jueves, 21 junio 2018, 19:55
Miércoles, 03 Junio 2015 12:28

Tomás Sánchez, muy feliz en la XII Bienal de La Habana

Escrito por  AIN
Valora este artículo
(2 votos)

Tomás Sánchez, uno de los pintores contemporáneos cubanos más prestigiosos, declaró en exclusiva a la AIN que se sentía muy feliz de exhibir su exposición «Paisaje».

Tomás Sánchez, uno de los pintores contemporáneos cubanos más prestigiosos, declaró en exclusiva a la AIN que se sentía muy feliz de exhibir su exposición «Paisaje», como parte de la XII Bienal de La Habana.

 

Abierta en el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), en esta muestra el artista, quien reside actualmente en Costa Rica, evidencia plena madurez, maestría, una poética humanista de imbricación del hombre con la naturaleza y un oficio rayano en el preciosismo naturalista con profunda filosofía y ética, totalmente desvinculada de la simple reproducción de la realidad.
 
Después de 30 años de su última exposición en el MNBA, Sánchez se congratula, además de exhibir sus obras más recientes a sus compatriotas, por encontrarse en estos días en La Habana con muchos amigos, antiguos alumnos y colegas, lo cual le ha restado tiempo para visitar las exposiciones actualmente diseminadas prácticamente por toda la ciudad.
 
Señaló que en predios del Parque Histórico Militar Morro-Cabaña hay cosas muy buenas, que espera poder apreciar con más detalles dentro de unos días.
 
Recordó que en abril de 2014 exhibió, por vez primera en Cuba, sus fotografías, en la muestra titulada «Notas al paso», en el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, que le produjo mucha emoción y satisfacción por la enorme cantidad de personas que acudieron a verla.
 
Afirmó que siempre ha estado vinculado con Cuba, aunque reside en Costa Rica hace varios años, porque de una u otra forma colabora con proyectos en la Isla relacionados con las artes plásticas y la enseñanza artística, y que al cabo de los dos años de haber partido, regresó de visita.
    
Nacido en Aguada de Pasajeros, Cienfuegos, 1948, se graduó en la Escuela Nacional de Arte en 1971 y emprendió una vertiginosa carera que despegó con el Primer Premio de Dibujo del Salón Nacional para Artistas Jóvenes, con exposiciones en medio centenar de países en instituciones reconocidas internacionalmente por el rigor y calidad de su labor.
 
Tiene en su aval el Premio Internacional de Dibujo Joan Miró XIX, Barcelona, España, 1975; la Medalla American de la V Bienal de Artes Gráficas, Cali, Colombia, 1984, y el Premio Nacional de Pintura y primera Bienal de La Habana, La Habana, entre otros.
 
Renovador del paisajismo cuando parecía ya agotado, sus obras se han exhibido en prestigiosas galerías y museos del mundo, y pertenecen a famosas colecciones institucionales y privadas.

Visto 3083 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar