miércoles, 14 noviembre 2018, 12:14
Domingo, 16 Agosto 2015 06:42

Compañeras y compañeros…

Escrito por  Giusette León García, Cubasí
Valora este artículo
(7 votos)
Cubanos y cubanas Cubanos y cubanas

¿Por qué a la gente le ha dado por decirme señora?¿Será que quieren esquivar con el respetuoso término una expresión entrañable y bella: compañera, compañero?


¿Por qué a la gente le ha dado por decirme señora? En principio, me molestaba simplemente porque la palabrita me hacía sentir vieja, una sensación aplastante para una mujer de más de treinta. Pero luego, mirándolo con mayor profundidad, he notado que muchos esquivan con el respetuoso título una expresión entrañable y bella: compañera, compañero.


Si bien es cierto que los informes, cartas oficiales y discursos engolados han deslucido el concepto, hay muchas razones más poderosas para rescatarlo, desde la poesía de Mario Benedetti: Compañera/ usted sabe/ puede contar conmigo/ no hasta dos/ o hasta diez sino contar conmigo.

La canción de la trova: Qué difícil resulta, compañera, acabar de situarte en tu lugar qué manera de alzarte la primera qué justicia tan última en llegar (…)Yo te saludo en nombre de los nuevos los que no han de acusarte por amar los que amando contigo se hacen buenos porque buena es, tu savia original.


En la historia del pueblo: Mariana, la compañera de la manigua, Haydeé y Melba, las compañeras del Moncada, Celia, la compañera de la Sierra, Tamara Bunke, Tania, la compañera de la guerrilla. En la vida de los hombres: Tina, la compañera de Mella, Frida, la compañera de Diego, Vilma la compañera de Raúl…


Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española:


“compañero, ra.


(De compaña).


1. m. y f. Persona que se acompaña con otra para algún fin.


2. m. y f. Cada uno de los individuos de que se compone un cuerpo o una comunidad, como un cabildo, un colegio, etc.


3. m. y f. En varios juegos, cada uno de los jugadores que se unen y ayudan contra los otros.


4. m. y f. Persona que tiene o corre una misma suerte o fortuna con otra.


5. m. y f. Cosa que hace juego o tiene correspondencia con otra u otras.


6. m. y f. coloq. Persona con la que se convive maritalmente.”


O sea que no es imprescindible preguntar en qué partido militas o qué fe profesas, el compañerismo puede llegar por muchos caminos. Compañera de estudios, compañera de trabajo, compañera de ideales, compañera en la vida, compañera de nación, de tiempo, de escaseces, de colas, de calor, si acompañar es compartir, por qué no reconocernos en un: compañera ¿es usted la última? A la hora de comprar los mismos huevos y abordar a empujones la misma guagua y reírnos de los mismos chistes, tendríamos que sentirnos, de algún modo, compañeros, digo yo…


No tengo mucho en contra del respetuoso saludo, “señor”, “señora”, “señorita” y yo misma lo uso en ocasiones, bien contagiada por el uso cada vez más frecuente de aquellos apelativos en nuestra sociedad, bien porque hay personas con las que no me sale otro de la garganta, tan distantes las veo de mí, pero también porque siento que muchos compañeros (as) ya no quieren ser llamados así, sino señores (as), con toda su carga de clase y moralidad.
Me asusta preguntarme si ese distanciamiento será una intención de marcar ciertos espacios diferentes dentro de una misma realidad, hasta ahora ennoblecida por ese lugar común de los doctores y los albañiles, los negros y los blancos, los gerentes y las camareras: compañero, compañera.


Igual tampoco es mi intención juzgar a tales compañeros – señores, ni hacer un llamado a borrar ningún término, ni rotularlo o discriminarlo, pero, señores, ninguno: tampoco se me molesten cuando les llamo compañero (a.), pues habrá incluso quien esgrimiendo mis propias razones afirme que es una palabra demasiado grande como para usarla con todo el mundo, pero yo voto por decirla y vivirla sinceramente los unos con los otros. ¿Qué prójimo más próximo de un cubano que otro, compañero?

Visto 13392 veces Modificado por última vez en Sábado, 17 Octubre 2015 08:53

Comentarios  

 
#18 George 21-08-2015 16:01
Parafraseando el poema de Nicolás Guillen:
Tengo, vamos a ver
Lo que merecidamente tenía que tener
Tengo, señor vamos a ver
Si puedo tener
Lo que realmente tengo que tener.
 
 
#17 George 21-08-2015 14:22
Los calificativos de Señor y Señora denotan respeto y ante todo educación por la persona que se interpele, me llena de regocijo cuando veo y oigo a los estudiantes de Naciones Latinoamericana s que se están formando en nuestro país, al pasar junto a cualquier ciudadano y pedir con la educación que los caracteriza, "Señor con su permiso" o "Buenos días Señor" esto es algo que perdimos como muchas tantas cosas, pero que no todo el mundo ha olvidado y es de imperiosa necesidad rescatar para nuestros hijos, por esto es que no puedo estar de acuerdo con el articulo ya que a mi entender lo que debemos hacer es tratar de rescatar los valores éticos-morales perdidos y recordar que en parte el igualitarismo a lo proletario y todos los contra de la depauperada economía casera, han contribuido a la pérdida de valores tan grande que existe dentro de la población, de la cual nos estamos dando cuenta ahora y estamos tratando de rescatar a través de los medios de comunicación masiva, lo cual aplaudo aunque queda un largo trecho por recorrer, gracias.
 
 
#16 Liborio 20-08-2015 14:30
El Seños, Señora, Señorita, siempre han sido sinónimos de buena educación, de cultura, por lo menos así me lo enseñaron. Por otra parte, Compañero lo considero un apelativo a dar a quien comparte mi ideología, mis principios, mis luchas.

Aparte:: Para el comentario 9 de yk.. Martí no es el autor de la frase "el respeto al derecho ajeno es la paz" fue Benito Juárez.. Disculpe
 
 
#15 R.Betancourt 20-08-2015 12:04
Para YK, creo que le estamos achacando a Marti algunas cosas que el no dijo. El autor de la frase EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ fue el benemerito procer mejicano Benito Juarez.
 
 
#14 Guajira Guantanamera 20-08-2015 11:04
Como decía Yenia (#8) mientras no me digan Tía o socia etc, no me pongo brava, pero no me gusta que me digan señora, ese termino lo veo para personas mayores y aun no entro en ese rango de edad, siempre se utilizo en mi familia lo de señor o señora para las personas mayores que merecían un respeto por lo que representaban, la experiencia, la autoridad,… ahora me viene un poema de Nicolás Guillen, si … ese mismo… TENGO, VAMOS A VER, el prefiere decir compañero, no señor, no MESIE”””, sino compañero, yo lo prefiero también.
 
 
#13 carlos_habana 20-08-2015 09:58
Me cuestiono grandemente el porqué la periodista tiene que orientarle a uno como debe dirigirse a los demás. Creo que mientras no ocurran faltas de respeto cada cual es libre de dirigirse a otras personas como más le guste. Periodista, a mi juicio, se equivocó. Ocúpese de cosas más importantes.
 
 
#12 gabriel FCB 20-08-2015 07:50
Jesucristo, ver para creer, ahora es oficial el rechazo a la palabra señor o señora.
ud misma se responde en su articulo, señora periodista,
le dicen asi porque quienes le hablan, no son sus compañeros maritales, ni estan jugando con ud ningun juego, quizas no tengan la misma suerte o fortuna que ud, no deben vivir en su misma comunidad (barrio?) ni estudian en la misma escuela ni estan en el mismo cabildo.
saludos y por favor publiquen mi opinion.
 
 
#11 Felicia 18-08-2015 13:28
Yo pienso que mientras haya respeto a quien se dirige la persona da lo mismo compañera o señora, o señorita, según la edad.
Lo que hay que tener educación.
No se puede forzar a la gente a que se exprese de alguna u otra forma.
 
 
#10 Yo 18-08-2015 07:33
desgraciadament e eso es parte del pasado, la gente lo asocia con el socialismo europeo, fundamentalment e soviético que ya es historia, es una forma de renovarse y ponerse a tono con el resto del mundo, al final somos parte de él, hubo mucho de respeto cuando la "era" del compañero y compañera, pero yo que soy de un poco más atrás creo que la en la era de "Señor" y "señora" el respeto era por mucho mayor, además, se introdujo, aunque no esté en la acepción original de la palabra algo de hipocresía y de oportunismo al utilizar el término, en fin, para mi gusto, "Señora o señorita periodista, me gustó su artículo",,,,,s aludos,,,,,
 
 
#9 yk 18-08-2015 07:19
Creo que cualquier forma respetuosa para nombrar a una persona, que tengamos que indicar es elegante, es la manera de tambien hacer sentir que eres una persona educada, pues decía Martí "el respeto ajeno es la paz". Antes en nuestros tiempos en los años iniciales de nuestro proceso revolucionario, fue muy bien usado el término compañero o compañera, pues nos quedaba ese sin sabor de aquella clase burguesa en la que imperaba el "señor y la señora" a la que había que agradecer y obedecer y que se consideraban por encima de las demás clases sociales, luego vino la tarea de todos en la lucha por la emancipación y se hizo común y casi obligado del compañero y compañera, recuerdo que en todo se usaba ese término. Luego los tiempos fueron avanzando, fuimos dando pasos en nuestras relaciones con el mundo y volvió a comenzar a utilizarse "señora o señor". Hoy es casi común y ya son pocos los que usamos el compañero, incluído yo. Creo hay que rescatarlo, pues de cualquiera forma es adecuado tratarnos siempre que sea con respeto y sinceridad que es lo más importante. Somos compañeros del dia a día y así tenemos que vernos, aunque hoy algunos "por tener una vida más olgada" se sientan superiores y les guste más llamarse señores. Creo que lo que no debe pasar es la chabacaneria de "acere, consorte, puro, etc, etc.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar