miércoles, 19 septiembre 2018, 10:58
Miércoles, 08 Julio 2015 06:00

CIRCUBA 2015: ¡Comienza la emoción!

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí
Valora este artículo
(9 votos)
Es importante la presencia internacional. En la foto, el dúo Réquiem, de Colombia. Es importante la presencia internacional. En la foto, el dúo Réquiem, de Colombia. FOTOS: CORTESÍA

La XIV edición del Festival de Circo en Verano Circuba 2015 reúne desde este miércoles a artistas de una decena de países. Es la mayor cita del arte circense en América Latina…

Nos gusta el énfasis: cuando hacemos un festival, queremos que sea el más importante del mundo. No siempre se logra, pero a veces estamos cerca: este miércoles comienza en La Habana la más importante cita del arte circense en América Latina: El XIV Festival de Circo en Verano “Circuba” 2015.


La gala inaugural, protagonizada por niños actores de La Colmenita, artistas de la galardonada compañía Havana y algunos invitados extranjeros, tendrá lugar en la sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba, desde las 9:00 p.m.


Los números en concurso en esta edición del Circuba integran dos espectáculos, que alternarán desde el jueves en la recién renovada carpa Trompoloco.


Esta carpa, sede del Circo Nacional del Cuba, será desde esta edición un espacio multifuncional, que acogerá todo tipo de espectáculos artísticos: conciertos, presentaciones teatrales, bailables… Y por supuesto, las funciones de las compañías nacionales y extranjeras del arte circense.


Pero eso será después de esta fiesta.


Ya están en La Habana los competidores de esta edición, artistas de una decena de países —México, Estados Unidos, España, Venezuela, Colombia, Italia, Alemania, Rusia, Brasil y Cuba— que optan por el Grand Prix del certamen y por otros diez premios.


Algunas de las figuras presentes han ganado reconocimientos en importantes encuentros de Europa y Asia. La calidad del espectáculo está garantizada.


EL CIRCO EN CUBA


Desde la reanimación del circo cubano después de la crisis de los años noventa, el festival Circuba se ha convertido en una de las más populares opciones culturales del verano en todo el país.


El circo tiene en Cuba un público entusiasta, que repleta las carpas y premia a los artistas con sonoras ovaciones.


El Festival no se circunscribe a La Habana, después de las sesiones del concurso, inicia una gira por varias ciudades cubanas. La clausura, este año, tendrá lugar en Nueva Gerona, Isla de la Juventud.


Cuba cuenta ahora mismo con un fuerte movimiento circense, a pesar de las dificultades logísticas. Se sabe: el circo no es un arte barato.


Nuestra Escuela Nacional de Circo forma cada curso a decenas de nuevos talentos, de manera que está garantizada la renovación permanente del personal.


Ejemplo de la calidad de esa escuela son los numerosos premios internacionales que han recibido los artistas circenses cubanos en los últimos años. Y no solo en nuestro Circuba, sino también en los más importantes festivales internacionales.


La compañía Havana, por ejemplo, atesora muchísimos trofeos. Es ahora mismo la vanguardia del circo cubano.

 

circuba-02


El nivel técnico de los artistas nacionales está entre los más elevados del mundo, sin chovinismos ni excesos de confianza. Pueden competir —y de hecho compiten— con integrantes de escuelas mucho más antiguas, como la rusa, la china, la italiana, la estadounidense…


En los últimos años hemos sido testigos de espectáculos de mucho mayor vuelo artístico.


Pero ahí sigue radicando el principal reto del circo cubano: que la propuesta conceptual esté a la altura del desempeño técnico.


Porque nuestro circo, en buena medida, no ha trascendido el antiguo esquema: número tras número de pura demostración acrobática, presentados a la manera de una feria de atracciones.


No significa que el esquema no funcione a estas alturas. La gran convocatoria de público es la muestra.


Pero algunas expresiones del circo contemporáneo, como el célebre Circo del Sol, nos demuestran que este arte puede ser mucho más que pura exhibición de fuerza y destrezas.


Es perfectamente posible articular propuestas de alto calado metafórico, sustentadas en atractivas dramaturgias, sin que eso signifique que haya que renunciar a la emoción del circo más tradicional.


En Cuba hay potencial. Está la escuela, con un programa muy bien estructurado, con profesores de reconocido nivel. Y está la tradición, que tiene en las grandes familias de artistas circenses un puntal importante.


Tenemos un público bien formado, ávido de nuevas experiencias. Al circo en Cuba le falta mucho por andar, la buena noticia es que hay empeño, deseos y capacidad para alcanzar nuevos estándares.


Circuba, de alguna manera, puede ir abriendo caminos...

Visto 3715 veces

Comentarios  

 
#1 Adolfo 08-07-2015 11:59
El circo es algo fenomenal, lo recuerdo tanto en la infancia, creo que deben volver las carpas de pueblo en pueblo
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar