viernes, 13 diciembre 2019, 02:15
Domingo, 19 Julio 2015 05:57

Johnny Ventura, embajador universal del merengue

Escrito por  José Armando Fernández Salazar
Valora este artículo
(2 votos)

Durante su estancia en Cuba, Ventura ha podido disfrutar de primera mano de toda la riqueza musical cubana, primeramente en la tierra del Trío Matamoros, y luego en La Habana.

Es imposible imaginarse a República Dominicana sin el merengue. Cuando los habitantes de ese pedazo de tierra americana decidieron ser libres e independientes, el patriota Juan Bautista Fonseca tocó un ritmo para arengar a las tropas, el cual recibió ese nombre, y desde aquel momento el género quedó en la sangre de los dominicanos.

Sin embargo, en 1874 quienes gobernaban el país prohibieron por decreto su ejecución y baile, por considerarlo soez, y el merengue tuvo que refugiarse en las galleras, entre la algarabía de los apostadores y las peleas de gallos.

Afortunadamente el género pudo salir de la clandestinidad y continuó desarrollándose hasta convertirse en una de las marcas de identidad de la también llamada Quisqueya la Bella. Pero aún hoy en día en las galleras dominicanas es usual la presencia de un conjunto tocando la música típica dominicana.

Inspirado en esa historia de resistencia cultural el artista Jochy Sánchez tuvo la idea de crear un proyecto al que denominó La Gallera, con el propósito de reunir a los mejores intérpretes del merengue y contribuir a la preservación y difusión de ese patrimonio sonoro.

Como el propio director de la iniciativa artística declarara recientemente, nadie mejor que el Caballo Mayor, Johnny Ventura, para convertirse en el cantante principal de la nueva súper banda, que tuvo su primera presentación fuera de las fronteras dominicanas en el teatro Heredia, de Santiago de Cuba, durante el XXXV Festival del Caribe. Fiesta del Cuba 2015.

La Gallera es la puesta en valor del perico ripiao, el merengue, la música típica dominicana y cada tema seleccionado para incorporar al repertorio de la agrupación tiene su historia. Por ejemplo, La Agarradera fue el primer éxito después de la dictadura. Johnny une a sus cualidades musicales todo este conocimiento, lo que le otorga un valor añadido a sus interpretaciones, dijo a la prensa Sánchez.

Para el Caballo Mayor, por primera vez en Cuba, incorporarse al proyecto musical tuvo entre sus principales valores el hacerlo sentir como un niño sobre el escenario y la oportunidad de venir a la Mayor de las Antillas, un sueño que tuvo desde niño, pero que lamentablemente siempre fue pospuesto por las circunstancias.

Desde que era un niño tuve contacto con la música cubana, porque en Dominicana radioemisoras como Progreso casi eran consideradas radios locales y a veces los quisqueyanos teníamos la sensación de que vivíamos en Cuba, dijo Ventura a la prensa en Santiago de Cuba.

Fue en esa época cuando yo, que ni soñaba que me convertiría en artista, bailaba por unos centavitos con la música de las victrolas o imitaba a los cantantes cubanos. Entre ellos mis preferidos fue Benny Moré, a quien, con el tiempo, llegué a considerar como mi padre, agregó el también llamado Caballo Mayor.

A sus más de 70 años,  Ventura rememoró cuando con apenas 17 años integró la orquesta acompañante de El Benny durante sus presentaciones en República Dominicana, de cuya experiencia guarda, como una reliquia, la partitura que le obsequió con el arreglo especial que hizo para la gira del tema Arrullo de palma.

Durante su estancia en Cuba, Ventura ha podido disfrutar de primera mano de toda la riqueza musical cubana, primeramente en la tierra del Trío Matamoros, y luego en La Habana.

La serie de conciertos del cantante en los escenarios cubanos es solo el comienzo de un provechoso intercambio con el público de la Mayor de las Antillas, que incluye la producción, junto a Tony Ávila de un disco en el que predominan los géneros típicos de las dos naciones caribeñas.

Hay bachatas, guarachas, sones y algunas sorpresas. Es un honor inmenso compartir con Tony y estoy muy entusiasmado porque es la primera vez que grabo en Cuba y con músicos cubanos, lo que supone incorporarle al material toda la sabrosura de esta tierra, dijo Ventura.

Ventura adelantó que espera volver a Santiago de Cuba a fines de 2015 o principios del año próximo, y que esta vez espera presentarse al aire libre con un espectáculo que incluya canciones arregladas especialmente para honrar a esa bella ciudad y su pueblo.

El regreso a Cuba será uno de los proyectos más importantes de Ventura en los próximos meses, en los que, junto a La Gallera, continuará defendiendo en el mundo uno de los sellos identitarios más importantes de la cultura dominicana.

Visto 1864 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar