domingo, 13 octubre 2019, 19:07
Martes, 23 Junio 2015 06:00

El boxeo: ¿Doble baño de puños en oro?

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(1 Voto)

Euforia boxística siempre habrá en Cuba. Kid Chocolate se encargó de sembrar esa semilla de casta y pedrigrí en la primera mitad del siglo XX. Hoy el pugilismo intenta aferrarse con sus puños a la historia

Busca borrar el grisáceo rendimiento de los últimos mundiales (no se triunfa colectivamente desde Mianyang 2005), y a la vuelta de Río de Janeiro tratará a sangre y fuego de que sus arcas aumenten el caudal de 34 vellocinos, 19 platas y 14 bronces que los sitúa como disciplina más exitosa en el contexto olímpico.


La historia en Juegos Panamericanos no difiere. Con holgura miramos por encima del hombro si de medallero histórico se habla, amparados por 84-16-16. Estados Unidos (31-31-42) y Argentina (22-14-25) completan el trío vanguardista.


Pongamos un ejemplo:


Como muy pocas veces antes nuestros púgiles encararán el reto de Toronto con un volumen de preparación tan puntual. El resto de sus adversarios en Oshawa Sports Centre, incluidos mexicanos, estadounidenses y venezolanos, quienes igualmente inscribieron a sus franquicias en la V Serie Mundial, los mira con respeto indiscutible. Lógico, ninguno de ellos destilará adrenalina en el cartel final, donde bien los discípulos de Rolando Acebal pudieran refrendar su corona del circuito precedente este sábado y domingo vs. los Astaná Arlans de Kazajstán, algo inédito hasta este instante en la competición de casi seis meses de calendario.


La clarinada más reciente de poderío antillano la dio el subtitular universal de los 69 kg  Arisnoidys Despaigne, quien se ajustó los guantes como pionero de la Mayor de las Antillas en el AIBA Pro Boeing. En Kémerovo, Rusia, Despaigne despachó con contundencia al griego Dimitros Tsagrakos, a quien sentenció por unánime 3-0 (79-73, 80-71, 79-73).


Despaigne, de 32 años dio el triunfo decisivo a Cuba la IV Serie Mundial (WSB), cuando tras el empate a cinco entre Domadores de Cuba y Bakú Fires de Azerbaiyán se impuso en el pleito extra a Yauheni Ramashkevich.


La APB es el único de los tres certámenes auspiciados por la AIBA que le abre las puertas a boxeadores con 20 o menos peleas profesionales y les permite permanecer bajo el patrocinio de su Federación Nacional, por lo que conservan su elegibilidad para representar a su país en Juegos Olímpicos y Campeonatos Mundiales.


El certamen dará 20 plazas para los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro-2016, dos por cada categoría de peso desde 49 hasta +91 kg.


“La histórica entrada de Cuba a la APB ha sido un paso importante en el desarrollo de nuestros boxeadores y tenemos un inmenso orgullo en que Despaigne se haya convertido en el primero de nuestros atletas para mostrar su habilidad y corazón a través de este formato de clase mundial”, dijo el presidente de la federación Cubana de Boxeo, Alberto Puig.


De vuelta al posible desenlace en Toronto debe recalarse antes del gong inicial en Guadalajara 2011, donde campearon los antillanos con ocho cetros y una plata. Uno de los que “cayó” entonces fue el espirituano Yosbany Veitía frente al coate Joselito Velásquez en los 49.


Ahora nuevamente esa división aparece como interrogante, pese al talento indiscutible del novel camagüeyano Johanys Argilagos, la principal carta de Rolando Acebal, pero quien de seguramente volverá a toparse con Velásquez, ante el cual ya sucumbió.  


Después de México, en un segundo plano aparecen como escollos Estados Unidos, Venezuela y algunas individualidades de Argentina, Puerto Rico, República Dominicana, Brasil y Ecuador.


Un ejemplo sencillo: de 29 topes entre estadounidenses y antillanos los nuestros exhiben palmarés impecable de 28 sonrisas y un abrazo.
La observación es un método investigativo en extremo interesante. Seguir milimétricamente la IV y V Serie Mundial, escribir sobre ella, me ha posibilitado descubrir algunas virtudes y lados flacos de nuestra alineación de lujo, por lo que acá se las dejo:


Movilidad, buena técnica de esquiva y rápidas combinaciones de rectos caracterizan a Johanys Argilagos (49kg), quien exhibió balance de cinco sonrisas y dos fracasos en la Serie.


Yosbany Veitía (52 kg): El espirituano bronce universal de los 49 parece sobrado en su nueva división, el peso que considera idóneo para pelear. Tal es así que igualmente barrió con cuanto oponente se le enfrentó en el ring. Sus 14 triunfos sin asomo de flaqueza en dos temporadas literalmente meten miedo.


alt



Andy Cruz (56): Con 19 abriles plantó bandera el yumurino en la Serie Mundial. Capaz de consolidar cinco victorias que le aseguraron su presencia en Toronto, Cruz intentará preservar el areté fraguado por el as olímpico Robeisy Ramírez.


Lázaro Álvarez (60): Es prácticamente el pinareño un camaleón sobre el ring. Técnica depurada, movimientos cristalinos, esquiva y trabajo de piernas impecable y certeza en los intercambios cuando se desdobla en fajador. Tales atributos han dictado su condición de doble as del orbe en pesos diferentes. Eso sin mencionar sus rutilantes 7-0 en la actual edición de la Serie.


Yasniel Toledo (64): A pesar de que su estilo de entrar, conectar y salir o esperar a ripostar a veces no es del todo convincente, Toledo posee el areté de un bronce olímpico y subtitular del planeta. Su palmarés fue de 6-0, elementos que deben conducirle hasta lo más alto del podio en la nación de la hoja de maple.


Roniel Iglesias (69): Es cierto, el considerado hasta hace un tiempo el mejor púgil libra por libra del boxeo amateur, ha transitado por una campaña de fluctuaciones en materia de consistencia, —sufrió dos reveses—.  Roniel poco a poco carbura y si en definitiva recupera su estado de gracia, no debe dar respiro a rival alguno.


Arlen López (75): El guantanamero es un boxeador muy incómodo, que explota la versatilidad que posee para virarse tanto a la zurda como a la derecha y así conectar. Balance de 6-1 lo avalan, además de un jab milimétrico y esquiva fiel.


Julio César La Cruz (81): El doctor necesita disminuir un poco el exceso de confianza que ya en más de una ocasión le ha pasado factura, esencialmente cuando de proteger su rostro se trata. Dueño de una esquiva de torso envidiable suele hacer fallar con naturalidad a sus rivales. Velocidad como principal recurso para un púgil de 81 kg y técnica de golpeo cual estocadas a los puntos chakra, devienen sólidos argumentos de combate. Seis victorias y un revés exhibe su hoja de servicio por lo que debe refrendar su cetro de Guadalajara 2011.


Erislandy Savón (91): Poco resta por decir del Ciclón de Guantánamo desde que halló su nicho en la división crucero. Pegada de plomo, movilidad de lince y dominio total de las distancias justifican los nocaos técnicos que ha propinado el hasta ahora invicto en dos temporadas de la Serie Mundial, en la cual exhibe 17 deselnaces airosos sin mancha alguna.

alt


Lenier Peró (+91): Seis victorias y una derrota convierten a Peró en un sólido candidato a la corona. Su boxeo se centra en la movilidad, conectar con precisión y recibir poco, a tenor con el manual de un púgil de categorías inferiores. Deberá cuidarse de un impacto de contundencia, especialmente ante hombres que de seguro le superarán en talla y peso corporal.


Puesta al descubierto la carta naútica presumible de nuestros púgiles, solo resta ver si conquistan a fuerza de jabs, opers, ganchos y swines el Sports Center de Oshawa.


Visto 3356 veces

Comentarios  

 
#2 El 23-06-2015 08:16
no se que le ven a Ronier Iglesias, cuando lo primero que no tiene es inteligencia como para cambiar una táctica totalmente errónea, ante un rival que si demostró mucha inteligencia, valga la redundancia, cuando al darse cuenta que el cubano solo basa su ataque en swines por fuera, lo fue desbaratando con golpes rectos por dentro, para eso no hay que entrenar 6 meses, hágasenlo saber a los muchachos, saludos,,,,,
 
 
#1 humbertico 23-06-2015 07:22
me preocupa su rendimientos que vayan a bajar en los panamericanos
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar