lunes, 18 junio 2018, 13:30
Martes, 07 Julio 2015 06:00

Playa, playa; piscina, piscina

Escrito por  Giusette León García, Cubasí
Valora este artículo
(25 votos)
Piscina Piscina

¿Cómo llevamos los cubanos este verano y las vacaciones de nuestros "incansables" hijos? El cuerpo pide refrescar tanto calor, pero ¿y el bolsillo? ¿Cuánto cuesta un buen chapuzón?

Hasta la parte de “playa, playa” puede ser: salvando las odiseas del transporte, que a veces resultan traumáticas, es posible en el verano refrescar el cuerpo y el espíritu en las aguas de este mar delicioso que nos rodea y es gratis, al menos, el chapuzón, la comida, bueno, no es noticia llevarnos el almuerzo o panes con lo que haya y los pomos de agua, para disminuir los costos y tener un día divertido en familia. Además, es costumbre durante el verano garantizar ofertas gastronómicas asequibles y más o menos variadas en las playas, especialmente en las más populares, espero que 2015 no haga la excepción.


Playa, playa...


Harina de otro costal son las piscinas. La capital de todos los cubanos cuenta con varias opciones como las del centro recreativo José Antonio Hecheverría o la infantil Nené Traviesa, pero seamos francos, no digo para todos los cubanos, ni siquiera para todos los capitalinos son suficientes estas instalaciones. El resto de las provincias, unas más que otras, cuentan con algunos sitios similares, también insuficientes en el intento de satisfacer a niños y jóvenes en sus merecidas vacaciones.


Mi amiga Liliana, por ejemplo, aún no completa la primera semana de su hijo adolescente y ya está atormentada con el constante: ¿qué vamos a hacer? ¿a dónde me vas a llevar? ¡Vamos a hacer un plan! Pasa que los planes se dificultan en tanto lo que pide el cuerpo en estos días de intenso calor es agüita, mucha agüita para sumergirse, al menos es la primera opción y la piscina, lleva una inversión.


Otra madre habanera, Dalia, explica: “yo puedo, en los dos meses, llevar a la niña una vez a la piscina del Sevilla o a alguna otra de las que tienen ofertas para pasarse el día, pero un día en dos meses, no más, y eso contando, recontando y volviendo a contar”. Desde Matanzas, se  suma la doctora Lianet al tema con otra preocupación: “aquí la solución son las piscinas particulares, hay casas que te alquilan y pasas el día con un grupo de amigos, pero yo tengo dos hembras pequeñas y es peligroso bañarlas en una piscina donde no sabes los cuidados que han tenido en cuanto a clorar el agua, limpiar, cada qué tiempo cambian el agua…”


Piscina, piscinita...


Hay quienes resuelven el tema en la propia casa: “mira, para estarla metiendo en piscinas llenas de gente que yo no sé si hasta se orinan adentro, porque hay que ver como se repletan de chiquillos, que uno nunca sabe, yo le pongo a mi nieta una piscinita inflable, que me costó más o menos lo mismo que un día en cualquier lugar y la tengo hace tres años, le echo bastante sal al agua, que dicen que eso la purifica y ella pasa horas de lo más divertida y sin peligros con dos o tres amiguitas de la cuadra”, afirma la abuela de Claudia, una pequeña cardenense de tres años.


Y sí, esa parece ser una solución muy extendida que, además, refuerza la solidaridad entre vecinos: el que puede compra la piscina y el que no, tiene buenos amigos que lo invitan. Aunque no faltan excepciones hasta en una regla tan bonita: “con mucho sacrificio yo le compré a mi hijo una piscinita para ponérsela en el patio, pero es un rollo, porque está grandecita y todos los chiquillos del barrio quieren meterse, pero imagínate, a mí me da tremenda pena, pero eso se rompe fácil y la gente no cuida, que vayan a la playa”, protesta Carlos desde su casona en una localidad cercana a Varadero.


Y de piscina en piscina, volvimos a la playa. Mi madre me diría si leyera este texto: “ahora la gente se complica mucho, tienen que ir a la playa y de preferencia a Varadero o a una piscina cara para estar contentos, y los niños se aburren enseguida. Cuando yo era chiquita nos bañábamos en el río y si llovía bastante hasta en la cuneta, andábamos por los montes, nos subíamos en las matas a tumbar mangos, mi hermano inventaba juguetes porque teníamos muy pocos, pero nunca nos aburríamos”.


La verdad, no le falta razón, tanto que he decidido cambiar el último párrafo, donde pensaba quejarme de “la cosa” que no está fácil para sobrellevar el calor y las energías de nuestros hijos durante este verano, voy a dejar un paréntesis para la creatividad y el espíritu solidario, esa camaradería que nos permite compartir cualquier traguito y el fresquito de la acera para hacer de eso un fiestón entre vecinos, disfrutar un día con los niños en la piscinita del patio de al lado, organizar una excursión al río más cercano, a pie y sin exceso de producción o mojarse con el agüita del Pompón, después de echarle pan a los patos en el Parque Watkins.


No por pura autocomplacencia, sino por aquello de ser positivo y entrarle al verano con optimismo, quién sabe si esa actitud me deja más cerca de resolver el dilema del principio: ¿Playa? Playa. Piscina ¿Piscina?

Visto 8412 veces

Comentarios  

 
#20 pedRI Mdez 24-08-2016 12:55
que cosaaaa, 10.00 cuc para bañarse en una piscina, mira1!!, no me jo...., me quedo sin bañarme, asi de facil
 
 
#19 sexy 07-08-2015 00:51
es verdad la situacion esta dura ,yo aun estudio ,pero puedo apreciar el sacrificio que hacen mis padres para poder complacerme y as todo no son las vacaciones que nos merecemos pues despue de tanto estudio o tanto trabajo solo se puede salir un par de dias
 
 
#18 cacha 20-07-2015 17:14
muchas veces es tenemos deseos de darnos un chapuzon en una piscina. pero en las mas asequibles no alcanzamos a entrar.digase el echverria,el castillito ya que se llenan.entonces nos vamos para las de 10:00cuc a consumir 7,pero especificamente esas las estan llenando demasiado que a veces no tenemos donde nadar.y estan las que son especiales como la del hotel sevilla que si hay mas de cinco cubanos se cierra por capacidad y entonces permanece casi vacia hay que madrugar para poder entrar y lo cara que esta.
 
 
#17 nrt 11-07-2015 20:21
Fidel hablando de la creciente escasez del agua y todavia hay un monton de personas que anhelan que todos podamos tener una "piscinita" en nuestras casas. Solo piensan que no tienen el dinero para comprarla, cuando lo importante son los galones de agua que se derochan. Esperemos que vuelva la cordura, algun dia. Ya que algunos no quieren oir a Fidel, ni informarse con la mesa redonda, al menos leean lo que dice el Papa Francisco.
 
 
#16 jorge 09-07-2015 12:49
Es triste cuando nos damos cuenta que trabajamos 11 meses cumpliendo con un horario, luego continuamos trabajando en la casa cumpliendo con nuestros deberes, nuestros hijos 10 meses de escuela, estudiando y esforzándose para poder ser alguien en la vida y que cuando al fin llegan las vacaciones lo que debía ser placer se convierte en agonía, aquí me refiero a la agonía de trabajar por un salario que apenas nos da para vivir y de cuando simplemente queremos salir a vacacionar no hay donde ir, todo es a precio CUC y cobramos en CUP, lo poco que es en nuestra moneda hay que hacer muy buenas colas o simplemente tener PALANCA, yo soy de santa clara y no tengo playa cerca solo los ríos contaminados de mi ciudad, piscinas súper congestionadas donde no te puedes tan siquiera zambullir porque alguien que se tire te puede golpear sin querer y mucho menos piscina inflable.
 
 
#15 Cubana ecuatoriana 08-07-2015 18:06
Fíjense los ejemplos que pone la periodista, en Cárdenas y Varadero. por eso pudo escribir el artículo. Si fuera en Palma Soriano o Jiguaní ahi seguro nadie tiene piscina inflable.
 
 
#14 Jade 08-07-2015 15:38
En estas vacaciones quien no quiere ir a una playa o estar dentro de una piscina,ahora,t odo el mundo no tiene acceso a este ultimo recurso.
 
 
#13 Susy 08-07-2015 10:23
Es triste cuando nos damos cuenta que trabajamos 11 meses cumpliendo con un horario, luego continuamos trabajando en la casa cumpliendo con nuestros deberes, nuestros hijos 10 meses de escuela, estudiando y esforzándose para poder ser alguien en la vida y que cuando al fin llegan las vacaciones lo que debía ser placer se convierte en agonía, aquí me refiero a la agonía de trabajar por un salario que apenas nos da para vivir y de cuando simplemente queremos salir a vacacionar no hay donde ir, todo es a precio CUC y cobramos en CUP, lo poco que es en nuestra moneda hay que hacer muy buenas colas o simplemente tener PALANCA, yo soy de santa clara y no tengo playa cerca solo los ríos contaminados de mi ciudad, piscinas súper congestionadas donde no te puedes tan siquiera zambullir porque alguien que se tire te puede golpear sin querer y mucho menos piscina inflable (acaso esta la venden en las tiendas a precio módico, digo módico como para un salario de 360 pesos cubanos mensuales)
Por favor alguien me dice como les explico a mis niñas que en sus vacaciones no pueden salir a playas, campismos, piscinas u hoteles, porque además de que no hay ofertas para un trabajador de clase baja, en los campismos solo pueden reservar las personas que tiene tiempo sobrado para pasarse días de cola, y el trabajo que ¨FALTO¨ y hago la cola.
Gracias a Dios porque tenemos muchos beneficios pero deberíamos crear un plan de acción para estos detalles que ayudan al confort de los que trabajamos como obreros y que somos la base de otros a los que no les duela la cabeza con la pregunta ¨DONDE ME PASO MIS VACACIONES JUNTO A MI FAMILIA¨.
Saludos y por favor ayuden a los que no tenemos dinero para vacacionar.
 
 
#12 Micho 08-07-2015 07:11
Es verdad Gaby. Se puede hacer extensivo tu razonamiento a los que no tienen dinero tampoco para una vivienda, podrían ir a vivir para unas de las muchas cuevas naturales que tiene nuestra isla. Sabes que felices eran los aborígenes en las cuevas con taparrabos sin tener un dineral.
 
 
#11 idania 08-07-2015 00:10
Yo no tengo piscina porque no tengo dinero para comprarla, tengo que ir obligado a la playa para que mi bebe se divierta, en la playa es mejor soy economica, porque llevo el almuerzo para mi bebe asi no tengo que comprar nada, para ver si para el proximo verano compro una piscina
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar