lunes, 10 diciembre 2018, 15:33
Miércoles, 15 Julio 2015 10:23

Absolutamente “elpidiados”

Escrito por  Liz Martínez Vivero
Valora este artículo
(5 votos)

En la vida de cualquier creador hay instantes de luz. Momentos memorables donde se activa “el bombillo” de las buenas ideas...

 

En la vida de cualquier creador hay instantes de luz. Momentos memorables donde se activa “el bombillo” de las buenas ideas, esas secretas premoniciones que a nivel interno nos hacen suponer que nada será igual a partir de hoy.

 

Algo así debió pasar por la cabeza de Juan Padrón cuando, estando en Leningrado, hace 45 años, determinó que debía dar un punto de giro inesperado a la historia del samurái Kashibashi. Justamente, en esa historieta intervenía un cubanito, cuyas ocurrencias y somatotipo en general vinieron a dar al traste con ese personaje eterno que es para todos nosotros Elpidio Valdés.

 

En declaraciones al portal digital La Jiribilla el propio Padrón aclaraba que el nombre surgió para establecer alguna correspondencia con ese ícono nacionalista que sin dudas es Cecilia Valdés.

 

«Le puse Elpidio Valdés para que se pareciera a Cecilia Valdés, y lo dibujé a la primera, sin boceto. El protagonista era Kashibashi, pero este tipo (Elpidio), las cosas que decía, que yo hacía que dijera, me eran mucho más simpáticas que las del japonés. Entonces viré las 12 páginas que tenía “boceteadas” y empecé toda la historia con Elpidio como protagonista».

 

Nunca son fáciles los comienzos. Incluso porque es difícil acertar en cuestiones de éxito rotundo, y peor aún, altamente complicado avizorar de dónde nos llegarán los vientos contrarios que intenten boicotear nuestra embarcación.

 

Por suerte, a veces las complicaciones en algunos funciona exactamente de manera opuesta. Vienen a ser, en estos casos, como un motor impulsor que como su nombre indica “empuja” a seguir adelante.

 

Fue así como la escasa bibliografía obligó a la profundización en la historia y en los contenidos referentes a la lucha de nuestros mambises. Y se hizo el milagro, el ocio se convirtió en una clase de historia donde, imaginación mediante, asistimos a momentos memorables de las luchas por la independencia.

 

Si bien es cierto que la personalidad de Elpidio no está basada en ningún General ni oficial mambí en específico, su carácter tan particular, lo ubica sin problemas en la preferencia no solamente de mi generación.

 

Con facilidad asombrosa memorizamos algunos de sus mejores parlamentos. Los soltamos en una fiesta o una reunión, y el mérito es absolutamente de Juan Padrón. Sin reparar en puntos geográficos, antes bien a lo largo y ancho de este verde caimán todos, sin excepción, hacemos silencio cuando las peripecias de Elpidio hacen las delicias en la pequeña pantalla.

 

Acompañado por su inseparable Palmiche, este cubanito que ya cumple 45 años ha alcanzado la madurez en nuestras vidas, y sin pensarlo mucho pero con absoluta conciencia de nuestra dependencia… hemos quedado “elpidiados” y peor aún: sin posibilidades de retorno.

Visto 1936 veces

Comentarios  

 
#4 el monky 15-07-2015 13:53
Omar J. Fernández: 100% de acuerdo con usted, parece que Liz Martínez Vivero padece de la misma enfermedad que unos cuantos en Cuba que emplean "dar al traste" para decir que algo salio adelante cuando es todo lo contrario, las personas no deberían andar repitiendo todo lo que escuchan y les parece "bonito", de ahí es que ves hasta en la tele unas cuantas barbaridades más............ !Ay Cervantes! ¿Qué bolá?
 
 
#3 Arquero 15-07-2015 12:53
Memorable en mi infancia aquella aventura de Pionero de Elpidio, Kashibachi,Seja ma Kemado y Sugato Sato.No puedo olvidar un capitulo en que le dan un golpe a Elpidio en la barriguita y lleno de dolor dice -Jamas vuelvo a tomar yogurt con mermelada de guayaba- Aunque la aventura era en el Japón feudal la maestria de Juan Padrón de mantener la cuerda de nuestra cubania es realmente grandiosa.Este gran artista ha realizado con su obra una defensa épica de lo que significa nuestra nacionalidad, de lo más autoctono y original que sale del corazón de nuestro pueblo.¡¡¡¡Sí absolutamente elpidiados o juanpadronados. ...Gracias...45 años...como ha pasado el tiempo¡¡¡¡
 
 
#2 Otelo 15-07-2015 12:50
...Y luego no quieren que uno diga...Hasta estuvo nuestro Juan Padrón, a punto de irse del ICAIC, por "las trabas" envidiosas y burocraticas que le imponian...sigo insisitendo que necesitamos AHORA, más animados sobre nuestra história y costumbres como contrapeso a la desvaloración cultural y educativa que sufren nuestros jovencitos(as).
 
 
#1 Omar J. Fernández 15-07-2015 10:49
"... vinieron a dar al traste con ese personaje eterno..."; o sea, se le interpusieron delante, no le permitieron concretarse, vaya, que tanto el somatotipo como las ocurrencias le negaron vida a Elpidio Valdés... ¿esa es la idea? ¡Ay, Cervantes!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar