lunes, 10 diciembre 2018, 10:31
Martes, 23 Junio 2015 07:00

Estrenos de cine: Exodus, dioses y reyes

Escrito por  Diana Castaños, especial para CubaSí

Por mucho que se desconozca sobre la Biblia, se sabe que Moisés es una figura del judaísmo, islamismo y cristianismo, cuya historia aparece en las Sagradas Escrituras; que fue encomendado por Dios para librar al pueblo hebreo de la esclavitud en Egipto a través del éxodo a la tierra de Israel; que se le atribuye la escritura del Pentateuco —los cinco primeros libros sagrados—, y que recibió los Diez Mandamientos de Yahveh en el monte Sinaí.


Exodus: Dioses y reyes narra una interpretación de esta historia de Moisés que cuenta el Antiguo Testamento. El director, Ridley Scott, da vida a la historia del líder que desafió un imperio y a la rebelión suya contra el faraón Ramsés, que terminó liberando a 400 mil esclavos en una épica huida de Egipto… tras un terrorífico ciclo de mortíferas plagas.

Realmente no es la primera vez que el cine produce una versión novelesca de hechos históricos cargada, como está Exodus…, de imprecisiones y tergiversaciones.


Como es común en el mundo moderno del séptimo arte, el filme Exodus: Dioses y reyes cuenta con escenas de acción y efectos especiales, que si bien entretienen al cinéfilo, lo insertan en un mundo irreal alejado de la verdad bíblica, que suplanta el hilo argumental de la intervención divina y la participación de Moisés en la liberación de los esclavos judíos del yugo del faraón de Egipto. Pero no hay necesidad de insultarse; las inexactitudes históricas de la cinta bien pudieran ser consideradas, si no nos ponemos muy exigentes, interpretaciones del suceso bíblico.


En el año 2014 el director norteamericano Darren Aronofsky estrenó Noé, una película que seguía sus propios conceptos en cuanto a interpretación histórica. Lo mismo pasa con la visión que el director británico Ridley Scott nos brinda ahora de las peripecias de Moisés, el patriarca del Antiguo Testamento que lideró el éxodo de los hebreos sojuzgados por el Egipto faraónico y que, tras recibir de Yahveh los Diez Mandamientos, abrió a su pueblo las puertas de la Tierra Prometida.


Pero lo que hizo Darren Aronofsky en Noé fue reinterpretar el sentido de lo religioso en el siglo XXI. Sin embargo, bajo sus apariencias neoclásicas, suntuosas y preciosistas, lo que intenta Scott en Exodus: Dioses y reyes es más atrevido: relativizar todo asomo de creencia, en tanto relato que, como le expone Moisés (Christian Bale) a Nun (Ben Kingsley) en un momento determinado del metraje, peca a estas alturas de poco convincente; suma de arbitrariedades y caprichos que ofrecen una visión del pasaje bíblico que lejos de aportar al imaginario colectivo, resta.


En toda su carrera como director —Los duelistas (1977), 1492, La conquista del paraíso (1992), Gladiator (2000), El reino de los cielos (2005), Robin Hood (2010)—, Ridley Scott ha realizado películas donde los personajes luchaban contra el orden consensuado de las cosas.


En Exodus: Dioses y reyes Scott expone las aventuras de Moisés: su abandono, aun siendo bebé, en las riberas del Nilo; su adopción por el régimen faraónico; su amistad fraternal con Ramsés II (Joel Edgerton); su exilio y casamiento con Séfora (María Valverde); las siete plagas que asolaron Egipto, etc.


El problema de la cinta reside en que el talento estrictamente cinematográfico de la propuesta es inferior al plástico. Los recursos de Scott como director son escasos, y ello hace que su escepticismo acerca de lo que nos cuenta acabe por derivar no en extrañeza, sino en cierto aburrimiento, y también cierta indiferencia ante la tosquedad narrativa.


Exodus: Dioses y reyes comercia demasiado con otros mitos, que no vienen del todo al tema: Thor, Star Wars, una pizca de Los juegos del hambre, en aquella escena en que los rebeldes se congregan y tiran con arco en llamas… A veces, se puede sentir en Exodus… cómo la Biblia es el texto menos clave.


Resulta irónico que los personajes de las ficciones de Scott luchen por cambiar sus realidades, cuando este director se revela incapaz casi siempre de hacer otra cosa que añadir a sus andanzas capas y capas de óleo y barniz. Carente de una fe, no ya existencial, sino expresiva, que le permita reinventar el paisaje de la historia, en vez de solo retocarlo.

Modificado por última vez en Lunes, 06 Julio 2015 10:54

Comentarios  

 
#5 Meschareth 23-06-2015 16:21
Estimada Diana Castaños felicidades por tan buen artículo y verdadera crítica a lo que ya viene siendo una tendencia con respecto a las narraciones bíblicas.
Pienso yo, podemos recrear las escenas, pero jamás quitarles sus contextos y sus verdades. El relato de la vida de Moisés y su ardua comisión como caudillo de la nacion de Israel es una histora real, que no necesita añadiduras fantasiosas. Es una historia bella llena de poder y aventura bajo la mirada y el poder de Jehová Dios que tiene misericordia y se compadese de su pueblo al que por medio de Abrahan se le había hecho una promesa. Yahveh, hizo en verdad por la mano de Moises las 10 plagas y liberó a Israel de Egipto. Hay mucho contenido emocionante en esas narraciones como para no solo hacer una película, sino dos. Es una lástima que algunos directores malgasten los recursos inventandose fantasias que como usted ha expresado termina confundiendo con imprecisiones y tergiversaciones.
Con su permiso voy a publicar su artículo en mi Blog. nuevomundo.cubava.cu
 
 
#4 Rogelio 23-06-2015 15:05
TripleA, la TV Cubana no tiene que poner NADA en la programación del 25 de diciembre, porque vivimos en un ESTADO LAICO, para tu información, y hay SEPARACIÓN de la Iglesia y el Estado.
 
 
#3 JoKeR 23-06-2015 09:13
amigo sullivan "opera prima" es la locucion en latin de "primera obra" o sea, hace referencia a la primera obra de un autor, y este no es el caso de Ridley Scott ya que tiene una filmografia que se adentra en casi todos los generos y abarca mas de 30 años, que bueno que te gusto el filme, a mi entender y siguiendo la logica de este tipo de film (blockbuster) fue el peor del año pasado, con un pesimo guion, aun contando con una (como siempre) correcta interpretacion de Bale "el mejor batman de la historia" como se refieren a el algunos medios de prensa, pesimo desempeño de los secundarios (aaron paul no hace mas que poner cara de asustado durante toda la pelicula), el esperado desenlace en el mar ni impresiona ni apasiona ni nada.... en fin un paso en falso a mi entender de este solvente e interesante director (uno de mis preferidos) que cuenta con varias obras de culto en su filmografia (blade runner, aliens) esperemos que acierte con su proximo film The Martian sds
 
 
#2 sulivan 23-06-2015 08:39
yo pienso que malinterpretast e la cinta, lo que quiso expresar ridley scott aqui no es la inexistencia de dios sino una forma mas cientifica y menos milagrosa de lo que pudo haber pasado puesto que si dios existiere, se manifiesta a travez de pequeñas cosas no milagros hipergigantesco s, eso si seria volver a crear mas de lo mismo de hollywood, ademas te concentras tanto en lo supuestamente negativo de la pelicula que dejas de ver las cosas grandes como la actuacion de un christian bale y un ben Kingsley que se demuestran capaces de encarnar e incluso oscarizar cualquier papel, ademas la interpretacion del antiguo testamento y la riqueza historica de la cinta debe ser, cuanto menos alabada, los trajes demuestran un esquisito detallado tecnico y la musica es sensacional lo que la convierte ni mas ni menos que en otra opera prima del señor scott.
 
 
#1 TripleA 23-06-2015 08:32
Espero que la TV Cubana la pueda poner en la programación del 25 de diciembre porque la TVC IGNORA lo que se celebra el 25 de diciembre y no pone nada sobre la fecha o casi nada excepto las palabras del Santo Padre en el Vaticano y lo hace el educativo, y es una tradicion cultural de cuba de siglos
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar