viernes, 20 julio 2018, 04:37
Viernes, 10 Abril 2015 01:17

MIRAR(NOS): Manipulación, en la cuerda floja la integridad moral

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para Cubasí
Valora este artículo
(21 votos)

Hablo de manipular situaciones, extorsionar conversaciones y voltear la tortilla a nuestra conveniencia… para que se dore más por la parte que vamos a comer.

 

La mentira, el engaño y la manipulación rompen toda confianza
(Proverbio antiguo)

 

Con atraso he visto la película “La linterna roja”. Investigando un poco me he percatado que de haberla visto en el año de su creación, a mis escasos dos años, no hubiera atesorado elementos contundentes.

 

La cinta relata cómo transcurren los días en la casa Chen donde, de diferentes maneras, cuatro concubinas pugnan por el favoritismo de su señor. En una intensa lucha por gozar de privilegios esas mujeres caminan sobre la cuerda floja de la integridad moral.

 

Mirándola me he puesto a pensar en lo que manipulación es y lo que representa para cualquier persona involucrada en cualquier tipo de relación legitima.


 
En este punto debo aclarar que no fue únicamente ese filme, del inigualable realizador Zhang Yimou, el detonante para que escribiera sobre el supremo arte de manipular.

 

Se me ocurrió también a partir de una conversación que escuché mientras me dirigía al trabajo. No pongan mi nombre y seguido de dos puntos el adjetivo “chismosa”. En este punto siento decir que la gente no se mide para publicar sus intimidades en espacios públicos, tan libres nos creemos que vendemos cuestiones secretísimas en cualquier sitio.


 
A oídos de todos, una muchacha contaba a su compañera de viaje lo siguiente (a partir de aquí reproduzco tal cual lo escuché): “Yo si no estoy pa´eso. La juventud se paga querida, el día que jdkskdjksjdk deje de darme gustos tunturuntun y bye bye.”

 

No quedó claro que jdkskdjksjdk fuera la pareja oficial de aquella rubia repleta de brillo a las 12 del día, sin embargo al parecer si es alguien que goza de los favores de aquella joven y a cambio la remunera.

 

Apuesto a que en cualquier contexto yo hubiera escuchado un parlamento semejante. Carencias de muchas clases han dilapidado momentos de espiritualidad, aunque no digo que sea la norma.

 

Lamentándolo mucho no es el único caso. Muchísimas veces también dentro del matrimonio es usual el “negocio” de emociones, el intercambio autorizado por las partes contrayentes.

 

Ayuno sexual sufren quiénes se niegan, por diversas cuestiones, a complacer a su pareja. Cierto que a veces es preciso ceder señores, el otro también tiene necesidades y al cuerpo hay que darle lo que el cuerpo pide pero… ¿a cambio de qué?

 

A cambio de nada, no pueden existir change sentimentales. Debiera estar penado en la constitución que alguien ponga un requisito para entregarse a su otra mitad. No me circunscribo a quiénes lo hacen por trabajo que ya esa es harina de otro costal.


 
Hablo de manipular situaciones, extorsionar conversaciones y voltear la tortilla a nuestra conveniencia… para que se dore más por la parte que vamos a comer. La única ventaja de que debiera hablarse cuando de pasión se habla es justamente esa, la pasión implícita y recíproca entre dos seres humanos… con plenitud de facultades físicas y mentales para dar y recibir amor.

 

En el filme de Zhang Yimou, la envidia, la traición y una de sus variantes la mentira devienen protagonistas de la trama: tan meticulosamente elaborada que no da oportunidades al receptor para que avizore un final feliz.

 

Con otro collar el mismo perro nos muerde en el siglo XXI, tan acostumbrados estamos que ni nos percatamos de que a nuestro alrededor también se prostituyen caracteres, todas vez que se permutan formas de pensar y peor aún… de vivir.

Visto 4392 veces

Una exposición ha abierto sus puertas en territorio azteca. Le parecerá ridículo mi comienzo porque todos los días en todos los lugares del mundo abren exposiciones al público.

¿Sabía Ud que las mujeres no distinguen diferencias entre los orgasmos del clítoris y los vaginales?

Lo bueno del sexo, y lo sé ahora, es que resulta recargable. No mire esta crónica con cara de pescado en tarima, el sexo no se agota aunque nos agote...

Aproximadamente 1500 personas rellenaron un cuestionario con sus predilecciones en las temáticas sexuales. Entre el 50 y el 60% de las encuestadas querían recrear...

Usted tiene la oportunidad de proponernos los temas que quisieran conocer, así como comentarios sobre aquellos que les pongan las neuronas intranquilas. Cada viernes la cita es en esta sección y el pretexto es Mirar(nos).

Comentarios  

 
#5 mailo93 24-04-2015 09:26
gracias, me haces recuperar la confianza en la humanidad
 
 
#4 REALIDAD 23-04-2015 08:30
tu articulo es muy bueno, con pocas palabras y sencillez, expones la realidad
muchas personas dicen que el matrimonio es un contrato tanto en el amor como en los negocios, pero una persona que está con otra por estar bien materialmente y satisfacer sus compras es otra forma de prostitución pero muy finamente tejida, sino ya veras cuando el otro empiece a exigir ej> mi amor yo te lo doy todo para que me satisfagas o hagas lo que yo te pido sin importar si la demanda de lo solicitado es del agrado de la pareja, entonces es entrega por amor o por lo que dije anteriormente..
 
 
#3 liliana 15-04-2015 15:48
me parece interesantísimo esta sección, la vengo siguiendo hace algunas semanas y hasta ahora todos sus temas me han resultado muy bien comentados. muy bien en estos tiempos donde se ha perdido la chispa a la hora de tratar estos temas, y vienen siempre con el mismo discurso. este, genial, analizado desde diferentes ángulos. pulgares arriba para "MIRAR(NOS)"
 
 
#2 vca 14-04-2015 16:17
Muy buen artículo Liz, como siempre, aunque es válido aclara que no se habla de la prostitución que como bien dices es harina de otro costal, se habla de las personas que no se prostituyen pero que se venden igual a sus parejas, relaciones donde media el interes, muy de modas en nuestra sociedad, donde se venden principios y moral por sexo...creo que es un cancer que hay que combatir, y que los medios deben ponerse en este frente, porque en ninguno sale nada al respecto, creo que ya nadie recuerda o a llegado a conocer que cosa es AMOR, porque la tendencia es a esto que hablas, y es lo que estan viendo nuestros adolecentes, nustra juventud, nuestros niños...así que que será de nuestra sociedad en este sentido en los tiempos futoros? Queda mucha tela por donde cortar...
 
 
#1 Leandro 10-04-2015 09:39
Muy buen artículo. Pone bien claro el dedo sobre la llaga de la prostitición del cuerpo y el alma. Un dilema del que sólo nos puede sacar el luchar con lo mejor de nuestros valores morales y éticos. Ahora tambié hay que curar la moral y la ética, así como los mejores valores de la sociedad cubana, muy heridos todos por los cambios profundos que han ocurrido en Cuba, y no todos para bien.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar