jueves, 16 agosto 2018, 10:13
Viernes, 12 Junio 2015 01:06

MIRAR(NOS): Íntimamente público

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para Cubasí
Valora este artículo
(13 votos)

Ahora no salga diciendo que este 12 de junio una tal Liz dijo que era lícito tener sexo en lugares públicos.

Intimidad necesitamos todos, el Sol pone nubes a modo de cortinas porque quiere estar solo
Xhelazz
 

Ahora que todo se ha puesto de moda porque cualquier cosa cabe en el saco de lo posmoderno, los estudiosos (a mi juicio no los de verdad sino los que se concentran en detalles pirofláuticos) se concentran en poner etiquetas.

 

Enseguida paso a explicarles. Nadie dijo un día: “una crónica es esto o más cual cosa y se escribe así… y entonces fue la primera crónica”. No, no y no: primero fue la crónica y después el concepto.

 

Mal que les asiente a algunos, así ha pasado con todo. Figúrese mi asombro cuando recién me he enterado de que existe una definición para la práctica sexual en lugares públicos, no el coito exclusivamente, sino también cualquier asunto que conlleve al (in)feliz término de dos convertidos, acaso por escasos quince minutos, en uno.

 

Benditos quince minutos dirá usted del otro lado de la pantalla, acaso sonreirá con algún recuerdo pasado o reciente y si he traído a colación la nostalgia, de antemano pido disculpas… me declaro inocente por desconocimiento, no ha sido mi intención que evoque algún momento al que no puede volver.

 

Benditos para todos en el pasado, el presente ¿o el futuro? pero aunque vivimos es un país libre no tiene nadie derecho a expresar ese tipo de necesidades ¿fisiológicas? en lugares públicos.

 

La gente lo hace no obstante, lo seguirán haciendo quiénes me leen después de esta columna (siempre he dicho que este no es un manual de conducta). De hecho, los practicantes del cruising encuentran cierto morbo en  la exhibición, porque exhibición es, de su intercambio pasional.

 

Al menos yo, me siento incómoda cuando ocurre a mi lado (en la guagua, la cola, o en plena calle 23). No me apedreen, recuerden que soy una joven vieja y disculpen mi falta de modernidad, exoneren mi culpa.

 

Por supuesto, me despido y saludo a mi pareja sin ningún tipo de complejo de la forma preestablecida pero de ahí al melcocheo excesivo, de ahí a ese punto… pongo un freno.

 

También es cierto que muchísimas veces las parejas no tienen un lugar donde materializar sus sueños de alcoba, pero… al menos  esta, mi Habana de préstamo, no es tampoco la ciudad más iluminada del universo.

 

Ahora no salga diciendo que este 12 de junio una tal Liz dijo que era lícito tener sexo en lugares públicos. No he dicho semejante cosa; y en la oración anterior, por si las moscas, acabo de librarme de cualquier cargo que se impute por llamar al desorden.

 

Digo y recontradigo que inevitable, irreversible e indiscutiblemente las parejas seguirán dando pie forzado a los “aumentos de temperatura corporal”. Por lo mismo no se puede andar ciego por la vida pero tampoco de forma irrespetuosa. Porque rotundamente, el asunto no es de chisme… pero los ojos se le van a cualquiera cuando, en su cotidianeidad, se encuentra así, sin cortinas, en la vía pública semejante escena erótica.

 

Recuerdo que cuando estaba en el preuniversitario se pedían turnos para “matar jugada” en el albergue. La gente era más cuidadosa de su privacidad y también de su integridad física, porque (asumo) hasta un rapidito en un lugar que no tenga las condiciones mínimas termina sintiéndolo la espalda… por lo menos hasta the day after tomorrow.

Visto 8428 veces Modificado por última vez en Jueves, 11 Junio 2015 17:11

Aunque usted lo recontraniegue desde niño(a) se trazó un modelo ideal de hombre, un simple esquemita. Fácil de conseguir...

Hace algunos viernes yo pensaba escribir esta columna. Terminé engavetándola en mi (des)memoria y ahí quedó hasta hoy.

Probablemente me entenderás mejor, si te cuento la leyenda del hilo rojo. Parte de una creencia japonesa.

Ahora que la Real Academia de la Lengua Española, a diestra y siniestra, acuña términos como “amigovio” me pongo a pensar no en la definición explicita de ese ¿sustantivo? sino en otras aristas...

Cuando un celoso (mal) interpreta que lo están engañando, ayayay… las reacciones son las mismas en cada uno de ellos.

Nunca se puede decir de esta agua no beberé. Corre uno el riesgo de caer en el descrédito cuando luego de un tiempo se descubre en aquella situación, la misma de la cual juró no pronosticaba verse envuelto.

Por definición, el cuerpo humano no está adaptado a las partidas.

En cuestiones de pareja tenemos siempre algo que aportar, un agrego indispensable cual si se tratara de una pizza insuficientemente surtida.

Hablo de manipular situaciones, extorsionar conversaciones y voltear la tortilla a nuestra conveniencia… para que se dore más por la parte que vamos a comer.

Una exposición ha abierto sus puertas en territorio azteca. Le parecerá ridículo mi comienzo porque todos los días en todos los lugares del mundo abren exposiciones al público.

¿Sabía Ud que las mujeres no distinguen diferencias entre los orgasmos del clítoris y los vaginales?

Lo bueno del sexo, y lo sé ahora, es que resulta recargable. No mire esta crónica con cara de pescado en tarima, el sexo no se agota aunque nos agote...

Aproximadamente 1500 personas rellenaron un cuestionario con sus predilecciones en las temáticas sexuales. Entre el 50 y el 60% de las encuestadas querían recrear...

Usted tiene la oportunidad de proponernos los temas que quisieran conocer, así como comentarios sobre aquellos que les pongan las neuronas intranquilas. Cada viernes la cita es en esta sección y el pretexto es Mirar(nos).

Comentarios  

 
#17 barbarita 26-06-2015 08:54
Necesitamos lugares donde realizar todo ese tipo de relación, y cuando existe un lugar los sprecios son elevados, por favor necetamos moteles, hoteles con acceso para el cubano de a pie, saludos
 
 
#16 Humberto 17-06-2015 17:51
Excelente artículo Liz, sigue regalándonos visiones como esta de temas tan actuales y vitales
 
 
#15 aquilino 15-06-2015 10:44
Si permitimos el sexo publico seguiremos incivilizandono s, y llegaremos a las cavernas. En CUBa, país que aspira a rescatar valores debe ser penado y sobre todo, prevenida tal actitud.
 
 
#14 LEY69 14-06-2015 14:47
Como siempre amor. muy buena en todo lo que haces. Te amo.
 
 
#13 LaCaimana 13-06-2015 12:33
Lo que le sucede a Triple "A" es que se ha enamorado de Liz por sus escritos, por su manera de pensar, y no se atreve a reconocerlo publicamente. Siempre he transmitido a los menores que las personas se aceptan o no, nadie tiene derecho a cambiar su manera de pensar o proyectarse en la vida, por lo menos Liz se atreve a hablar de lo que otros ven y guardan silencio.
 
 
#12 Raymond 13-06-2015 11:34
Primero que todo decir que tengo 32 años, estoy de acuerdo con el escrito, es cierto que los alquileres hoy en dia estan caros para la mayoria de las personas pero veo de mal gusto las parejas que en plena calle, una guagua, etc, a plena luz del dia se besan de una forma muy apasionada, veo mejor que sea en una playa por ejemplo o en un parque de noche apartados de las otras personas.
 
 
#11 Mike 13-06-2015 07:08
Para TripleA

"Ayuda a tus semejantes a levantar su carga, pero no te consideres obligado a llevársela.", Pitágoras.

Usted tiene todo el derecho a opinar, pero la pregunta es sencilla, si no le gusta esta seccion, POR QUE ENTRA???, ya lo de Usted pasa de obsesivo para caer en ENFERMIZO.

La periodista solo nos da la denominación de lo que sucede en la vida diaria y su punto de vista, donde otros solo callan por HIPOCRESIA, la cual abunda como la hierba mala.

Entonces como buen "PURITANO" que dice ser, le viene muy bien esto, que canta Buena Fe y Decemer, "... me estas haciendo amanecer / sobre mis propias oscuridades".

Felicidades Liz por interpretar en su corta edad los azares de la vida y sus laberintos.

Este foro le agradece la ayuda que les da a personas como TripleA, pues en la viña del señor, hay de todo.

Tenga todos un buen fin de semana y disfruten la vida, es tan solo UNA.
 
 
#10 TripleA 12-06-2015 15:54
arquero cuando me referi a superficiales fue a los articulos no a las opiniones escrita por los lectores, realmente no me gustan la forma en que la periodista ha abordado estos temas, si observas he realizado pocos comentarios aunque he leido todos los articulos publicados, y no me gustan no los temas sino como están escritos, es una cuestión de gusto, RUEGO disculpen por favor mis gustos y mi forma de pensar sobre los artículos de la periodista, sigo prefiriendo el deporte, me complace más, feliz fin de semana a todos!
 
 
#9 Arquero 12-06-2015 13:04
Si a ese cruising se le suma las modernas formas del vestir, que cada vez tienden más y más al erotismo, haciendo sobre todo a la mujer un objeto de deseo, diria yo provocativo exageradamente (¿Cuantas veces ustedes no han escuchado o exclamado? ¡¡¡Esa mujer esta encuera!!!! o ¡¡¡Tarde o temprano todo el Mundo va andar encueros!!! Hay que reconocer que algunas veces esos romances públicos caen en falta de respeto.. ¿A qué mujer le gusta que al lado mismo de ella y delante de su pareja otra semidesnuda sea apachurrada sin límites? Por lo menos a la mia no. Yo soy una persona en extremo liberal pero no dejo de decirme que mi libertad termina cuando comienzan los derechos de otra persona. Nunca en nuestra sociedad se han mirado con buenos ojos ese tipo exagerado de encuentros. Lugares para hecer el amor nunca han abundado en la Habana. Una cosita no se molesten con TripleA que nos dijo superficiales el otro dia pero por lo que veo siempre lee a Liz. Es de los que la cosa le gusta pero come escondido... je,je.
 
 
#8 TripleA 12-06-2015 12:44
en ocasiones es mejor hablar y escribir de beisbol o de futbol, tal vez en esta esfera los artículos sean mejores y es necesario no echar más leña al fuego, hay que decir las cosas como son no con lecturas entre línas que lo que hacen es favorecer el libertinaje y el exhibicionismo
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar