miércoles, 11 diciembre 2019, 00:16
Lunes, 23 Marzo 2015 07:10

Guerra-Aguirre: ¿Fantasma del cinco en la Serie Mundial?

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(1 Voto)

En Dubai, sede de la segunda parada de la Serie Mundial de clavados, otro fantasma azul se adueñó de las aspiraciones de nuestra dupla de plataformistas sincronizados conformada por José Antonio Guerra-Jeinkler Aguirre.

 

La avalancha azul enmudeció… no solo en La Habana, el ensordecedor cántico de los hinchas de Industriales en el Latinoamericano, en el rincón más insospechado de Cuba, se ahogó.

 

Y en Dubai, Emiratos Árabes Unidos, sede de la segunda parada de la Serie Mundial de clavados, otro fantasma azul se adueñó de las aspiraciones de nuestra dupla de plataformistas sincronizados conformada por José Antonio Guerra-Jeinkler Aguirre. El del número cinco.

 

Los antillanos volvieron a recalar en la posición que les deparó el estreno del imponente Cubo de Agua de Beijing hace una semana (353.58 puntos), amén de que esta vez su acumulado de 407.04 fue notablemente superior.

 

Según reflejó el sitio web de la justa Guerra y Aguirre estuvieron más ajustados desde los diez metros, con una secuencia aceptable en las  cinco rondas iniciales  54.60, 50.40, 76.80, 79.68 y 77.52. Sin embargo, su aspiración de escalar al podio de premiaciones, como otras tantas veces en las ediciones comprendidas entre 2009 y 2014 quedó trunca en el sexto salto —el de mayor grado de dificultad (3.6) —, ejecución en la que únicamente pudieron compilar 68.04 unidades, en lugar de un estimado entre 90-100, a tenor con la tabla que establece la proporción entre complejidad y calificaciones.

 

Entonces vieron emerger por delante de ellos del tanque a la pareja china de Yue Lin-Aisen Chen, capaz de repetir el vellocino de la fase de Beijing, ahora gracias a total de 484.23. a sus espaldas se colocaron los mexicanos Germán Sánchez e Iván García (426.27), quienes se vistieron de plata para superar el tercer escaño del Gigante asiático.

 

Las duplas de Alemania (415.20), con Patrick Hausding-Sacha Klein, y de Canadá (408.63), con Philippe Gagne-Vincent Riendeau, se adueñaron de la tercera y cuarta plazas, respectivamente.

 

El ranking de la Serie Mundial, luego de dos paradas, tiene como líder al dueto de ojos rasgados con 54 unidades, seguido de México y Alemania, empatados en el segundo puesto (45), en tanto que después se ubican Cuba, Canadá y Colombia, todos con 30, y cierra el listado Estados Unidos, con 18.

 

La próxima presentación de los antillanos acontecerá en Kazán, Rusia, sede que acogerá del 24 al 26 de abril próximo, la tercera vuelta de la Serie Mundial de Clavados de la actual temporada competitiva, muy provechosa en el cronograma de preparación rumbo a los Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá (del 10 al 26 de julio próximos).

 

MÁS ALLÁ DE RENDIMIENTOS

 

Para nadie es un secreto que en los últimos tiempos la preparación y resultados competitivos del dueto Guerra-Aguirre, ha transitado por cauces abruptos.

 

Al ya casi olvidado Complejo de Piscinas Baraguá se les sumó una situación de nomadismo en las albercas de la Ciudad Deportiva y digo nomadismo con total certeza, pues además de que el tanque de clavados del Coliseo carece de los requerimientos técnicos para enfrentar sesiones idóneas de entrenamiento, el área está sobreexplotada, dada la convergencia de todas las disciplinas acuáticas, cuestión que aunque pueda parecer trivial, atenta contra los niveles ideales de concentración de la atención durante ejecuciones y demás ejercicios según lo planificado.

 

Ante tales circunstancias la EIDE de Matanzas (se construyó un complejo nuevo gracias a un convenio con Canadá), se ha convertido en el cuartel general de nuestros ornamentalistas de la preselección nacional, quienes no han escapado a interrupciones para llevar a la par su docencia y otros inconvenientes relacionados con el alojamiento.

 

Tales condicionantes, sin pecar de justificativos, lógicamente han incidido en el hecho de que nuestro dueto de mayor prestigio no haya podido elevar la complejidad de su programa de saltos, al menos no a la par del resto de las duplas de la élite universal, con la cual ni siquiera, hasta el preciso momento en el que se descorrió el telón de la Serie, habían podido medirse… calibrar.

 

Pese a ello, con cada nueva incursión, van calibrando mejor los elementos técnicos y de sincronización de sus ejecuciones, indicador que de seguir manifestándose así, les auguraría la condición de candidatos a preseas en el pulso continental de Toronto, frente a aztecas, anfitriones, estadounidenses y las duplas de Brasil, Colombia y Venezuela, naciones que por Sudamérica pudieran ejercer algún tipo de presión.

 

A favor de los nuestros, curtidos en mil batallas desde las alturas, destacar que culminaron terceros en la edición del 2010 con 60 puntos, segundos en el 2011 avalados por 75, igualmente subtitulares en el 2013 gracias a 126, y un 2014 aciago, de una única comparecencia en el circuito de seis paradas y 15 rayas.

 

El 2015, además constituye año de Mundial de Deportes Acuáticos en Kazán, Rusia, entre el 24 de julio y el 9 de agosto. Mucho lloverá para ese entonces, confiemos en que puedan calibrar los nuestros, fieles a su pedigrí.

Visto 1497 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar