcta, porque cuando ellos quieren viajar por las oportunidades que ofrecen los hoteles ellos solitos buscan su información y sino averiguan con los dueños de las casas donde estan alquilados, asi que no le echen la culpa solo a los malechosres que viven de estos, estoy de acuerdo que no deben involucrar ni plicias, ni inspectores, eso si lo veran muy mal el turistas y ya veran en perioricos extranjeros lo que hablarian de eso, asi que dejenlos que vivan si hasta ahora lo han echo y no le hacen daño nadie, y al final parece que al extranjero tampoco le ha interesado la historia de nosotros sino se comprarian el libro de historia de cuba que los tienen en las librerias al alcance de ellos y no formen tantos problemas con esto, que eso existe en cualquier parte del mundo sino salgan del pais y compruebenlo ustedes mismo
 
 
#11 Carlosvaradero 05-09-2015 11:50
A veces el mismo grado de educaciòn que tiene el turista permite de alguna manera que se le acerquen estos indivuduos.
Los he visto acosar a los turistas para hablar de cosas que ellos, como cubanos ni siquiera conocen, entonces què historia, què cultura podrian ellos mostrarle al turista que viene a conocer???
Luego del supuesto papel de "guia improvisado", viene el hecho de pedir dinero por el "trabajo que hacen"...realme nte es bochornoso, y causa pena ajena.
Pobrecitos de estos guias, carecen muchos de muy poca dignidad!!
 
 
#10 Jorge R 04-09-2015 23:59
No podemos conformarnos con asegurar,como lo hace el autor (a)de este artículo que el turista que venga a Cuba no le interesa nuestra cultura e historia tan solo porque lo que le comentan "le entra por un oído y le sale por el otro". Es un mal punto de partida,lo mejor sería facilitar los medios para que el turista conozca Cuba de forma verosímil y en eso falta mucho por hacer por lo que así le dejamos el terreno bien abonado a los cicerones improvisados. No se trata de informar bien solo a los turistas que quieran saber de nuestra cultura.
 
 
#9 Arístides 04-09-2015 22:20
Creo, amigo Nórido, y comentaristas, que se está haciendo “una tormenta en un vaso de agua”. No veo un caso tan grave ni tan poco probable que ocurra. En todos los países hay “vividores” como aquí se les llamas, sin pensar que no todos pudieran ser clasificados como tales. Los clasificaría muy particularmente como “busca vida”, al menos los que no estafan, asaltan, carterean, o secuestran extranjeros. Es una forma de buscarse los pesos, hasta con mentiras, como el caso que se nos cuenta y cuenta una comentarista.
La vida es dura para muchos de los nuestros, hasta en los países supuestamente con mejores niveles de vida que Cuba. Meter a la policía en casos como estos - ¡los pobres! tienen mucho trabajo en los seriales policiacos - no es prudente, ni tampoco inspectores, ni poner en práctica cualquier otra medida represiva, Cuanto más se prohíbe, es peor. Ya hemos tenido esas experiencias en nuestro país, y no hay ni que mencionarlas porque son de dominio público.
Los encargados de fomentar y mantener el turismo en nuestro país son los que se tienen que poner para eso. Cualquier lugar turístico del mundo que se visita, tiene su información en un sitio especial de Internet dedicado a ello, al que se puede acceder con un teléfono inteligente o uno no tan bruto, o están a la disposición de todos, folletos, plegables, hojas sueltas, etc., donde con pelos y señales, se ilustra y se informa de cada uno de los puntos de interés o de cualquier cosa que pueda llamar la atención del visitante, con la colaboración de los que de verdad saben lo que hay que informar.
Esos impresos les pudiera servir a esos mismos señores desinformados o medio analfabetos de la historia, para que no digan que El Capitolio lo hicieron los españoles, o las otras barbaridades que dijo el del cuento de Yuri, y las muchas que pudiera inventar hasta en otros lugares del país.
 
 
#8 sachiel 04-09-2015 15:28
En cualquier lugar del mundo, hay hordas de estos "guias". Y tambien de vendedores de otros servicios, como los taxis, alojamientos, etc.Pero ahi se ocultan y se deslizan los verdaderos criminales y delincuentes, capaces de extorsionar, robar y hasta asesinar a incautos que muestran el "verde" con desparpajo. y en unos años, si no ponemos coto de buena manera, hablaran de Fidel y de Raúl en términos similares.
 
 
#7 Roberto.Q 04-09-2015 15:23
Verguenza contra dinero,si encaja esta frase porque no soy ducho en Historia ni en estos temas,pero si soy cubano y que verguenza cuando gentes como los de la historieta desorientan a los visitantes y les roban el dinero,pero bueno como no dice Yuri, la historia los aplastará.
 
 
#6 Arquero 04-09-2015 13:27
Si queda para los turistas y no para las autoridades ¿Qué van hacer las autoridades?. Pudieran haber licencias para ese trabajo pero para los inventores multas y advertencias.En tre el maltrato que nadie soluciona o tiene nada que ver y todo lo que ocurre en nuestras calles a como decida cada quien ¿Donde vamos a ir a parar? Otro temita alrededor de los turistas que no toca el artículo es la de los limosneros que acosan a los extranjeros dando un retrato horripilante de Cuba. No coincido con el periodista ¡¡¡Autoridades! !! Tal cosa no está permitida y punto.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar