domingo, 18 noviembre 2018, 22:03
Domingo, 12 Febrero 2012 21:05

Ros-Lehtinen y sus pequeños dinosaurios de Miami: ¿también enemigos de la iglesia católica?

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(6 votos)

Ros-Lehtinen ahora echa mano al lenguaje grotesco de la ultraderecha de Miami para atacar al arzobispo católico de esa localidad, Thomas Wenski, porque trabaja para trasladar a la isla a los fieles que desean saludar al Papa.

 

Varias decenas de integrantes de la titulada Cuban American Patriots and Friends se reunieron este sábado en el restaurante Versalles, de Miami, bajo el slogan de reafirmar su compromiso con “los valores democráticos”.

Según el jefe del grupo, Emilio Izquierdo, en Estados Unidos su gobierno está perdiendo los valores más originales, como lo demuestra, dijo, la política hacia Cuba que falta el respeto al “exilio histórico cubano”.

Una de las principales asistentes a ese encuentro, la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, habló sobre la necesidad de dar pasos firmes en la región para fortalecer la democracia.

En otro momento se refirió al próximo viaje a Cuba del Papa Benedicto XVI, del 26 al 28 de marzo, cuando además los católicos de la isla conmemoran los 400 años del titulado hallazgo de  la Virgen del Cobre en la Bahía de Nipe.

“No creo, afirmó Ileana, que la visita del Papa Benedicto XVI vaya a cambiar el régimen, es un viaje que le da legitimidad a la dictadura”.

Tal declaración no constituyó el primer ataque de la jefa del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos contra la Iglesia Católica y sus máximos portavoces.

Con motivo de la visita del Papa a Cuba, la Arquidiócesis de Miami organizó un programa destinado a facilitar el traslado hacia la isla de cubanos residentes en Estados Unidos interesados en asistir al suceso.

La responsabilidad de coordinar ese viaje recayó en manos del arzobispo de la citada Arquidiócesis, Thomas Wenski, quien subrayó el gran interés de la comunidad cubana en aquella ciudad por tomar parte en lo dicho.

Pero tan pronto salió a flote la información, los voceros de la extrema derecha de origen cubano en el Congreso de Washington y los anclados en Miami lanzaron los más duros improperios contra el arzobispo Wenski y la iglesia que personifica.

Los resumió una de las más delirantes enemigas de La Habana, Ninoska Pérez Castellón, quien a gritos frente a un micrófono radial dijo que era una falta de ética total que la Arquidiócesis de Miami se prestara a llevar “un viaje turístico” a Cuba.

Observadores hicieron notar que esa posición de Ninoska era compartida desde las sombras por congresistas como Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart, Marcos Rubio y David Rivera.

Otro rosario de groserías saltó desde la prensa digital controlada por otros cabecillas de esta misma ultraderecha que se refirieron en términos sumamente irrespetuosos al arzobispo Wenski.

El 10 de diciembre de 2010 la señora Lehtinen hizo algo por el estilo cuando sin la menor  pudor llegó a plantear: “Yo creo que la Iglesia Católica ha sido un fracaso en Cuba”, y también que el arzobispo de La Habana, Jaime Ortega Alamino, estaba confabulado con el gobierno.

Después Ileana subrayó al caracterizar a los dignatarios católicos de la isla: “podrían ser un arma de esperanza para el cambio en Cuba, pero están ayudando más al gobierno para que sea aceptado por el pueblo”.

Ahora echa mano al lenguaje grotesco de la ultraderecha de Miami para atacar al arzobispo católico de esa localidad, Thomas Wenski, porque trabaja para trasladar a la isla a los fieles que desean saludar al Papa.

¿Tan preocupada está Ros-Lehtinen por los recientes comentarios sobre la posibilidad de que pierda los comicios de noviembre gracias al reordenamiento de los distritos que circunda a su tradicional feudo electoral?

Al menos su feroz e irracional esfuerzo por seguir arropada a cualquier costo por el dinero y la influencia del hampa política de esa urbe, así parece denotarlo.

Visto 5398 veces

Ahora, a la distancia de medio siglo de formalizado el bloqueo contra Cuba, Ileana y su periódico El Nuevo Herald se atreven a defender una política repudiada por casi todo el planeta.

¿Se atrevería Ileana Ros-Lehtinen  a tomar posición respecto a las salvajes golpeaduras que la policía lleva a cabo contra los “indignados” que protestan contra agudas injusticias sociales?

Desde que en 1989, cuando aspiró por primera vez a un asiento en la Cámara de Representantes, la señora Lehtinen respaldó fieramente al terrorista Orlando Bosch Avila.

El esposo de Ileana Ros-Lehtinen ha sido acusado por una tribu cercana a Miami de haberle mentido y provocado gastos jurídicos por millones de dólares.

Ahora, cuando se produjo la salida a la calle de González Schwerert, otra vez la congresista norteamericana Ileana Ros-Lehtinen dio la nota  más notoria al justificar implícitamente la necesidad de matarlo.

Comentarios  

 
#2 pjmelián 15-02-2012 16:44
¡ Cuanto me divierte leer y ver a la testosteruda y andrógina sionista, ros' whatever !
Enrabiada, furiosa, encolerizada, indignada, irritada, colérica, arrebatada, enloquecida, rugiente, vociferante.
No más títulos, basta ver el espectáculo ridículo y éso es más que suficiente para hacerme reír a mandíbula batiente.
¡ Picúa ! ¡ Bufona, payasa, cipaya y pelele de la mafia financiera sionista y sus secuaces, la gusanera vendepatria !
Pero no te detengas, gozo de inmenso placer verte toda hecha en un hazmerreír.
pjm
 
 
#1 JORGE TORRECILLA 13-02-2012 12:01
PAYASA QUE ES,,,VIVO EN LOS ESTADOS UNIDOS Y ESTA GENTUCHA LO QUE HACE ES VIVIR DEL GOBIERNO......
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar