lunes, 16 septiembre 2019, 04:46
Jueves, 02 Febrero 2012 15:40

Un hasta siempre a la Sara nuestra

Escrito por  Alexei Padilla, para Cubasí
Valora este artículo
(2 votos)

Su voz le puso una buena dosis de sabrosura a la canción para los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), compuesta por Eduardo Ramos.

 

¿Qué cubano nacido durante las más de cinco décadas de proceso revolucionario en Cuba no creció escuchando de cuando en vez la voz de Sara González? La Gorda supo con su calidad artística, simpatía y firme personalidad ganarse el cariño y respeto de la mayor parte del pueblo.
 
En los difíciles años noventa, cuando en Europa del Este caían los paradigmas de lo que entonces se consideraba las expresiones más avanzadas del socialismo, y al mismo tiempo (en que) el Imperio recrudecía el cerco económico y político contra nuestro país, Sara reiteró su apoyo irrestricto a la Revolución y a Fidel.
 
La recuerdo cantando frente a cientos de miles de jóvenes reunidos en la Plaza de la Revolución. Esa noche lució una de aquellas cintas en las que se podían leer consignas revolucionarias.
 
Sara supo, como nadie, transmitir en sus canciones la fuerza, la pasión y el espíritu patriótico de los cubanos. Composiciones emblemáticas como La Victoria y La Muerte son tan conocidas como el más clásico de los sones.
 
Incluso su voz le puso una buena dosis de sabrosura a la canción para los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), compuesta por Eduardo Ramos.
 
El 30 abril del pasado año, Sara visitó por última vez el Campamento Internacional Julio Antonio Mella (CIJAM) para compartir con los más de 200 integrantes de la VI Brigada Internacional Primero de Mayo. Cumplía así la invitación que le hizo Kenia Serrano, presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP).
 
Acompañada por los también trovadores Marta Campos y Ángel Quintero, la Gorda nos regaló una descarga de ensueño. Bromeó, compartió con nosotros pasajes jocosos de su vida y recordó los bellos momentos que vivió en el CIJAM junto a amigos de todo el mundo.
 
Durante el diálogo pidió a los amigos de Cuba que no cejaran en la lucha para poner en libertad a los cinco antiterroristas cubanos.
 
"Yo sé que todos ustedes están esperando aquí a que yo cante La Victoria, así que ¡allá va eso!" Once días antes los cubanos habían celebrado el 50 aniversario de la primera derrota del imperialismo en América.
 
Luego junto a Kenia, Marta y Angelito recorrió algunas de las áreas del campamento y manifestó su asombro por las transformaciones que apreció. "Yo me acuerdo que antes todo esto era de palo", nos dijo.
 
Una de las sorpresas que recibió aquel día fue la inauguración de un mural dedicado al medio siglo de los acontecimientos de Playa Girón, cuyo elemento central era la letra de la canción La Victoria.

Visto 4215 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar