lunes, 23 julio 2018, 01:56
Lunes, 27 Julio 2015 11:21

Más exmilitares detenidos en Chile por haber quemado jóvenes vivos

Escrito por  Paulina Abramovich/AFP
Valora este artículo
(0 votos)
Veronica de Negri (izq), madre del fotógrafo Rodrigo Rojas de Negri, muerto durante la dictadura militar (1973-1990), y Alicia Lira, en Santiago de Chile, el 24 de julio de 2015. Veronica de Negri (izq), madre del fotógrafo Rodrigo Rojas de Negri, muerto durante la dictadura militar (1973-1990), y Alicia Lira, en Santiago de Chile, el 24 de julio de 2015. Foto: AFP

La justicia chilena ordenó la detención de otros cinco exmilitares por el asesinato de un fotógrafo y herir gravemente a una estudiante, al prenderles fuego vivos luego de una protesta contra Augusto Pinochet en 1986.

La justicia chilena ordenó la detención de otros cinco exmilitares por el asesinato de un fotógrafo y herir gravemente a una estudiante, al prenderles fuego vivos luego de una protesta contra Augusto Pinochet en 1986, informó este lunes el Poder Judicial.

La orden de detención, que involucra a exoficiales y suboficiales del Ejército chileno, fue emitida por el juez Mario Carroza, quien "despachó este lunes otras cinco órdenes de detención", confirmó a la AFP un portavoz del Poder Judicial.

Desde que se emitió la orden, cuatro de ellos fueron detenidos y eran interrogados por el juez Carroza.

Los nuevos militares apresados se suman a otros siete que fueron detenidos y procesados como autores y cómplices de homicidio el viernes pasado, en un vuelco de un caso que se mantenía hasta ahora en la impunidad.

El caso, considerado uno de los crímenes más horrendos de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), solo logró avanzar judicialmente después de la confesión de uno de los conscriptos que participó del hecho y narró ante el juez lo que ocurrió el 2 de julio de 1986.

En medio de una extensa jornada de protesta contra la dictadura de Pinochet, el fotógrafo Rodrigo Rojas de Negri, de 19 años, y la entonces estudiante de ingeniería Carmen Gloria Quintana, de 18, fueron detenidos por tres patrullas militares.

Después de ser golpeados y reducidos en el suelo, ambos fueron rociados con gasolina y se les prendió fuego. Los dos jóvenes fueron abandonados, gravemente heridos, en las afueras de Santiago.

Rodrigo Rojas, que había regresado hacía poco a Chile tras vivir en Estados Unidos con su madre exiliada por la dictadura, murió después de cuatro días de agonía. Carmen Gloria, quien actualmente vive en Canadá, se recuperó tras resultar con más del 60% de su cuerpo quemado.

"Nada más y nada menos que justicia"

Si bien Carmen Gloria vivió para entregar su relato, la justicia nunca había podido acreditar la participación concertada de los militares, por un supuesto "pacto de silencio" elaborado para ocultar los verdaderos hechos, afirmando, en cambio, que ambos jóvenes se habían quemado por el estallido de una bomba incendiaria que portaban.

"El Ejército tiene mucha información que no ha entregado y tiene una deuda con el Estado. Es el momento de asumir su responsabilidad como institución", dijo Carmen Gloria Quintana, entrevistada por la televisora Chilevisión.

"Yo quiero justicia, nada más y nada menos que justicia. Condena a las personas que fueron los autores materiales y a los intelectuales", agregó.

Los nuevos militares aprehendidos corresponden a otra de las patrullas militares que participó de la detención de los jóvenes, comandada por el capitán retirado del Ejército Pedro Fernández Dittus, quien en la década de los noventa había sido condenado por este caso, pero por negligencia.

Junto con él, fueron detenidos Leonardo Riquelme, Juan González y Walter Lara. El exconscripto Pedro Franco aún no había sido arrestado.

En tanto, el viernes fueron procesados como autores los exoficiales en retiro Julio Castañer, sindicado como quien prendió fuego a los jóvenes, e Iván Figueroa, y los exsuboficiales en retiro Luis Zúñiga, Francisco Vásquez, Nelson Medina y Jorge Astengo, mientras que Sergio Hernández fue acusado como cómplice.

Visto 1368 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar