miércoles, 20 noviembre 2019, 02:36
Martes, 09 Junio 2015 09:16

PANAMERICANOS- SI DE ANÉCDOTAS SE TRATA: La apendicitis no pudo con Joaquín Capilla

Escrito por  Víctor Joaquín Ortega/Especial para Cubasí
Valora este artículo
(0 votos)

Sobre la cama del hospital, Joaquín Capilla Pérez sufre. No se asusten: lo operaron de urgencia de apendicitis  y todo salió bien. En cuanto despierta, soslaya las molestias corporales...

 

Sobre la cama del hospital, Joaquín Capilla Pérez sufre. No se asusten: lo operaron de urgencia de apendicitis  y todo salió bien. En cuanto despierta, soslaya las molestias corporales; se duele y mucho por otra cuestión: los Primeros Panamericanos se van a celebrar dentro de pocas semanas y el quiere darle a México las dos medallas de oro en clavados de Buenos Aires 1951.

 

Fama, mejor, gloria posee. Los expertos y los aficionados le han colgado el cartel de favorito. No exageran. Vistazo a su hoja de servicios: en Londres 1948, la Olimpiada del Hambre, bronce en plataforma y cuarto en trampolín; en los Centroamericanos y del Caribe de 1946(Barranquilla) y 1950(Ciudad de Guatemala), oro en ambas modalidades. Lo promisorio es superior.

 

“¿Ahora qué? reponiéndome cuándo podré entrenar otra vez ¿podré? debo prepararme no me puedo perder esos Juegos a ganar ganar ¡ganar!”

 

El pesimismo no lo derrota. Levanta. Se prepara. Momentos de la verdad. Una y otra vez como estatua viviente, poesía entre el aire y el agua, que caen en la piscina. ¡Victoria! Los dos máximos galardones son para Capilla, son para su México como él quería.

 

En los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952, subtitular en plataforma y de nuevo cuarto en trampolín. Para la próxima será, comenta. Va por encima de las palabras: acelera en el adiestramiento y las competencias. En la capital azteca, VII Centroamericanos y del Caribe (1954): doblete dorado. En la gran cita continental de 1955, la segunda, asciende al sitio más anhelado en ambas.

 

Hacia la XVI magna cita. Tremendos contrincantes: conoce muy bien a los trampolinistas Robert Clotwhorti y Donald Harper y los plataformistas Gary Tobian y Richard Connor, cuarteto de EE.UU. Combate duro desde el principio, pero Bob y Donald, en ese orden, lo dejan en la tercera plaza.


 
Ahora sí no puedo fallar mi última oportunidad no me van a vencer…

 

Rompe la hegemonía de los clavadistas norteamericanos en Melbourne 1956. Tobian, segundo; Connor,  tercero. El campeón de la plataforma es el mexicano Joaquín Capilla Pérez.

Visto 2066 veces

La cercanía de los Juegos del Continente en Toronto nos impulsa a crear esta sección de anécdotas y datos curiosos de la historia de la cita multideportiva.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar