martes, 18 junio 2019, 00:24
Lunes, 01 Junio 2015 06:22

Tenis de mesa. Lecturas, tras la samba de ojos rasgados

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(3 votos)

Más allá del quinto puesto de Andy Pereira (168 del ranking mundial) y el sexto de Lisi Castillo (263), la V copa Latina, en medio de un tunami de remates y servicios de ojos rasgados, dejó lecturas para los jugadores cubanos



Más allá del quinto puesto de Andy Pereira (168 del ranking mundial) y el sexto de Lisi Castillo (263), la V copa Latina, en medio de un tunami de remates y servicios de ojos rasgados, dejó lecturas para los jugadores cubanos, especialmente cuando los adversarios enfrentados acá, y otros de calibre variable, los tendrán al otro lado de la net en los venideros XVII Juegos Panamericanos de Toronto.

Del fenómeno de la nacionalización en este deporte no podrán escapar los nuestros. De hecho lo vivieron en el coliseo de la ciudad Deportiva pues los descendientes de japoneses Caroline Kumahara (146) y Gustavo Tusboi (62) se encargaron de revalidar sus respectivas coronas del certamen. Por si no bastara Lin Gui (130) y Cazuo Matzumoto (115), dueños de sendas preseas de plata, también poseen esa virtud por genoma que es pertenecer a la cultura oriental, pródiga en portentososos raquetistas de ping-pong y badminton.

Kumahara desenfundó su “katana” para barrer por 4-0 (12-10, 12-10, 11-8, 11-2) a su coequipera Lin Gui (primera preclasificada). Aún sin desliz en parcial alguno la titular de 19 años calificó de muy tenso el desafío:

“Fue un encuentro muy difícil, los dos primeros sets muy peleados. Supe concentrarme y buscar los golpeos más efectivos en las acciones de definición y eso marcó la victoria. No esperaba revalidar el título pues este año no he estado muy centrada en mi nivel de juego y hace apenas un mes es que vengo entrenando mejor. Este resultado ante las mejores de Latinoamérica es muy importante y me impulsa a concentrarme en los Panamericanos de Toronto, donde mis compañeras y yo necesitaremos estar al 100 % pues enfrentaremos además a jugadoras chinas bien potentes, nacionalizadas por Estados Unidos y Canadá.

A propósito de la lid femenina las auriverdes coparon el podio, pues la experimentada de 34 abriles Ligia Silva (161) sentenció 4-1 a la colombiana Lady Ruano (256).

Menos rutilante devino el éxito varonil de Tsuboi (mejor rankeado del hemisferio con la plaza 62). El hiperquinético raquetista de 31 abriles fue carburando de a poco en el certamen, tras un inicio en el que confesó sentirse el cuerpo pesado producto del prolongado viaje.

Lo cierto es que se obsequió el vellocino luego de los parciales iniciales adversos por 8-11 y 6-11 en la batalla final. Afinaría entonces sus recursos para en lo adelante maniatar 11-8, 13-11, 11-7, 11-7 a su coterráneo Matzumoto.

El bronce, en un verdadero rompecorazones definido 4-3, quedó en poder del ecuatoriano Alberto Miño (219), más preciso y pausado en el cierre que su oponente, el boricua Brian Afanador (229).

“A Toronto iremos con la presión de ser campeones en todos los certámenes por equipo. Es un arma de doble filo, ya que en lo adelante la constancia y el crecimiento en partidos como los jugados acá serán determinantes”, ahondó Tsuboi.

A propósito de la justa, el alemán Thomas Wikert, presidente de la Federación internacional sentenció: “Este Torneo tiene una importancia trascendental. Hace unos años presencié una Copa Latina en Costa Rica y desde entonces hemos estimulado el desarrollo del tenis de mesa en la región. La Habana ha tenido un éxito organizativo rotundo, y ha establecido un puente de esfuerzos comunes para incrementar el intercambio y crecimiento entre países de la región y con la Federación Internacional.”

PARA ESCALAR POSICIONES SE NECESITA

Llisi y Andy, además de Leisy Jiménez (276) y Jorge Moisés Campos (274), aun necesitan kilometraje para emerger airosos en situaciones de tensión extrema como las de los partidos efectuados en la Copa.

Por ejemplo, Moisés no jugaba en un entorno similar desde los Juegos Centroamericanos de Veracruz en noviembre del 2014. En contraposición, el ecuatroriano Alberto Miño (219) uno de los jugadores que más progresión evidenció en el 2014, —escaló 187 posiciones— gracias a su presencia en calidad de jugador suplente en el TTC Zugbrucke Grenzau, prestigioso club de la Bundesliga alemana, desembarcó en La Habana con experiencia competitiva sólida, la cual le permitió incluso agenciarse el bronce sin entrenador.

Ese fenómeno no fue exlusivo de Miño. Salvo los nuestros, casi la totalidad de los contendientes en la lid, están inmersos en competiciones de diferentes latitudes de la geografía europea, en tanto los talentosos puertorriqueños Adriana Díaz (14 abriles) y Brian Afanador (18) cuentan con becas bajo el auspicio de la federación de su país.

Toronto deparará cruentos desafíos, pues en el sector femenino tanto Estados Unidos como Canadá inscribirán jugadoras asiáticas “fichadas”, mientras los auriverdes buscarán a sangre y fuego refrendar su cetro por colectivos en el masculino.

En el caso de los nuestros, quienes evidenciaron lagunas y carencia de determinación o selección de la variante idónea en varios momentos de exigencia suprema de los encuentros, les pasa factura esa ausencia de partidos de nivel, e incluso entrenamiento de categoría. Comoquiera que sus sesiones transcurren por la normalidad y “rutina” de la exigencia doméstica, el reflejo de ese inmovilismo les salió durante la corta justa.

Por fortuna, todo el equipamiento de primerísimo calidad utilizado en el certamen y valorado en cerca de 100 000 dólares se quedará en casa como entrega de las empresas DHS y Tinsue, patrocinadoras oficiales de la Copa Latina y de casi la totalidad de los torneos amparados por la ITTF (Internacional Table Tennis Federation). Buena señal para que en el futuro, cuba pueda continuar albergando torneos de envergadura y potenciando el desarrollo de sus raquetistas, así como el de otros del área centrocaribeña.

Visto 2757 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar