sábado, 17 noviembre 2018, 04:20
Jueves, 30 Abril 2015 05:00

El desfile de la dignidad

Escrito por  Yuris Nórido / CubaSí
Valora este artículo
(8 votos)

Más de sesenta mil médicos y enfermeros cubanos abrirán el tradicional desfile por el Día Internacional de los Trabajadores en la Plaza de la Revolución. Ese es el más noble de los contingentes cubanos…

Nadie mejor para abrir la tradicional concentración por el 1ro de mayo en la capitalina Plaza de la Revolución. Más de sesenta mil médicos, enfermeros y laborantes de la salud pública cubana encabezarán el desfile por el Día Internacional de los Trabajadores.


Tendrán que levantarse temprano. O no acostarse en la noche del jueves 30. A la una de la madrugada comenzará la movilización. A las cuatro ya deben estar organizados los bloques. Cuando salga el sol, estarán desfilando.


En la primera línea, los integrantes del Contingente Henry Reeve, protagonistas de una de las más grandes gestas del pueblo cubano: el apoyo solidario y desinteresado a países afectados por situaciones de desastres y graves epidemias.


Es el personal que este año fue a varios países de África a combatir el ébola, que antes estuvo en Haití durante el terremoto, el que ha estado en Angola, Chile, Pakistán, Guatemala… Los que estuvieron dispuestos a viajar a los Estados Unidos después del Katrina.


Cierta lógica no alcanza a comprender la dimensión humanista de ese proyecto.


Para ciertos voceros, el actuar de estos médicos está motivado por el interés, por el “placer” de salir de Cuba, por la remuneración monetaria. Para ciertos círculos políticos, el contingente es una estrategia propagandística de la Revolución.


Lo cierto es que el personal médico cubano ha estado siempre en la primera línea, en situaciones de riesgo, junto a los necesitados. Y sin demandar los altos salarios y las especiales condiciones de seguridad que reclaman algunos profesionales del primer mundo.


En la más reciente de las misiones, en los países afectados por el ébola en África, los cubanos dieron un ejemplo extraordinario de solidaridad, reconocido por varias autoridades internacionales.


Cierta prensa se deshizo en especulaciones. Le importaba el monto de los salarios, las “desesperadas razones económicas” por las que viajaban los médicos. Aseguraba que los colaboradores iban a un viaje sin retorno, que no podrían regresar a Cuba si enfermaban.


Pocas veces se habló de altruismo, de generosidad, de responsabilidad.


Nadie se embarca en una tarea tan arriesgada solo por recibir un salario (y que conste que esos médicos y enfermeros merecen todo el dinero de sus contratos, sin discusión).


Hace falta, primero que todo, una extraordinaria vocación de servicio, un compromiso con la Humanidad.


Muchos de ellos están en Cuba, después de finalizar esa misión honrosa. Ahora mismo, esos son los mejores embajadores de Cuba.


El aporte de este país nunca podrá ser de grandes recursos financieros. Nuestro principal potencial siempre será humano. Es el vínculo más estrecho con el que sufre, la más noble de las expediciones.

FOTOS: Aday del Sol y M. H. Lagarde

Desfile del 1 de Mayo del 2014

mardepueblo1demayo



fidel-en-el-desfile1mayo201

plazarepleta1demayo


http://test.cubasi.cu/congadesfile1mayo


plazarepletacolmenita


raulcastrodesfile


gerardodesfile


capotedesfile1demayo


alt


desfile1demayoetecsa


vladiadesfile

plazarepletahpmm

Visto 3112 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar