lunes, 18 junio 2018, 15:22
Martes, 16 Junio 2015 05:52

Florida: Espejo de una muy curiosa democracia

Escrito por  Nicanor León Cotayo/ Especial para Cubasi
Valora este artículo
(2 votos)

Como prueba las iniciativas aprobadas el viernes en su Cámara de Representantes no  favorables a los cuidados médicos.

La explicación dada es que, como tal servicio social impone excesivos gastos  oficiales, resulta necesario disminuirlos.

Antes, ese cuerpo legislativo desdeñó fondos de Washington para aliviar hondas necesidades sanitarias de los pobres.

Un periodista del Herald/Times,  Michael Auslen, comentó que entre lo discutido sobresalió la proposición de terminar los  “certificados de necesidad”.

¿En qué consisten? A través de ellos las autoridades regulan el número de camas necesarias para crear nuevas instalaciones y expandir las ya existentes.

Borrar de un plumazo tales requisitos a los hospitales, indicó Auslen, permitirá disminuir a la mitad costosos procesos legales.

Aunque lo verdaderamente esencial del plan fue revelado por su cerebro gris, el legislador republicano Jason Brodeur, cuando aseveró:

“…y permitirá al mercado libre determinar dónde se deben construir o expandir hospitales”.

Sus seguidores valoran a este proyecto de ley como un enorme cambio y alegan que disminuirá costos y aumentará la competencia.

Pero los oponentes demócratas alertaron que volar en pedazos los certificados de necesidad  establecerá un abismo entre los hospitales y las áreas pobres.

¿Razón? La explicó a su manera Lori Berman, congresista demócrata por Lantana.

“No puedo imaginar por qué un hospital se mudaría a un área de bajos ingresos o un área rural, porque esas no son áreas en que van a recibir el mismo rendimiento por su inversión”.  

Con lenguaje crudamente franco la señora Breman siguió diciendo:

 “Lo más probable es que esto va a aumentar la cantidad de hospitales en áreas prósperas y no el acceso a la atención médica”.

Observadores apuntan que otros 22 estados del país han eliminado los certificados de necesidad y, según ellos, no han visto efectos negativos.

Otro proyecto de ley, con respaldo demócrata-republicano, autorizaría a trabajadores de la enfermería y asistentes de médicos a expedir recetas de algunos fármacos.
 

Portavoces de estos cambios afirman que su objetivo es  disminuir el costo de la atención médica y hacerla más accesible en todo el estado.

Lo niega rotundamente el líder demócrata en la Cámara Baja, Mark Pafford, al declarar a la prensa:

“Este proyecto de ley es en realidad un rodeo a algo de lo que deberíamos estar hablando,  la expansión del Medicaid”.

Sobre el muy retorcido  escenario de la salud pública en Estados Unidos, y particularmente en la Florida, escribió un periódico de ese territorio, Sun Sentinel.

Lo hizo durante la primera quincena de abril de 2010 y otros lo divulgaron después bajo el siguiente titulo:

 
¿Cuál es el precio de curarse en un hospital de la Florida, Estados Unidos?

Como tarjeta de presentación el artículo arranca diciendo que hacerse una tomografía en ese país cuesta 12 000 dólares.

Luego interroga, ¿Tiene neumonía? Recupérese en el Florida Medical Center en Lauderdale Lakes, y le pasarán una factura de 41 200 dólares.

Pero, añade el Sentinel, en la Cleveland Clinic en Weston es de solo 15 325 dólares.

Estas diferencias de precios, basadas en estimaciones de cobros que los hospitales reportan cada año al estado, “son la realidad de la atención médica en Estados Unidos”.

Una revisión de los precios promedio de cuatro problemas médicos comunes realizada por el Sun Sentinel muestra que algunas instituciones cobran el doble que otras.

“Uno no sabe cuánto va a costar el servicio en el hospital hasta que le pasan la cuenta”, dijo Bruce Rueben, director general de la Asociación de Hospitales de la Florida.

Curiosa, muy curiosa la democracia estadounidense, supuesta alquilada madre de los derechos humanos sobre la Tierra.

Visto 2339 veces

Comentarios  

 
#1 Darío 16-06-2015 11:23
Curio$a Democrac$ia
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar