sábado, 17 noviembre 2018, 04:03
Lunes, 03 Agosto 2015 07:22

ESTRENOS DE CINE: Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso

Escrito por  Diana Castaños, especial para CubaSí

Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso es la adaptación al cine del clásico cuento infantil creado en 1972 por la escritora Judith Viorst (Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day), que supone el primero de sus 4 libros -todos de títulos larguísimos- sobre Alexander y su familia.


La película, del año 2014, fue dirigida por el puertorriqueño Miguel Arteta The Good Girl (2002), Convención en Cedar Rapids (2011), y en su reparto figuran Steve Carell, Jennifer Garner, Ed Oxenbould, Jennifer Coolidge, y Dick Van Dyke, entre otros.


La cinta tiene un visionado agradable, a lo cual ayuda su breve duración (81 minutos), a través del cual nos presenta una familia numerosa en la que todos, excepto el niño Alexander, son absolutamente felices. Cansado de ser el único que se queja de la vida, el día en que cumple doce años, Alexander pide un deseo: que en ese día, todos los integrantes de su familia experimenten su misma sensación de fracaso diaria. Una reacción infantil, pero que genera el punto de partida para disfrutar una serie de situaciones que, si bien resultan entretenidas, carecen de la necesaria originalidad para despertar carcajadas.


Que tus padres no te entiendan, que tus hermanos no te escuchen, tropezar delante del muchacho(a) que te gusta, quedarse afónica el día de la actuación de tu vida, un grano en la cara la noche en la que vas a salir con un muchacho al que quieres conquistar, salir mal en una entrevista de trabajo, gritar palabras obscenas si se está conduciendo... ¿quién no ha pasado por alguna de estas situaciones? Lástima que no todos tengamos ese maravilloso happy ending que suele regalar Hollywood en donde, justo al final, se consigue el beso de la chica(o), el trabajo perfecto y demás sueños que el personaje pueda tener.


Incluso en una comedia se puede tomar riesgos. Pero Miguel Arteta decide no salirse en ningún momento de las instrucciones más básicas del manual. No existe ninguna novedad en Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso. Más bien al contrario: todo resulta previsible en una trama que, como en muchas otras ocasiones, perfila sus mejores momentos en el trailer.


Así, en esta cinta no hay sucesos inesperados… ni mucho menos, hilaridad. La risa, que según la paradigmática definición de Aristóteles, es provocada por la exageración o el absurdo, apenas se avista en esta comedia. La sonrisa, quizás.


Las moralejas inocuas que defiende el filme -no existen días malos, todo depende de cómo lo mires; mira el vaso medio lleno siempre- son la base de una cinta sencilla, ligera y hábil, bastante llevadera dentro de su forzada torpeza cómica.


Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso es una película para todas las edades (de hecho, la variedad de edades de sus personajes es tan diversa que difícilmente puede el espectador no quedarse identificado con una etapa etárea). Y es una película para ver en familia, preferentemente. Pero, ojo, si nos guiamos por las edulcoradas buenas actitudes del filme, sería después extraño si no conversáramos nuestras impresiones de la película con nuestra familia, y debatiéramos las diferentes opiniones, siempre en el marco y el calor de una agradable cena familiar… ¡Ah, verdad!: esto solo ocurre en películas de Hollywood.


Y ocurre, más que en cualquier otro género, precisamente en este tipo de comedias ligeras que es Alexander…, una cinta donde incluso el peor de los días de cada personaje está asumido con una tan buena actitud, que resulta, además de poco probable, desconcertante.


Estamos ante una película sencilla, sin estridencias ni rugosos cambios de ritmo. Una película que se ampara en la capacidad de Steve Carell como perito del humor y en la de Jennifer Garner como rostro simpático. Un título ocurrente, una hora y poco más de entretenimiento anodino. Que cada cual decida si eso le parece suficiente. 

Modificado por última vez en Domingo, 09 Agosto 2015 07:35

Comentarios  

 
#3 mari 03-08-2015 10:24
que bueno esta eso de aristoteles no lo sabia
 
 
#2 Rogelio 03-08-2015 09:59
perdón, pero debatir una película u otro tema en el espacio de la comida de la noche u otro, es potestad y capacidad de la familia que sea, no lo tiene que hacer dependiente de los supuestos vicios o virtudes de un emporio en hollywood.
 
 
#1 Rogelio 03-08-2015 09:58
perdón, pero debatir una película u otro tema en el espacio de la comida de la noche u otro, es potestad y capacidad de la familia que sea, no lo tiene que hacer dependente de los supuestos vicios o virtudes de un emporio en hollywood.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar