jueves, 24 mayo 2018, 09:48
Jueves, 26 Marzo 2015 04:23

MIRAR(NOS): Del orgasmo y otros dulces demonios

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para Cubasi
Valora este artículo
(18 votos)
¿Sabía Ud que las mujeres no distinguen diferencias entre los orgasmos del clítoris y los vaginales?

 

El mayor premio del periodista, desde mi perspectiva, se relaciona con el hecho indiscutible de cada día aprender algo nuevo. A pesar de uno mismo, aunque no lo quieras, una avalancha de información se te viene encima diariamente sin previo aviso. Como es natural se discriminan datos, pero el cerebro humano es como es y el efecto latente recepciona hasta detalles basura, mal que le asiente a tu memoria interna (la mía de 512 MB).

 

De esta suerte mi ojo avizor se concentra en concepciones  que me ayuden a conformar estas crónicas. Y en ese punto, paranoias aparte, supongo que si alguien monitorea mis motores de búsqueda se sorprenderán no tanto por lo que espero encontrar como por lo que encuentro. La World Wide Web tiene ese detalle. Como todo el mundo publica no es de extrañar que aparezcan hasta testimonios de experiencias sexuales tan detalladitas que pueden sacarle los colores a cualquiera.

 

Así me he enterado que la primera referencia al orgasmo, bibliográficamente hablando, se remonta a la Antigua Grecia. En territorio helénico al menos públicamente era un privilegio de los hombres, de hecho aquel que ayudara a su esposa en el alcance del clímax, era considerado impotente.


Un poco más adelante, en el medioevo, los tabúes en torno a lo sexual se ubicaron en la otra parte de la balanza respecto a los conceptos de moral imperantes en la época. Que una mujer siquiera mencionara la palabra orgasmo provocaba en clérigos y laicos la misma reacción que cuando se hablaba de posesión demoníaca.

 

Ya en el siglo XIX se publicaba en la literatura médica el término orgasmo femenino, incluso llegaba a describirse como un requisito indispensable para alcanzar la concepción. Diferentes latitudes acuñaron terminologías, como Francia que le llamó “la pequeña muerte”.

 

La asunción de la sexualidad, la desmitificación de la relación sexual y en consecuencia del orgasmo hizo su entrada triunfal en el siglo XX. Diferentes estudiosos explicaron procederes, desde el punto de vista más científico.

 

Entre todos los nombres pasó a la historia el de Sigmund Freud como padre del psicoanalismo, al orgasmo Freud no prestó demasiada importancia. Fue su alumno Wilhelm Reich quien investigó las capacidades humanas para llegar al clímax e incluso la función de este para nuestro organismo.

 

Porque señores, científicamente están probados los innumerables beneficios muchísimo más allá de la liberación de tensiones y el relajamiento muscular que propicia.

 

Nada nuevo debajo del Sol, hasta ahora todo lo dicho es harto conocido. Sin embargo lo que viene  a continuación quizás sí sea completamente novedoso.


¿Sabía Ud que las mujeres no distinguen diferencias entre los orgasmos del clítoris y los vaginales? ¿Es de su conocimiento que una mujer puede no llegar al clímax y eso no necesariamente está vinculado a la capacidad de su hombre o a algún problema en ella?

 

La anorgasmia, que es como se denomina este tipo de impedimento, es común tanto en hombres como en mujeres, y en el caso de ellos es preciso aclarar que no guarda ninguna relación con disfunciones eréctiles o problemas de eyaculación. La edad no tiene nada que ver aquí pues entraditas en años mis congéneres pueden “tocar el cielo”.

 

Sabido es que las mujeres somos seres bipolares que pasamos con facilidad espantosa del amor al odio, del respeto a la confianza. A la hora de la hora una mujer necesita sentirse, sobre todo, deseada. En el sexo, como en la guerra, todo vale… todo es lícito. En la medida que se conozcan, las dos partes encontrarán mayor confort aunque eso no necesariamente sea un canon inamovible.

 

Puesto que nadie es igual a nadie lo que me gusta no tiene porque gustarle a Ud que lee. Pero sí es importante que mi novio sepa lo que me gusta so pena de que me quede en primera base y pierda la oportunidad de darle la vuelta al cuadro con un homerun a las mallas.

 

Todavía existen mujeres tímidas, que apenas hablan de sexo con sus parejas cual si todavía viviéramos en el Medioevo. Con avidez buscan este tipo de crónicas en la red de redes, la abren en una esquinita de la pantalla para que nadie se entere, para que nadie las encuentre en la supuesta falta de estar actualizadas también en materia sexual. Existen, se lo aseguro.

 

Para ellas supongo que yo sería enviada a la guillotina por mi propuesta de hablar sin tapujos sobre los temas que sexualmente nos inquietan.


Cada persona es un mundo y cada maestro tiene su librito. Desde esta esquina que propicia cada viernes el portal Cubasí le invito enterrar conceptos decadentes que ya tuvieron sentido… en la época de mis tatarabuelos. Avance de acuerdo al contexto que impone esta cotidianeidad tan nuestra, situada para más señas en 2015.

Visto 9312 veces

Lo bueno del sexo, y lo sé ahora, es que resulta recargable. No mire esta crónica con cara de pescado en tarima, el sexo no se agota aunque nos agote...

Aproximadamente 1500 personas rellenaron un cuestionario con sus predilecciones en las temáticas sexuales. Entre el 50 y el 60% de las encuestadas querían recrear...

Usted tiene la oportunidad de proponernos los temas que quisieran conocer, así como comentarios sobre aquellos que les pongan las neuronas intranquilas. Cada viernes la cita es en esta sección y el pretexto es Mirar(nos).

Comentarios  

 
#17 Judith 05-05-2015 13:01
Pienso que si todos nos despojaramos de tabues y nos mostremos tales y como nos gusta vernos, sería genial. Dar conocimiento a nuestra pareja sexual de nuestros puntos y gustos preferidos nos hace más plenos en el sexo. Además las parejas fueran menos propensas a los cambios de pareja, valga la redundancia; pues poco a poco dandonos a conocer nos vamos haciendo imprescindibles para el disfrute el uno del otro. La vida sexual es tan infinita como la queramos hacer, disfrútenla. Solo nos dan una vida y para este acto de magia, solo hace falta un recurso: el deseo
 
 
#16 tito 03-04-2015 10:43
He disfrutado el tema, ah debo decir, que mi pareja y yo, disfrutamos muchos la masturbación de ambos, en lo particular me gusta mucho ver su rostro y su cuerpo sudado por las sensaciones que algunas veces, ella misma es quien se las incita.
 
 
#15 paloma 31-03-2015 09:33
Periodista, si eres de mente abierta y te llega tanta información, escribe dando ideas de como las personas que padecen de anorgasmia, pueden mejorar o resolver su problema, no sé algunos truquitos, algo de toda esa información que dominas; y por favor que el consejo no sea "Consulte un especialista". Demuestra que estás en el siglo XXI.
 
 
#14 Lisetq 30-03-2015 14:16
Excelente artículo, creo que no hay un solo comentario que refleje lo contrario. Es hora que las mujeres dejemos atras esos tabúes, que a la larga solo nos perjudican a nosotras mismas. Seamos más naturales y menos cohibidas, hablemos con el corazon en la mano y nos irá mejor en la relación de pareja.Muchas veces las mujeres tenemos temor a hablar de estos temas con nuestra pareja. Alguna se ha puesto a pensar en cómo sería su vida sexual si su pareja sabe qué le gusta, qué no le gusta? Piensenlo mujeres. El hombre no es una máquina que adivina.
Repito, me encanta la columna y la sigo siempre. Aprender nunca está de más, y aqui, aprendemos.
 
 
#13 guisver rolando 28-03-2015 10:55
buen articulo es cierto y no solo las mujeres algunos hombres tambien se cohiben de hablar de sexo, de esos quedan poco en nuestra sociedad... saludos
 
 
#12 Marie 27-03-2015 10:26
Para Laura: Depende de donde quieras salir para ver a Kcho. Por lo que conozco te sirve el PC, la 179 y la 69.
Con respecto al artículo, muy bueno, pero me uno al criterio de VCA; creo que Liz debería profundizar más. Puede que no sea médico y que no tenga por qué caer en detalles, pero también es cierto que la persona se queda inconclusa. Por mi parte siento que hace extenso el reportaje (que no deja por eso de ser bueno) pero que al final dice lo mismo: hablen de sexo con su pareja y dejen de tener tabúes.
 
 
#11 Yaque 27-03-2015 08:36
En lo personal a mi me gusto mucho ya que ese tema es muy importante para la juventud y los adolesente de hoy en día
 
 
#10 Joc 26-03-2015 16:34
Esto es lo último en producción Kcho ligado con orgasmos, jajajaj
 
 
#9 milita 26-03-2015 16:20
porque razon no puedo abrir los demas qe han salido en semana pasadas esta restringido?? es que pregunte y no es cuestion de servidor
 
 
#8 vca 26-03-2015 15:50
Exelente articulo, me he convertido en seguidor de este espacio, aunque creo que Liz debía profundisar más, escribir del tema en cuestión, no solo dejar al dialogo, creo que podía respaldarse en personal profecional de estos temas, instituciones y especialistas hay. que no sea solo poner conceptos y definiciones de la enciclopedia, esa es mi sugerencia, por lo demás este espacio debía tener primera plana en esta web, asi el intercambio de los lectores sería mayor, estos temas estan en falta para la juventud y los adolescentes, y a su vez son de vital importancia. como dije antes, buen articulo, pero puede ser aun mejor, ponl que tienes talento para eso.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar