martes, 23 abril 2019, 18:09
Lunes, 06 Febrero 2012 10:37

Seguridad alimentaria al borde el abismo (+ GRÁFICO)

Escrito por  Jessica Castro y Margarita Valdés Rabí
Valora este artículo
(10 votos)

En los últimos dos años ascendió a más de 900 millones la cifra de personas que pasan hambre. Así mismo, 16 mil niños mueren a diario por esta causa.

En los últimos dos años ascendió a más de 900 millones la cifra de personas que pasan hambre. Así mismo, 16 mil niños mueren a diario por esta causa.


VER GRÁFICO

En su informe El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2011 (SOFI), la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), anuncia que de continuar el alza en de los precios de los alimentos en el mercado mundial, no se concretará para 2015 uno de lo objetivos de desarrollo del milenio más apremiante: reducir a la mitad el número de personas que sufren hambre en el mundo.

El índice de la FAO para los precios de los alimentos en 2011 alcanzó cifras solamente comparables a las de la crisis alimentaria de 2006-2008, mientras que la producción y utilización de cereales alcanzó casi el doble de las existencias en granos.

La volatilidad en los precios de los alimentos se sostendrá también en 2012, dado el creciente vínculo entre el mercado energético y el agrícola, a causa de  la demanda de biocombustibles y el aumento de la financierización de los productos alimenticios y agrícolas básicos, asegura la FAO.

Países del tercer mundo así como naciones en vías de desarrollo son los más vulnerables a la pobreza y la inseguridad alimentarias que acarrea esta crisis, dada su desventaja en las transacciones comerciales, esencialmente exportadores de materias primas, e importadores de productos industriales.

Cuba no se halla excluida de este grupo de naciones en desventaja comercial, pues, a pesar de ser también exportadora de servicios, se ve afectada por la disponibilidad de divisas para comerciar en las circunstancias actuales de alza de los precios de productos como leche, granos y grasas, así como por las sanciones comerciales que el gobierno de los Estados Unidos impone a la isla, se informó en la octava sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular que sesionó el 23 de diciembre de 2011.

Manuel Castro Formento, doctor en Ciencias Económicas, asegura que en el caso de Cuba  los altos precios del mercado internacional de alimentos no son el único factor que afecta la disponibilidad de productos en el mercado interno, la baja productividad en el sector agrícola también contribuye al alza de los precios de los alimentos en el mercado liberado.

Enfatizó, además, en la necesidad de fortalecer la producción interna para asegurar el autoabastecimiento y la sustitución de importaciones, así como el desarrollo de la industria nacional, a fin de suplir una de las principales desventajas frente a los monopolios comerciales del primer mundo.
 

Con el propósito de mantener la estabilidad de los precios de los alimentos más frecuentes de la dieta cubana –cereales, granos, grasas y lácteos- el estado se vale de las ganancias por concepto de exportaciones, del mercado alternativo en divisas, ingresos tributarios y a través de modificaciones en el presupuesto nacional.

De ahí que, en 2012, del monto presupuestario estimado en 717 millones 500 mil dólares, se destinará a la factura de alimentos d 51 millones 200 mil dólares, según se aprobó en la más reciente sesión de la Asamblea Nacional.


 

 

 

 

Visto 5309 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Febrero 2012 08:03

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar