sábado, 17 noviembre 2018, 14:02
Lunes, 01 Junio 2015 05:00

Roles en la pesa

Escrito por  Vladia Rubio/CubaSí
Valora este artículo
(10 votos)

Por tres días consecutivos me vi obligada a ir al agromercado, y los tres días el mismo vendedor me cobró más de lo que tocaba.

En la última oportunidad me cobró dos pesos de más. ¡Qué raro, eh!

Está claro que esa cantidad no decidirá mi situación financiera, pero me da mucha rabia que roben así, al descaro, y por eso fui donde el muchacho tras su tarima de ajíes y cebollas a preguntarle: ¿A cuánta gente al día le estás cobrando de más?


Por supuesto que no esperaba removerle la conciencia y con ello, una respuesta honesta, una confesión o algo así. Su contesta fue lo que esperaba: «Cualquiera se equivoca, mi tía».


Sí, cualquiera se equivoca, pero ellos nunca se equivocan cobrando menos. En realidad, creo que hasta a su tía si se entretiene, también le dan.


Pero sería una tontería escoger este asunto como tema. Es sabido que el consumidor, el cliente o como se le llame, vive aquí, como tendencia, la más pasmosa indefensión. Es engañado, estafado, timado.


Por qué, si en el agromercado hay una o dos personas que te «traducen» el resultado de la pesa de comprobación y te precisan exactamente cuánto te tumbaron, ¿por qué —pregunto— esas mismas personas también no averiguan cuál vendedor fue el del timo? No he investigado, pero si esos empleados son ubicados ahí solo para leer la pesa de marras, entonces están subutilizados y bien podrían hacer lo otro.

alt
Es más, al administrador, a la máxima autoridad del mercado, de los mercados en general, debería interesarle saber cuáles de sus trabajadores están robándole sistemáticamente a la gente a lo descara'o. Porque, además, es muy probable que también estén robándole a la unidad, si les dan el chance.


Zapatero, a tus zapatos


Justo por estos días se exhortaba a la prensa nacional a reflejar el día a día del país. Está muy bien la convocatoria, si apunta a develar zonas en penumbras o a hacerle sitio a esa anónima heroicidad cotidiana. Pero si el caso es únicamente jugar con la cadena y no con el mono, reiterar lo que el cubano dice, vive y sufre, entonces yo repito una vez más la sentencia de Ifá: «Lo que se sabe, no se pregunta».


Para qué voy yo a reflejar otra vez, y otra —y dale Juana con la palangana—, lo que todo el mundo conoce. Tengo un amigo que se ve tan feo —lo es—, que decidió no mirarse más al espejo.


Entonces, pienso que más que reflejar lo sabido —en casos semejantes al del agromercado, que es de lo menos grave que acontece—, la cosa puede andar por un accionar consecuente con la realidad harto conocida.


Seguro que en el mercado donde me roban cotidianamente hay administrador, viceadministradores, jefes, directores, responsables de…, y seguro también que sistemáticamente crean comisiones. Esas comisiones tan de moda y que resuelven tan poco porque, simplemente, se crean para hacer lo que a alguien le tocaba por plantilla o por decoro y no hizo.


Qué bueno sería que quienes crean esas comisiones para investigar lo que ellos no controlaron o no supieron dirigir, fueran los primeros a quienes la comisión propusiese sanciones.


Sin dudas, al periodismo corresponde reflejar cotidianidades, denunciar, investigar.


Pero creo que una de las peculiaridades del periodismo que se hace en esta Isla radica en que, a diferencia de otros lares, aquí la prensa no es oposición, sino parte del sistema; de un sistema económico, político y social donde cada quien tiene sus funciones específicas, aun cuando existan vasos comunicantes e interrelaciones.


Está muy bien que el reportero denuncie que el vendedor del agromercado anda robando al cobrar y/o al pesar las viandas, pero ¿tengo yo que ir a casa ajena a descubrir lo que quienes viven ahí no ven, tan evidente que resulta? 

Como aseguraba desde su sabiduría, compromiso y sensatez el doctor Julio García Luis —que descansa en paz, pero probablemente triste—: «Cualquier estructura de poder puede funcionar en la medida en que cada eslabón conoce sus atribuciones y las ejercita. Debe estar claro quién responde por qué y ante quién».


Julito —el siempre «dequi», como sus alumnos le llamaban— afirmaba lo anterior a propósito de las relaciones entre los sistemas de autoridad, «y la prensa es uno de ellos», recordaba. Pero su reflexión igual se ajusta a este ejemplito del agromercado, que es de los peores, que conste, y que para nada resume los problemas que aquejan al periodismo cubano.


De todos modos, viene bien recordar que no son pocos los que hoy hacen como el avestruz, porque es fácil y a veces conveniente. Que venga otro —léase el periodista— a sacarme las castañas del fuego… si las descubre.

Visto 17724 veces Modificado por última vez en Martes, 23 Junio 2015 16:02

Comentarios  

 
#35 Alex D. 04-06-2015 08:50
Hace unos días fui a comprar frutabomba en el Mercado Agropecuario Estatal #1 La Naranja en Ciego de Ávila y no estaba el precio de esta en la pizarra. Cuando fui a reclamar alguien de allí me dijo que aunque lo pusieran no iba a resolver mucho y se despidió con una carcajada. Es inconsebible cosas como esta. Una señora que estaba en la cola me dijo que para que iban a protestar por eso. que entonces les iban a decir chivatos y por eso nunca denunciaban cosas como estas. ¡Qué barbaridad! Que manera de autoflajelarnos y luego queremos que las cosas sean justas.
 
 
#34 ROBERTO:F 03-06-2015 15:58
EL PROBLEMA ES QUE NI AQUI PUEDES DECIR LA VERDAD, PORQUE NO ANUNCIAN EL COMENTARIO. SI VAMOS HABLAR O DEJAR HABLAR, HABLEMOS DE TODO Y TODOS, PORQUE RETIENEN COMENTARIOS DONDE SE DICE LA VERDAD... NO DIJO RAUL CASTRO AHORA MISMO QUE CRITICARAMOS TODO LO MAL HECHO.. POR QUE SE RETIENEN COMENTARIOS... YO SE PORQUE, Y TU TAMBIEN..
 
 
#33 JUSTICIERO 03-06-2015 08:47
LOS PLACEROS, BODEGUEROS, CARNICEROS, TODOS SON UNOS ESTAFADORES7G8, ESTO SE PUEDEN VER CUANDO USTED LOS CONOCE, ANTES DE ENTRAL A TRABAJAR EN LAS BODEGAS CARNICERIAS PLACITAS Y DESPUES LOS VE QUE SE COMPRAN CARROS, CADENAS DE ORO Y SE PONEN A OSTENTAR. DIGAME UNA BODEGA, PLACITA O CARNICERIA EN CUBA QUE NO ROBEN SI LA HAY LOS QUE TRABAJAN NO SON CUBANOS SON DE OTRO PAIS... ESA ES LA REALIDAD QUE TENEMOS Y POR ESO DIGO QUE TODOS SON UNOS LADRONES Y LO CONOCE DESDE EL DELEGADO HASTA EL JEFE DE SECTOR Y NO PASA NADA
 
 
#32 maidelys cabrera 02-06-2015 18:57
es realmente brumoso que exista tanta falta de respeto, pero la mayor parte creo que la llevan aquellos que se hacen participes de esta problematicas, los vendedores, los administradores que se hacen los de la vista gorda, los directores de entidades y/u organismos que no frenan lo que se encuentran en sus manos, ¿pues quien no sabes quienes son aquellos individuos que estafan descaradamente sin contemplacion ni decoro?. pero lo más triste es que esta problemática continua y continuara con vistas de agravo, si no se hace nada, si solamente nos dedicamos a plasmar problematicas y a no solucionarlas ¿para qué plasmarlas entonces, para que hacer ver lo que es tan obvio y que nadie soluciona?. ¿Qué es lo que hay que hacer para que se tomen medidas, para que se pongan en prácticas las regulaciones y medidas establecidas en nuestra legislación?
 
 
#31 fidel1321 02-06-2015 13:54
Dios les bendiga, La alteracion en el pesage en los agro, carnicerias en las bodegas, hasta a los enfermos les roban en las dieta, que degradacion del ser humano en estos tiempos de los principios eticos morales se ha degradado tanto que da verguenza ver lo que esta pasando en este pais. saludos
 
 
#30 9No bate 02-06-2015 13:24
Hace poco compre una pesa digital de mano en TRD y cada vez que salgo con ella tengo lios con los vendedores, los mas honestos te tumban un cuarto de libra, en una carniceria tenian una pesa digital tambien alterada al reclamarle me dijo que era la mia la mala, para comprobarcelo pese una cajita de pure de tomate de importasion y cuando la peso el en su pesa salto la diferencia de un cuarto de libra, la cajita trae el peso exacto que dice el recipiente, se tubo que callar la boca, cuando compras papa por cada 5 libras te tumban una libra y un cuarto. QUE CLASE DE DESCARO.
 
 
#29 Roque 02-06-2015 09:53
Recientemente escuché una queja que en el Agromercado que está en Sol y Habana cuando el cliente acude a la pesa de comprobación, el mismo que despacha es quien va a la pesa y siempre con productos dejados de incluir para completar el peso.
 
 
#28 PISCIS 2015 02-06-2015 09:08
Esto es un problema a nivel de nación, las pesas están alteradas y los discos los barrenan, el mes pasado fui a la bodega EL Lazo de Oro, ubicada en la ciudad de Matanzas a coger la minidosis de mandados que te dan y resulta ser que de las 7 libras arroz (adicional y cuota) me habían robado una libra o sea me despacharon 6, le reclamé a la dependiente y le demostré la adulteración de la pesa, y me tuvo que reponer el arroz, claro ojalá todos los cubanos conozcamos de pesaje, ahora ¿Por qué no sustituyen esas pesas antiguas por digitales con pantalla visual al consumidor?, seguimos arando con bueyes viejos, cuando llegará el tractor, este tema es a diario, si vas a la casilla ni se diga, la puñalada es mortal, entonces vemos a los bodegueros y casilleros que comienzan con una bicicleta y ya tienen un lada, existe en el codigo penal un delito que se denomina enriquecimiento ilícito ¿porque no se aplica a estos oportunistas y estafadores del pueblo?, de los inspectores ni hablar, tienen miopia y cataratas no ven nada a su alrededor, por gusto perciben un salario y no resuelven nada, al contrario se benefician y con este actuar estan cayendo en otro delito que denomina cohecho. Hasta cuando el pueblo va a tener que seguir soportando estas barbaridades, que están a la vista de todos aquellos que de una forma u otra están para enfrentar y combatir este engaño, prestemoles especial atención a este tema tan delicado, que hoy en dia se puede convertir en una gran tragedia
 
 
#27 Dalia 02-06-2015 07:49
Una medida sencilla: exigir que el vendedor debe tener balanza digital (y pautar el tipo de balanza para que no compren la que se les antoje) o no puede vender. Con la cantidad de dinero que tienen se la pueden comprar. Y despreocúpense, que las traen de USA, Panamá, de la Conchinchina. Eso lo puede regular el organismo competente. Igual se puede exigir que el que manipule alimento debe usar guante, gorro, pasar examen médico de dermatología para que le revisen las uñas (micosis), etc.
 
 
#26 xCuba 02-06-2015 06:49
Si se observa es un artículo visto por más de 3000 lectores y solo pocos comentarios 0.63%, lo que denota la frialda del mismo, no crítica con la fuerza q merece el problema, y donde es claro q la culpa la tiene el estado q se limpia las manos con el tema como con muchos otros, las pesas q existen en casi todos los mercados cubanos son muy antiguas y en la mayoría de antes del triunfo revolucionario, xq el estado no hace una pequeña inversión y compra pesas digitales de mesa, obligando a los trabajdores de mercado a comprarlas como requisito indispensable para ejercer su actividad, punto solución al tema, y el pueblo se siente protegido por el estado.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar