viernes, 22 junio 2018, 11:28
Jueves, 13 Agosto 2015 10:48

Positivo para Latinoamérica el restablecimiento de nexos Cuba-EE.UU.

Escrito por  Agencias
Valora este artículo
(0 votos)

El restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos resulta muy positivo para América Latina por su aporte al objetivo de integración regional y garantizarla como zona de paz.

 Así coincidieron en entrevistas con Prensa Latina Oscar Laborde, secretario para la Integración de la Cancillería de Argentina, y Pablo Vilas, director de la Casa Patria Grande Presidente Néstor Kirchner, ambos candidatos al Parlasur.

 

En primer lugar hay que apreciar el valor del pueblo cubano para llegar a este momento, significó el embajador Laborde, quien recordó que pese a la desaparición de la Unión Soviética, la isla afrontó la crisis económica y el recrudecimiento del bloqueo, y logró así sustentar la revolución.

 

Luego aconteció el rechazo al Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), posición que disparó los ideales de integración latinoamericana; nace la Unión de Naciones del Sur y la Comunidad de Naciones Latinoamericanas y Caribeñas (Celac), movimiento integrador en el que Cuba fue protagonista.

 

Washington nota toda esta articulación regional en la que crece el rechazo al bloqueo contra la isla, y le resulta insostenible porque ve suplantada a la OEA y necesita disponer más de América Latina, señaló el funcionario.

 

El ejecutivo norteamericano entonces decide reconocer que su hostilidad hacia Cuba resultó una política fallida, aunque los círculos de poder no renuncian al objetivo de derrocar al gobierno cubano, ahora con otros métodos, advirtió Laborde.

 

"Es decir, la postura de Cuba es un ejemplo de lucha por un lado y, además, un aporte para que América Latina sea reconocida por Estados Unidos y tenga que tratarnos de igual a igual a pesar de lo molesto que esto pueda significar para ellos", concluyó el funcionario.

 

Para Vilas, la recomposición de esos nexos "es muy positiva para alcanzar el sueño de la Patria Grande de Nuestra América y la construcción de la generación del bicentenario que integramos".

 

Washington admite su error histórico -acota- cuando comienza a cuestionar su hostil bloqueo y pide el levantamiento de esa política, ante la postura acertada de la revolución cubana de no claudicar con lo que se granjeó el respaldo del concierto latinoamericano.

 

Al igual que Laborde, Vilas destacó el NO al ALCA en Mar del Plata como un hito que comenzó a "consolidar un bloque sudamericano junto con Cuba que comenzaba a construir y definir su verdad identidad y una dignidad propia para nuestro continente".

 

"Vemos la recomposición de las relaciones como un primer paso que tenderá a construir puentes de diálogo y comunicación", avizoró.

 

Es, entonces, una contribución al acuerdo de la Cumbre de la Celac en La Habana de "que este continente latinoamericano sea efectivamente una zona de paz a diferencia de lo que Washington le está proponiendo a otras regiones del mundo", concluyó el director de la Casa Patria.

Visto 1462 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar