martes, 25 septiembre 2018, 11:31
Domingo, 28 Junio 2015 06:00

Lo mejor de mi amante es su motherboard

Escrito por  Vladia Rubio / CubaSí
Valora este artículo
(10 votos)
Parece ser que los enfoques de género también están lastrando la producción de estos robots sexuales porque todavía el caballero de plástico, que no es el de la foto,  no se comercializa. Parece ser que los enfoques de género también están lastrando la producción de estos robots sexuales porque todavía el caballero de plástico, que no es el de la foto, no se comercializa.

La que titula este texto no es una frase sacada de un cuento de ciencia ficción. Lo saben bien los clientes de TrueCompanion.


Esa empresa de Nueva Jersey fabrica por encargo robots sexuales,  los primeros del mundo, aseguran. Ofrecen la oportunidad de elegir el color de los ojos, del  pelo y otros detalles más íntimos de Roxxxy , el nombre de su prototipo femenino.


Rocky es el del masculino pero, para lamento de algunas señoras, todavía no se comercializa.


Como son cuidadosos con la privacidad de sus clientes, no es posible conocer cuántos de esos robots tiene su lugarcito y hasta su almohada en las camas de este planeta. Pero, de acuerdo con su publicidad, no parece irles tan mal desde que se estrenaran en Las Vegas de 2010, en la Expo Adult Entertainment.


El ingeniero eléctrico e informático Douglas Hines, creador de la novedad, explicaba a BBC: “Los juguetes sexuales con forma humana no son ninguna novedad; lo que hace a Roxxxy diferente es que combina la inteligencia artificial con una forma humana”

 

amante robot femeninaEsta es Roxxxi (con las tres x)


Con 27 kilos de peso y 1.70 de estatura, la muchacha plástica interactúa con su “usuario” gracias a la inteligencia artificial de que ha sido dotada y que incluso le permite responder  a una conversación simple mediante un altavoz interno. Sus contestas son pregrabadas, pero puede recibir actualizaciones a través de internet para ampliar su vocabulario y sus capacidades, sustentadas  en sensores ubicados estratégicamente,  servomotores que van en la boca y los genitales.


Pero estas líneas no son para abundar en las entretelas de la TrueCompanion, tampoco para condenar o criticar, simplemente para buscar respuestas y compartir angustias acerca del porvenir de la conducta sexual humana.


¿Cuánto de plenitud puede encontrar aquel que opta por un robot como compañía sexual? No pocos en son de broma han comentado on line sobre las “ventajas” de que la novia cibernética no pelee ni exija, no cele ni supervise.
Lo que no he leído es cuánto de emoción,  de ese aletear de mariposas en el estómago,  puede encontrarse al besar una boca de silicona. 

robot motherboadPara no pocos debe ser realmente complicado musitar a este oído frases eróticas o de amor.


Si este asunto fuera un fenómeno aislado, el sobresalto –de todos modos el sobresalto- sería diferente. Pero resulta que los japoneses, por ejemplo, como tendencia han decidido desterrar de sus vidas al sexo en pareja.


Marcados por problemas en la comunicación interpersonal, la alta tasa de suicidios y por otras sombras que acompañan al desarrollo tecnológico y económico,  los habitantes de de esa nación asiática han optado por la autocomplacencia, engrosando en paralelo  las arcas de la industria pornográfica.


“Mendokusai” parece ser de las palabras más repetidas en los hogares japoneses a la hora de irse el matrimonio  a la cama. Estoy cansado es su traducción y es el argumento nacional para evadir los encuentros carnales.


Es verdad que están muy cansados, no es solo una excusa. Sus jornadas laborales completan hasta 60 horas a la semana, a la vez que les acompaña una casi obsesión por el trabajo – workaholism es el nombre en inglés que lleva esa adicción.


Entonces, entre los ya conocidos muñecos de goma, la aparición de los robots sexuales y el onanismo cada vez más acendrado, ¿cómo vaticinar el porvenir de la vida sexual entre los humanos?


Y el asunto no es arremeter  contra esas conductas, de hecho, cada quien es libre de elegir lo que sus preferencias y su bolsillo le permitan –apuntar que el precio de Roxxxi  oscila entre los cinco mil y seis mil euros-.


La cosa está en preguntarse si es un paso hacia adelante o hacia atrás el renunciar a prácticas tan añejas como enriquecedoras. Tanto lo han sido que en no pocas ocasiones –Freud mediante- se convirtieron en fuente de inspiración para innumerables creadores e, incluso, en  incentivo para antológicas batallas y también asesinatos.


Con independencia de las implicaciones que estos fenómenos puedan o no tener en la calidad de vida de las personas, de sus derivaciones filosóficas y biopsicológicas, lo que sí resulta innegable es su impacto en la multiplicación de la especie.


De hecho,  para Japón se prevé que en caso de mantenerse la abstinencia por el sexo en pareja, -Sexless (Sin sexo) es el denominador para las parejas que mantienen relaciones íntimas  menos de una vez al mes- , arribarán al año 2050 con unos 25 millones de habitantes menos.


Por suerte, estas prácticas no parecen haber alcanzado al Caribe, y mucho menos a esta Mayor de las Antillas. Aquí también la tasa de natalidad se ha reducido de manera alarmante, pero no es porque los cubanos opten por el onanismo,  por muñecos o robots.


En esta isla, a pesar de las crisis y las carencias, o justamente por ellas, los cubanos no  han perdido las ganas, ni de hacer chistes ni de…

Visto 7501 veces

Comentarios  

 
#14 lolo 15-05-2017 13:56
wuau yo tambien kiero una muñeca de esas, debe ser mejor ke mi mujer. y seguro ke las muñecas no van de compras tambien.

menos mal!!!!!
 
 
#13 Jeidy 02-07-2015 10:07
Bueno yo pienso que esto es un juguete sexual mas entre los muchos que existen, no veo nada de malo en que de vez en cuando se quiera tener sexo con un/a muñeco/a ni creo que sea tampoco un peligro para la sexualidad ni mucho menos, aunque yo en lo particular prefiero una persona de carne y hueso que tenga sentimientos de verdad.
 
 
#12 Yane 01-07-2015 13:25
No me gusta la idea de ser sustituida por un robot, para mi es como dice el amigo rafa no hay nada mejor que el calor humano, asi que hombres no se dejen llevar por las novedades interesantes que se presentan en el dia a dia. Acuerdense q todo es propaganda y siempre hay algo que perder y en este caso estoy segura de que va ha ser, asi analicen y piensen
 
 
#11 Bartolete Pérez 30-06-2015 08:19
Yo quiero una muñeca de esas!!!
No son celosas y no PELEAN!!!
 
 
#10 eliecer ramirez 29-06-2015 21:54
Bueno,si acaso,hay quien tenga una por ahi que le sobre,o la rente,podemos llegar a un arreglo(es mejor una natural,aun que sea coja,o bisca,pues no se quiere para campo y pista,ni para que lean nobelas.Cojanlo como una jocosidad,los Cubanos estamos curados de espanto,y mejor sigamos a la antiguita(broma ),que esas unibercidades,h ay que llenarlas.
 
 
#9 Yosel 29-06-2015 21:45
Con la cantidad de mujeres lindas que hay en este mundo y mas en este pais por nada me busco una d silicona , aqui las hay a PULULU, jajaja y para las mujeres aqui tambien habemos hambres , no olvidar .
 
 
#8 El Cirujano 29-06-2015 18:29
Cada quien con su idea de lo que es sentir placer, pero la verdad no me da mucha gracia acostarme con una muñeca de silicona, yo prefiero seguir como el hombre de las cavernas y la vida será más plena……
 
 
#7 El 29-06-2015 16:15
genial ese final Vladia, nadie como tú, me encantó eso de..... ni de hacer chistes ni de,,,,,,,,, jugar pelota????,,,,, , jajjjaja
 
 
#6 Nelson Grasso 29-06-2015 15:53
Oyé. Este mundo está mas perdido que la propia serie. Y no solo existen estas muñecas, ya hasta han creado bicicletas sexuales donde estas, en el asiento, poseen un órgano genital masculino, entonces las mujeres, cuando pedalean, !bueno ya ustedes saben!, y mientras mas placer necesiten mas pedalean. Horrible lo que se esta viendo.
 
 
#5 Adolfo 29-06-2015 12:53
Bueno, no es para tanto. Como dice un párrafo del artículo es una opción más. De hecho nosotros en Cuba hemos estado "privados" de muchas cosas que contribuyen a la "plenitud" de la sexualidad humana, pero tiempo al tiempo, no se puede impedir todo el tiempo el desarrollo en esta esfera aún cuando a muchos les parezca escandalosa e irritante.
La condición "humana" nunca desaparecerá en la sexualidad del homo sapiens, solo hay que abrir un poco la mente y la imaginación para que esta nos siga haciendo más plenos.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar