miércoles, 12 diciembre 2018, 04:17
Viernes, 24 Julio 2015 00:37

MIRAR(NOS): Ni tan perfecto ni muy cuadrado

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para Cubasi
Valora este artículo
(7 votos)

Nada es solo blanco ni solo negro, las situaciones no son buenas ni malas.

 

El sexo es la única guerra donde se duerme con el enemigo

 

Incluso con los ojos cerrados, siempre es más fácil desandar el camino conocido. Premoniciones que nunca llegamos a comprobar nos hacen suponer que es mejor quedarnos en status quoantes de probar algo nuevo. Estructuralmente, tememos al cambio, y a lo largo de todas nuestras vidas ¡tantas veces miramos con recelo al pasado pensando en lo que pudo haber sido!

 

Seguramente Usted como yo conoce personas que de muchas maneras han sido violentadas a lo largo de sus vidas. Los años pasan y prefieren callar, tragar en seco, so pena de encontrarse al final de la vereda algo mucho peor que su realidad más inmediata. No me circunscribo a las relaciones sentimentales porque también ocurre en centros de trabajo, en la vida en su conjunto.

 

Del mismo modo hay gente que vive en estado zen. Sumidos en su miseria, no levantan la vista para mirar a su alrededor. No lo hacen por orgullo, el orgullo quizás pudiera estar justificado. Se quedan allí, en una esquina de la oficina sin interferir en lo que no les concierne directamente porque hasta en los huesos les carcome la peor de todas las epidemias: el temor.

 

La gente tan reducida a la menos nada no decide ni el menú de lo que se come en su casa. Algunos terminamos por adaptarnos a esa limitación de pensamiento-acción, pero atormenta su mute descontrolado, pareciera indolencia aunque absolutamente: no lo es.

 

En este mundillo terrible de preguntas, respuestas, de sofoco perenne tras una primicia es absolutamente normal que las catarsis lleguen a modo de crónicas o de cualquier otro de los géneros interpretativos. Mis amigos periodistas justificarán mi siguiente exclamación. ¡Qué suerte este don de hilvanar ideas más o menos coherentes! Termina funcionando como un recurso del método, como una vía de escape, como un grito que se dicta al teclado.

 

El tortuoso camino hacia el desahogo emocional, por supuesto, varía en dependencia de cada cual, pero el miedo, la incertidumbre y su prima hermana la duda son absolutamente humanas. Tan naturales como sonreír o tomar agua, tan o más cotidianas acaso como la salida del sol o la llegada del nuevo día, para no pecar de absoluta.

 

Yo podría decir que es un tanto más penosa la causa de quiénes temen a la controversia. No ella entendida como el verso improvisado entre dos avezados decimistas. No. Me refiero al derecho universal de todo ser humano a replicar, a levantar su mano si no está de acuerdo y, si bien no con el propósito marcado de generar polémica,declarar sin segundas lecturas su desagrado.

 

Cuando dos personas, del sexo que sean, deciden unir sus vidas en santo matrimonio están precisamente uniéndose. Es como si tuvieras un tubo de ensayo con una sustancia química determinada y lo mezclaras con otra. No hay que ser experto para saberlo: se ha formado un nuevo compuesto. A partir de las características individuales se ha formado algo nuevo, a lo mejor no algo bueno ni tan saludable pero algo nuevo, eso es seguro.

 

Entran al ruedo dos familias diferentes y por lo mismo dos maneras distantes de ver la vida. De sabios sería entonces procurar la búsqueda de un punto medio, y esto no significa que una de las partes deba ceder. La gente confunde, a menudo lo hacen, tolerancia con humillación, con aguante desmedido e incluso con dejar pasar duras y maduras.

 

Nada es solo blanco ni solo negro, las situaciones no son buenas ni malas. Desde esta esquina les digo… todo tiene matices incluso lo que ya das por muerto puede tener alguna solución ni tan escondida ni tan negada a los humanos comunes.

 

Porque suele pasar, después de muchos años, a lo mejor cuando la madurez te alcanza percibes que se trataba de ser un poquito más condescendiente porque lo que tienes ahora, al otro lado de la cama,  no es tan perfecto o quizás no tan cuadrado.

Visto 4664 veces

Comentarios  

 
#8 k@ry 19-08-2016 00:00
esbien dificil este problema de la union y la comvivencia yo he aprendido que la comvivencia es la unica profesion en la cual una nuncase gradua constantemente seesta conociendo a la pareja y con los problemas de economia de familiares habeses de hijos ya cresidos es un poco mas dificil pero hay que mirar siempre otros matices si nos ponemos pensar mucho en decidir el problema primero nos combertimos en parte de el y no en la solucion al final de nuestros dias queremos recuperar el tiempo que tan lastimosamente perdimos mirando solo lo blanco y negro dejando de ver los matices que la vida te ofrece
 
 
#7 aliana 13-06-2016 11:20
que bonita la lógica aplicada me encantan tu psicología y tu modo de ver la vida jaja
 
 
#6 Jorge_Ale 13-04-2016 13:20
es muy cierto ... entre blanco y negro existe gris ... ni muy blanco ni muy negro (equilibrio) ... buena reflexión !!!
 
 
#5 Luna 06-08-2015 14:11
Hola Liz, soy Fan a tus articulos, a tu manera de ver, de apreciar, de exponer, a tu manera de decir. las palmas para ti
 
 
#4 andra 28-07-2015 10:50
que belleza de balanza para la vida ojala la vida fuera tan hermosa como las piedras que conforman esta porfavor diganme si son verdaderas o es un motaje Liz gracias por este articulo tan reflexivo y provechoso.
 
 
#3 yaiset 25-07-2015 07:18
hola Liz,
me encantan tus articulos. Es cierto que nada es tan perfecto ni cuadrado. Considero de forma imprescindible para el entendimiento humano la tolerancia y el respeto, precisamente porque somos diferentes y nadie es perfecto. Hay que respètar a las personas nada mas por el simple hecho de que somos personas y tolerar su comportamiento aunque no sea el mas indicado porque es la consecuencia de su forma de pensar. Hay que respetar la variedad de pensamiento, desechar lo que no nos gusta y aprovechar y disfrutar lo bueno. Cada persona es un libro diferente, donde se pueden aprender muchas cosas, ya sean buenas o malas. Por esa razon yo siempre escucho a todas, ahora siempre diferenciando lo bueno y lo malo.
 
 
#2 lizmely 24-07-2015 09:10
Aplausos tu manera de pensar y ver la vida es realmente clara nunca te vas a encontrar nada perfecto todo tiene punto medio la vida es una mezcla tanto de colores como de sentimientos
 
 
#1 gladys regina 24-07-2015 07:06
Como en todos los trabajos presentados por Liz,estoy de acuerdo con sus puntos de vista(hasta ahora);me encanto el parrafo que comienza con:"entran en el ruedo..etc etc",y asi mismo es,casi siempre en el ruedo entra un animal al que hay que domesticar o someter,sea un toro o lo que sea.Pero en este caso,tratandose de humanos,la cosa es mas complicada sobre todo en el caso de familias que a veces solamente tienen en comun a ambos miembros de esa pareja pues han sido familias rotas,y hasta mal llevadas que,como dije solo comparten esa hija o ese hijo que acaban de comenzar la suya.
Ahi entonces tenemos tema para un nuevo articulo de Liz:la convivencia,tan frecuente en nuestros dias en que nuestras familias acogen a un nuevo miembro cuando a falta de vivienda propia se incorporan tras el matrimonio o la union consensual.
Decia una amiga:"en tu casa, metes una paloma y sacas un gavilan" y a veces es cierto,el que llega no tiene en cuenta que en su nuevo hogar hay costumbres,idea s,etc que hay que respetar y al cabo de un tiempo ya quiere ser el o la mandamas,y todo tiene que doblegarse a su forma de pensar y de ser,basta que los demas,demuestre n tener algo de tolerancia y educacion para que se lo crea,es decir,como las personas que describe Liz al inicio de su articulo,que no necesariamente tienen que de indecisas, a veces se trata de personas tolerantes que prefieren vivir en paz con los demas,y esto tambien es valido para los compañeros de trabajo,estudio ,vecinos,y familiares consanguineos.
Es bueno saber que amar la paz,la armonia,no es sinonimo de ser coprofago.Yo me incluyo entre aquellos protestones,con troversiales,va lientes para levantar su mano ante un desacuerdo de ideas,sea en el ambito que sea.Eso me ha traido muchos problemas porque ser sincero y desinhibido es a veces un delito en nuestra sociedad,pero resulta,que al pasar los años y alcanzada la madures me di cuenta el por que siempre que ponia mi cabeza en la almohada dormia con tanta tranquilidad:.. .no me quedaba nada por dentro,...y lo que tenia al otro lado de la cama,de la pared,del buro,de la calle o del oceano,obligato riamente me respetaba ya que sin dejar de ser condescendiente cuando el caso lo requeria no dejaba de exigir mis derechos .Es cierto Liz,nada es perfecto ni cuadrado.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar