miércoles, 18 septiembre 2019, 11:25
Jueves, 14 Mayo 2015 06:00

Atletismo cubano: Predecir rumbo a Toronto y Beijing… he ahí la cuestión

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(5 votos)

La legión atlética irá por el mejor rendimiento posible, ese que tradicionalmente nos catapulta o afianza en la segunda plaza del medallero en la cita multideportiva continental.



Tanto Alberto Juantorena como Jorge Luis Sánchez, presidente de la Federación Cubana de atletismo y comisionado nacional, respectivamente, coincidieron en que dar un pronóstico puntual de títulos de cara a los Juegos Panamericanos de Toronto, en este minuto se antoja harto difícil.


En cambio, ambos gurúes aseguraron que la legión atlética irá por el mejor rendimiento posible, ese que tradicionalmente nos catapulta o afianza en la segunda plaza del medallero en la cita multideportiva continental.


Ese y otros tópicos devinieron medulares en la conferencia de prensa que manejó las proyecciones de cara al 110 aniversario de la primera competencia oficial de atletismo en Cuba, —el 3 de diciembre de 1905 en el área que hoy ocupa el hospital materno América Arias—, contexto en el cual Sánchez puntualizó que 121 atletas de nuestro país poseen las marcas requeridas para inscribirse en la nación de la hoja de Maple. Claro solo hasta los dos mejores exponentes de cada prueba podrán en definitiva aparecer en las listas de salida.

Históricamente Estados Unidos (279 oros-229 platas y 157 bronces) encabeza el medallero, por delante de Cuba (127-117-104) y Brasil (56-45-59), lógica radiografía al pedigrí a este lado del Atlántico.

Sin embargo los ‘monstruos’ norteños por lo general declinan de asistir a la cita continental, fenómeno que también se ha extrapolado a Jamaica y algunas individualidades de otras naciones, especialmente representantes caribeños del área de velocidad, quienes tensan sus músculos en otros escenarios más lucrativos como el periplo de la Liga del Diamante, realidad para nada despreciable.

Amén de semejante panorama, nadie dude que esos tres punteros  concentrarán el fuego que se desatará en Estadio de Atletismo Panamericano-Parapanamericano CIBC de la Universidad York, instalación que acogerá el certamen de campo y pista de esta XVII versión de fiesta multideportiva de América.

De vuelta al ojo del huracán y para esbozar con un poco más de precisión por donde pudieran correr aguas doradas un estudio realizado a las últimas cinco ediciones de las citas multideportivas continentales arrojó como promedio 13.33 cetros para los nuestros en versiones fuera del verano y 9.33 en etapa estival. El ejemplo más fiel y reciente fuera de calendario atlético riguroso, las 18 coronas conseguidas en Guadalajara 2011, aventajando a Brasil (10-6-7), Estados Unidos (4-8-5) y México (4-4-2) precisamente.


alt

En este minuto ya los nuestros andan desafiando cronómetros y cintas métricas en busca de la forma óptima, potencialidades que en varios casos medirán extra fronteras.

Así ya el vallista corto Yordan O’Farrill se aseguró visa a la lid universal de Beijing y los Olímpicos de río con sus 13.40 de Guadalupe. Daylenis Alcántara clavó sus pinchos en 14.02 en Saint Martín y este viernes, además de la presencia del recordista nacional de triple salto Pedro Pablo Pichardo (17.94 metros) y la discóbola Yaimé Pérez (63.35) en la apertura de la Liga de Diamante, en Doha, los también lanzadores de disco Jorge Fernández (66.50) y Denia Caballero (67.87) dispararán el implemento en la urbe alemana de Halle.

Arrancada de una ruta crítica bien intensa para las principales cartas del Deporte Rey en la Mayor de las Antillas, quienes en lo doméstico tendrán los días 26, 27 y 28 próximos la Copa Cuba-Memorial Barrientos, escenario crucial para que aquellos que no están entre los 16 agraciados con pasaporte al Mundial de Beijing, persigan registros clasificatorios.
Este fin de semana habrá mucho movimiento, con el Rafael Fortún en Camagüey, el Aurelio Janet de lanzamientos en Las Tunas, y el José Godoy in Memoriam de saltos verticales, acá en La Habana.

PICHARDO Y YARISLEY… NUESTRAS CARAS-ÍCONOS

Otro punto de coincidencia entre Juantorena y Sánchez giró en torno a la figura del triplista Pedro Pablo Pichardo: “Su principal batalla es contra él mismo”, aseveró el doble monarca olímpico de Montreal 1976 y miembro del Comité ejecutivo de la IAAF. “cuando se convenza de que tiene para ser el mejor del mundo olvídense de Teddy Thamgo, ni ningún otro saltador”, espetó.

Justamente el estirón de 17.94 del santiaguero Pichardo (nacido el 30 de junio de 1996), sacudió el entorno atlético el pasado viernes. La cota, materializada en el Estadio Panamericano —tras tres mediciones oficiales para reducir al máximo el margen de dudas―, además de quebrar los anteriores 17.85 de Yoelbi Quesada (agosto de 1997), le confiere visado mundialista y olímpico.

Discípulo de Daniel Osorio, con 1.85 metros de estatura y 76 kg de peso, la marca de pichardo clasifica como la sexta mejor de todos los tiempos, relación encabezada por el británico Jhonatan Edwards (18.29).

Precisamente, al igual que Edwards y la mayoría de los triplistas estadounidenses, Pichardo, subcampeón del orbe en Moscú 2013 gracias a 17.68, depende exclusivamente de la velocidad que le imprime a su carrera de impulso (consta de 15 pasos con dos previos de péndulo). Ataca la tabla de forma explosiva en busca de un brinco (primer paso que oscila entre 6.40-6.60 metros) sólido. Si logra complementarlo con una idónea coordinación de brazos y piernas durante el paso, especialmente con la entrada del pie de péndulo, los metros caerán a sus espaldas. Eso sí, aún le resta mejorar la técnica durante el vuelo. Indiscutiblemente la carrera es su factor X de éxito.


alt


Yarisley Silva: Sin remilgo alguno, constituye en este minuto uno de los referentes del deporte cubano. Justamente Guadalajara 2011 marcó su punto de despegue supremo, con aquel triunfo soñado y sus 4.75 dorados sobre la brasileña Fabiana Murer.

En este instante la hija pródiga de Alexander Nava intenta retomar la confianza y dominar cada detalle milimétrico de su técnica, lo cual se traduce en estabilizar su agarre sobre los 4.30 metros, sacarle el mayor provecho a sus 14 pasos de carrera, igualmente su principal virtud, y coordinar potencia en el despegue con la postura idónea durante el cruce de la varilla, la que ha logrado burlar sobre 4.90, pese a sus 1.61 metros de estatura y 62 kg de peso, talla que esencialmente no se considera ventajosa para pertiguista alguna.

La garrochista pinareña ha hecho caso omiso a todo eso, y en cualquier competición donde aparezca inscrita es temible. Así asaltará Beijing, para calibrar su estado en la segunda parada de la Liga del Diamante (17 de mayo). Con las estadounidenses Jennifer Suhr y Mary Saxer, y la propia Murer, la batalla de Toronto tendrá clase universal.

Visto 2574 veces

Comentarios  

 
#4 Yolimar 15-05-2015 11:16
Bueno los extremos nunca son buenos, yo diría que hay de todo, es cierto que en el atletismo por determinadas cirscuntancias las estrellas más grandes no asisten, en especial de EEUU y Jamaica, pero otros paises si los llevan, pero no como competencia fundamental sobre todo si tienen un mundial detrás, ejemplo: México, Brasil, Colombia, Argentina etc. Ha pasado muchas veces que las marcas de los atletas cubanos son superiores en los panamericanos que en el mundial y se han quedado sin medallas en este último evento, si sus marcas fueran pareceidas a la de los panamericanos hubieses sido medallistas en la cita del orbe y eso no deben perderlo de vista los que dirigen el atletismo a nivel nacional. Hay otros casos que alcanzan marcas de nivel mundial un año de forma estable y después se desaparecen del panorama y ni se aceran a esos registros, en mi opinión porque no se preservan y participan en muchas competiciones tratando de estar al tope y eso es un error, causándoles lesiones u agotamiento físico, por ejemplo el pertiguista de la rama masculina y estuvo entre losprimeros a nivel mundial,
 
 
#3 pABg0nZ 14-05-2015 14:40
Murer perdió en los Panamericanos de 2011 porque al contrario de Cuba su competencia principal fue el mundial y allí las venció a todas con una supermarca, en los Panamericanos al final de temporada ya no tenía gasolina.
No me interpretes mal, me alegré por Yarisley, sobre todo porque confirmó la que era en aquellos tiempos su mejor marca personal, pero quiero decir que ningún país como es lógico, le da tanto valor a los Panamericanos como lo hace Cuba, porque en un mundial o en unos Juegos Olímpicos está la crema, mientras que de la mayoría de los países de la región no están los mejores en los Panamericanos o van solo de paso.
Vencer siempre es bueno para la autoestima, pero en las estadísticas solo aparecen las marcas de los Panamericanos si alguien hace allí su mejor marca del año. Los Juegos Panamericanos no tienen ningún valor para las estadísticas ni mucho menos para el palmarés de un atleta.
Roxana Díaz de Cuba derrotó en 2003 en los Panamericanos en la final de los 200m a una inexperta corredora estadounidense, una tal Allyson Felix. Nadie me va a decir que por ello Roxana Díaz es mejor que Félix, que ha sido campeona mundial y olímpica y todo el mundo habla de ella, ahora me gustaría saber ¿quién fuera de Cuba conoce a Roxana Díaz y escribe de ella en la prensa especializada? y si no me equivoco ganó dos Panamericanos seguidos. A los Panamericanos Felix fue a ganar experiencia, quizás así se ganan el derecho a alguna beca, o quién sabe, por qué van algunos atletas de los EE.UU.
Yo diría del lobo aunque sea un pelo, mejor ganar unos Panamericanos que nada, pero a la hora de la verdad hay que tener bien claro, que esos juegos no significan nada y nadie de nivel los toma como competencia principal del año.
 
 
#2 cubano-cubano 14-05-2015 12:12
Amigo: ganarle a fabiana Murer en cualquier competencia, claro que tiene meritos, pregunte cuantas lo hacen en el año, ella es de primer nivel.
Y claro, una medalla mundialista tiene mas valor por el tipo de competencia, pero a veces sucede que gana un mundial sin algunos de los monstruos y te topas en otra a esa gente, entonces, la menosprecias?
 
 
#1 pABg0nZ 14-05-2015 08:27
Yo no creo que Suhr vaya a Toronto no es típico de los atletas del máximo nivel desperdiciar su esfuerzo en una competencia regional y con un mundial en el mismo año que es crucial para su aval deportivo y más el dinero.
En el caso de Murer, probablemente sí vaya por demostrar al mundo que es mejor que Yarisley, el año antes de sus Juegos, pero pienso que su competencia principal es el mundial, así que la posible medalla de oro de Yarisley, no tendría el mismo valor que una de plata o de bronce en el mundial.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar