jueves, 24 mayo 2018, 21:05
Sábado, 08 Agosto 2015 04:33

Familiares de las víctimas de la dictadura, frustrados con la muerte del general Contreras

Escrito por  EFE
Valora este artículo
(0 votos)
Contreras, el máximo represor de la dictadura pinochetista y condenado a más de 500 años de prisión, murió la noche del viernes a las 22.20 hora local (01.20 GMT del sábado).

 

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Lorena Pizarro, se declaró hoy frustrada por la muerte con una "impunidad inaceptable" del general chileno Manuel Contreras en el Hospital Militar y porque no haya sido degradado tras las múltiples condenas.

 

"Es complicado y provoca frustración e indignación porque finalmente, si uno observa, Manuel Contreras a pesar de tener más de 500 años de condenas por distintas causas igual murió en un plano de impunidad inaceptable", declaró Pizarro en declaraciones a Canal 13.

 

Recordó que el exjefe de la policía secreta durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) falleció a los 86 años con su rango de general retirado.

 

Recalcó que nunca el Ejército fue capaz de degradarlo y también porque falleció en un hospital como lo es el Hospital Militar".

 

Contreras, el máximo represor de la dictadura pinochetista y condenado a más de 500 años de prisión, murió la noche del viernes a las 22.20 hora local (01.20 GMT del sábado) en el Hospital Militar de Santiago de Chile, informaron fuentes de gendarmería (guardia de prisiones).

 

Al militar, cuya salud se había agravado las últimas semanas, se le habían suspendido todos los tratamientos y solo recibía cuidados paliativos para el dolor.

 

Por su parte, el presidente del Partido Comunista, diputado Guillermo Teillier, afirmó que "ya no tenemos presente con vida a este personaje tan siniestro, que cometió tantos crímenes, pero aún así la búsqueda sobre la verdad sigue".

 

"Él a lo mejor se llevó muchas de las verdades que nuestra ciudadanía necesita conocer, porque están los familiares de los detenidos desaparecidos, de mucha gente que no se sabe cómo murió y él debió haber confesado su verdad, pero ya no lo hizo", añadió.

 

Teillier agregó que Contreras ha muerto repudiado por todos los chilenos y todos quienes conocen de sus crímenes.

 

"He escuchado de parte de personeros de Gobierno que no habrá ningún tipo de homenaje", dijo, y lamentó que el Ejército no haya degradado al militar represor.

 

La senadora Isabel Allende, presidenta del Partido Socialista e hija del presidente Salvador Allende (1970-1973), derrocado por Pinochet, afirmó que hoy "ha muerto el mayor criminal que hemos conocido en Chile, condenado a más de 526 años".

 

En declaraciones a Radio Bío Bío, agregó que Contreras "no solo estuvo implicado en los peores crímenes, torturas y secuestros de nuestro país, sino que también en crímenes internacionales, como el caso de (excanciller) Orlando Letelier en pleno Washington y del general Carlos Prat y su esposa Sofía en Buenos Aires".

 

"Yo creo que representa lo más negro y criminal en la historia de Chile", enfatizó la parlamentaria.

 

Momentos después de la muerte del general Contreras, decenas de personas, todos familiares de víctimas de la dictadura militar, se manifestaron frente al Hospital Militar donde murió Contreras.

 

Con pancartas, banderas del Partido Comunista, también una del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, grupo que combatió el régimen militar, tambores, globos e incluso botellas de champán, las personas literalmente celebraron el deceso del "Mamo" Contreras, como le llamaban sus camaradas de armas.

 

Incluso los manifestantes instalaron un equipo de música y bailaron un pie (baile nacional) en el frontis del recinto hospitalario.

 

También instalaron un gran lienzo en la reja del edificio con el distintivo del Partido Comunista en el que se podía leer "Un asesino menos".

 

El Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet no ha ofrecido hasta ahora reacción alguna al deceso del general Contreras, aunque trascendió que el próximo lunes podría referirse al caso.

Visto 974 veces

Comentarios  

 
#1 Arístides 08-08-2015 11:58
Si los familiares de las víctimas de la dictadura pinochetista se sienten frustrados por la muerte del principal sicario de Pinochet, con todo el respeto para ellos, lo hacen demasiado tarde. Esa frustración debió comenzar justo al comienzo de la era que sobrevino al régimen tiránico, cuando comenzó la nueva era “pinochetista sin Pinochet”, que ha durado, al parecer, hasta este segundo mandato de la presidenta Bachelet, una que sufrió en carne propia los desmanes de aquella época.

A estas alturas de los tiempos, cuando muchos de los asesinos y torturadores de aquello nefastos años o han muerto tranquilamente, tal vez sin ni siquiera avergonzarse ni tener remordimientos de conciencia por las tropelías de las que fueron viles protagonistas, o tienen un pie en la tumba, viviendo ellos y sus descendientes de todo lo que mal obtuvieron por sus incondicionales servicios al “general” y a los gobiernos posteriores, ya es bastante tarde para hacer justicia. Es como para dejar de una vez y para siempre, de creer en la tan cacareada democracia chilena.

Esperemos que no más tarde, “se abran las grandes alamedas” y el pueblo que tanto ha sufrido desde 1973, cuando fue asesinado el presidente, Salvador Allende, elegido democráticament e, a pesar de sus ideales socialistas, puedan escupir sobre las tumbas de todos esos que cambiaron para mal los destinos del país, Y si digo escupir, no estaría nada mal que también vaciaran sus vejigas y sus intestinos sobre ellas.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar